Costa Rica End-of-Term Report 2015-2017

IRM Report

In 2018, the Independent Reporting Mechanism (IRM) published the End of Term Report for Costa Rica's second action plan. The report covers the implementation of the action plan from July 2015 through June 2017.

In Costa Rica,findings from the IRM researcher Israel Aragón Matamoros, are summarized below:

"Costa Rica’s second action plan resulted in important improvements to the quantity of proactive information published by public institutions. Future efforts should aim to improve quality of information and address other open government values like participation. The IRM found positive changes in government practice toward inclusion of indigenous communities in decision-making processes on public policies that affect them."

And in Spanish:

"El segundo plan de acción de Costa Rica impulsó un aumento importante en la cantidad de información publicada proactivamente por instituciones públicas. Conviene ahora mejorar su calidad e impulsar más otros pilares de gobierno abierto como el eje de participación. El IRM encontró cambios positivos a favor de la inclusión de comunidades indígenas con voz y voto en las decisiones sobre políticas públicas que les afectan."

The version of the report for public comment is available in Spanish (with an English overview summary). The two-week public comment period closed on Friday 27 of April 2018.


Mecanismo de Revisión Independiente (MRI): Informe de fin de término de Costa Rica 2015-2017

Israel Aragón Matamoros, Investigador independiente

 

Overview: Costa Rica

Independent Reporting Mechanism (IRM) End-of-Term Report 2015-2017

Access to information improved during the second year of implementation. The government approved four decrees and five directives that resulted in an important increase in the quantity of proactive information published by public institutions. Future efforts should aim to improve quality of information and address other open government values.

Table I: At a Glance

 

Mid-term

End of term

Number of Commitments

23

Level of Completion

Completed

1

8

Substantial

8

8

Limited

12

5

Not Started

2

2

Number of Commitments with...

Clear Relevance to OGP Values

20

Transformative Potential Impact

2

Substantial or Complete Implementation

8

16

All Three ()

2

2

Did It Open government?

Major

2

Outstanding

1

Moving Forward

Number of Commitments Carried Over to Next Action Plan

4

       

 

The Open Government Partnership (OGP) is a voluntary international initiative that aims to secure commitments from governments to their citizenry to promote transparency, empower citizens, fight corruption, and harness new technologies to strengthen governance. The Independent Reporting Mechanism (IRM) carries out a review of the activities of each OGP-participating country. This report summarizes the results at the end of implementation for Costa Rica’s II Action Plan 2015-2017.

During the last 12 months of implementation there was progress in commitments. The Viceministry on Political Affairs and Citizen Dialogue, within the Ministry of the Presidency, continued to lead all open government initiatives at the national level.

The National Comission for Open Government (CNGA for its Spanish acronym), created in May 2015, seved as multi-stakeholder consultation and colaborative body for several commitments. However, its involvement focused on commitments of priority interest for civil society organizations that are part of the CNGA.

By the end of September 2017, the government had not published its self-assessment report nor the 2017-19 action plan. On September 15, the third action plan was made available for public consultation through the official open government website.

The draft III Open Government Action Plan for Costa Rica included a commitment to “Follow-up on commitments of the National Open Government Strategy”, building on four commitments from the second action plan and the following initiatives:

a)     Protocol for dialogue with sectors and populations.

b)    Transparency in management of infrastructure projects throughout the project cycle.

c)     Design and implementation of the Web File Commitment for recruitment within the Civil Service Regime.

d)    Follow-up on commitments with the Bribri-Cabecar Indigenous Network (RIBCA for its Spanish acronym).

 

Table 2. Assesment of Progress by Commitment

 

Commitment Overview

Specificity

OGP Value Relevance (as written)

Potential Impact

Comple-tion

Midterm

Did It Open Government?

End of term

None

Low

Medium

High

Access to Information

Civic Participation

Public Accountability

Technology & Innovation for Transparency & Accountability

None

Minor

Moderate

Transformative

Not Started

Limited

Substantial

Completed

Worsened

Did Not Change

Marginal

Major

Outstanding

1. Open data policy

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Executive Order of Transparency and Access to Public

Information

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Access to Public Information Bill

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Informative directory of public agencies and their profile

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5. Guidelines for document and file management

 

 

 

Unclear

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6. Implementation of Act 8220 on Excessive Paperwork

 

 

 

Unclear

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7. Technological platforms for open government

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8. Strengthen Costa Rica Mi Futuro, the National Platform for Social Innovation, and SIEC

 

 

 

Unclear

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9. Transparency Index of the Public Sector

 ()

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10. Reports of completion with internal audits ()

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11. Regulatory reforms against corruption

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12. Transparent selection of public

officials

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

13. Transparent processes for

infrastructure project management

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

14. Development and

dissemination of citizen rights in

the context of open government

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

15. Training of public officials in

citizen service

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16. Protocol for dialogue with sectors and populations

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

17. Policy for civic participation in judiciary processes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

18. Civic Labs

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

19. Justice Hubs

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20. Territorial Councils for Rural Development

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

21. Dialogue for Good Living with Indigenous Peoples (RIBCA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

22. Guanacaste Forum

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

23. Workshops for democracy

promotion

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                             

 

 

Resumen: Costa Rica

Informe de Fin de Término del Mecanismo de Revisión Independiente (MRI) 2015-2017

 

El mayor avance del segundo año de implementación del plan de acción se dio en el área de acceso a la información, con la publicación de cuatro decretos y cinco directrices que conllevaron a un aumento importante en la cantidad de información publicada proactivamente por instituciones públicas. Conviene ahora mejorar su calidad e impulsar más los otros pilares de gobierno abierto.

 

 

 

 

Tabla 1: Vista rápida

 

Medio término

Fin de término

Número de compromisos

23

Grado de cumplimiento:

Completo

1

8

Sustancial

8

8

Limitado

12

5

No iniciado

2

2

Número de compromisos que son:

Claramente relevantes a un valor AGA

20

De impacto potencial transformador

2

De cumplimiento sustancial o completo

8

16

Los tres ()

2

2

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Significativamente

2

Excepcionalmente

1

¿Se llevó adelante?

Número de compromisos llevados al próximo plan

4

 

La Alianza para Gobierno Abierto (AGA, u OGP por sus siglas en inglés) es una iniciativa voluntaria que busca obtener compromisos concretos de los gobiernos hacia sus ciudadanos para promover la transparencia, empoderar a los ciudadanos, luchar contra la corrupción y usar nuevas tecnologías para fortalecer la gobernanza. El Mecanismo de Revisión Independiente (MRI) lleva a cabo una evaluación anual de las actividades de cada país participante en la AGA. Este informe de fin de término resume los resultados obtenidos en la implementación del II Plan de Acción Costa Rica 2015-2017.

Durante los últimos 12 meses se avanzó en el cumplimiento de compromisos. El Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, parte del Ministerio de la Presidencia, continuó ejerciendo el liderazgo y comandando la coordinación de las iniciativas de gobierno abierto a nivel nacional.

La Comisión Nacional de Gobierno Abierto (CNGA), creada en mayo de 2015, fungió como órgano multisectorial de consulta y colaboración para varios de los compromisos, sin embargo, su involucramiento se centró en aquellos de mayor interés para las organizaciones de la sociedad civil que la conforman.

Para finales de septiembre de 2017 el Gobierno aún no había publicado su informe de autoevaluación ni el nuevo plan de acción. El día 15 de ese mes sacó a consulta pública una propuesta de este último, por medio de la página oficial de gobierno abierto.

El documento borrador del III Plan de Acción de Gobierno Abierto Costa Rica incluyó el compromiso “Seguimiento a los compromisos de la Estrategia Nacional por un Gobierno Abierto”, que da continuidad a cuatro de los compromisos de este segundo plan de acción y a las siguientes iniciativas:

a)     Protocolo para el diálogo con sectores y poblaciones.

b)    Transparentar los procesos de gestión de proyectos de infraestructura durante todo su ciclo de vida.

c)     Diseño e implementación del Compromiso Expediente Web para concurso de plazas en propiedad del Régimen del Servicio Civil.

d)    Seguimiento a los compromisos con la Red Indígena Bribri-Cabecar (RIBCA).

 

Consulta con la sociedad civil durante la implementación

Los países participantes en la AGA deben realizar un proceso de consulta con la sociedad civil para el desarrollo e implementación de sus planes de acción. En el caso de Costa Rica, este proceso se realizó principalmente a través de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto (CNGA), en la que las organizaciones Costa Rica Íntegra y Abriendo Datos ocupan los dos puestos otorgados a la sociedad civil. También se realizaron consultas públicas abiertas por medio del portal gobiernoabierto.go.cr, al que se subió la normativa desarrollada como cumplimiento de compromisos del plan de acción y los decretos de acceso a información y datos abiertos. A través del portal  se recibieron comentarios y recomendaciones escritas durante períodos de, al menos, quince días.

En el caso de algunos compromisos con menor incidencia en el área de trabajo de las organizaciones de la sociedad civil en la CNGA, no se contó con participación de la sociedad civil o ésta participación se desarrolló en espacios ajenos a la Comisión, circunscritos a quienes participaron de la implementación de las iniciativas. Tal fue el caso de varios de los compromisos del eje de Participación Ciudadana ubicados entre el #14 y el #23 de este informe, que también se caracterizaron por no mejorar los niveles de apertura del Gobierno en las áreas en que se desarrollaron.

Los compromisos que tuvieron que ver con el desarrollo de plataformas o procesos internos de instituciones públicas no contaron con un proceso efectivo y proactivo de consulta durante su implementación, ya que no recibieron un seguimiento detallado por parte de la CNGA ni involucraron a otras organizaciones de la sociedad civil. Este fue el caso de los compromisos asignados en este informe con los números 4, 5, 7, 8, 10, y 12.

 

Tabla 2: Proceso de consulta durante la implementación

Foro multisectorial

Medio término

Fin de término

1. ¿Existió un foro?

2. ¿Se reunía de forma regular?

 

Tabla 3: Nivel de influencia del público

El MRI adaptó el Espectro de Participación de la Asociación Internacional para la Participación Pública (IAP2) para el uso de la AGA. La tabla a continuación muestra el nivel de influencia pública en el plan de acción. De abajo hacia arriba, las características de la participación son acumulativas. En el marco del gobierno abierto, los países deben aspirar al nivel de ‘colaborar’.

 

Nivel de influencia del público durante la implementación

Medio término

Fin de término

Empoderar

El Gobierno entregó poder de decisión al público.

 

 

Colaborar

Hubo diálogo iterativo y el público ayudó a fijar la agenda.

 

 

Involucrar

El Gobierno dio retroalimentación sobre cómo se tomaron en cuenta los aportes del público.

 

Consultar

El público tuvo la posibilidad de realizar aportes.

 

Informar

El Gobierno entregó información al público sobre el plan de acción.

 

 

No se consultó

No se consultó

 

 

 

Durante el primer año de implementación del plan de acción, la sociedad civil tuvo un rol activo en las acciones tomadas con motivo de varios compromisos. Tal fue el caso del decreto de transparencia y acceso a la información pública, la política de apertura de datos, la discusión sobre los borradores del proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública o el mecanismo de diálogo con los pueblos indígenas de la región atlántica. Para el segundo año, en cambio, la CNGA tuvo un menor involucramiento en la implementación de los compromisos y el foro tuvo un rol más consultivo sobre los avances del Ejecutivo en su desarrollo, a excepción de la implementación de algunas iniciativas como el desarrollo de la iniciativa CoST. Esto pudo afectar el nivel de cumplimiento de varios compromisos.

Evelyn Villareal, vicepresidenta de Costa Rica Íntegra, comentó: “Hay algunos compromisos que han salido porque tuvieron un padrino claro, como el Archivo Nacional en el modelo de gestión de documentos, Abriendo Datos para la política de datos abiertos, Costa Rica Íntegra en la iniciativa CoST. Otros han salido porque se relacionan con otros programas de Gobierno, como la incorporación de nueva normativa sobre transparencia”.

Villareal afirma: “La relación del Gobierno con la Comisión y la sociedad civil no ha mejorado, y un problema que ha contribuido a eso es el ausentismo por parte de los ministerios, la falta de compromiso, que no han asumido con la responsabilidad del caso”.

De 14 sesiones celebradas por la CNGA durante el segundo año de vigencia del plan de acción, 11 tuvieron la ausencia de al menos uno de los ministerios que integran la Comisión. En estas destaca el Ministerio de Planificación y Política Económica, con ocho ausencias, y el de Hacienda con siete. Para el investigador es notable también que el Consejo Nacional de Rectores (CONARE) no envió su representante en nueve de esas 14 sesiones[1].

De acuerdo con el viceministerio, los compromisos siempre tuvieron una persona asignada dentro de su equipo para impulsar su cumplimiento y dar seguimiento a las instituciones responsables de ellos. Además, desde su perspectiva, siempre se procuró que las organizaciones de sociedad civil estuvieran involucradas en los procesos para llevar a cabo actividades relacionadas a los compromisos, para las que con frecuencia realizaron convocatorias.

Para Susana Soto, de Abriendo Datos, la otra OSC que conforma la Comisión, esta ha sido más una instancia de consulta que de cocreación, pues ha estado dominada por el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano. Soto afirmó: “En eso influye el que esté integrada por cinco ministerios y sólo dos organizaciones de la sociedad civil”.

El mismo decreto que creó la Comisión Nacional por un Gobierno Abierto, firmado por la actual administración, le confiere un papel propositivo en materia de gobierno abierto en Costa Rica[2]. Jorge Umaña, asesor de Presidencia y punto de contacto para gobierno abierto en Costa Rica, afirmó que “es necesario recordar que la CNGA es un órgano asesor, según el decreto de creación.  Además se garantiza una co-creación ya que las decisiones se toman por consenso, como puede constar en las actas. Aun cuando son menos los representantes de sociedad civil, son pocas las veces que se toman decisiones por mayoría, incluso a solicitud de sociedad civil y con explicación del voto”.

María Fernanda Avendaño, de ACCESA, organización que integra la subcomisión de Participación Ciudadana, opinó que las OSC en la CNGA han tenido retos para coordinar con otras organizaciones interesadas. Comentó que no acostumbraban consultar a quienes también estaban representando a la sociedad civil en las subcomisiones.

Acerca de la evaluación

Todos los indicadores y el método utilizado en la investigación del MRI pueden encontrarse en el Manual de Procedimientos MRI[1]. Los compromisos estelares merecen mayor explicación debido a su particular interés por parte de los lectores y a su utilidad para elevar la ambición entre los países participantes en la AGA. Los compromisos estelares son compromisos ejemplares. Para calificar como estelar, un compromiso debe reunir las siguientes características:

·       Debe ser suficientemente específico que pueda hacerse un juicio sobre su impacto potencial. Los compromisos estelares deberán tener un nivel de especificidad “medio” o “alto”.

·       El compromiso debe establecer de forma clara su relevancia respecto a los valores de la AGA. Deberá estar relacionado con al menos un valor de la AGA: acceso a la información, participación pública o rendición de cuentas públicas.[2]

·       De ser implementado, el compromiso tendría un impacto “transformador”.

·       El Gobierno deberá lograr avances significativos en el cumplimiento del compromiso durante el periodo de implementación, por lo que el cumplimiento deberá haber sido calificado como “sustancial” o “completo”.

Los compromisos estelares pueden perder este estado si al final del periodo de implementación del plan de acción, su nivel de cumplimiento cae por debajo de sustancial.

En el informe de medio término, el plan de acción de Costa Rica contenía dos compromisos estelares. En el fin de término, tomando en cuenta el nivel de cumplimiento, el plan de acción de Costa Rica mantiene ambos compromisos estelares.

Finalmente, las tablas de esta sección presentan un extracto de los datos que el MRI recopila durante su proceso de evaluación. Para consultar los datos completos de Costa Rica, visita el Explorador de la AGA en: http://www.opengovpartnership.org/explorer/landing.

Sobre “¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?”

Con el objetivo de evaluar los cambios en la práctica del gobierno, el MRI incluyó la variable ¿Se avanzó en la apertura del Gobierno? en los informes de fin de término. Esta variable intenta ver más allá de la medición de productos y entregables. Busca identificar y hacer valoraciones de cómo la práctica de gobierno ha cambiado como resultado de la implementación del compromiso.

En algunos casos, el lenguaje de los compromisos es ambiguo y como están escritos no son directamente relevantes a los valores de la AGA, pero pueden resultar en reformas importantes. En otros casos, el compromiso, tal y como está escrito, parece ser relevante y ambicioso, pero en su implementación no contribuye a la apertura del Gobierno. La variable ¿Se avanzó en la apertura del Gobierno? intenta detectar estas sutilezas.

Los investigadores del MRI valoran la variable ¿Se avanzó en la apertura del Gobierno? con la siguiente escala:

·       Empeoró: la apertura del Gobierno ha empeorado como resultado del compromiso

·       No cambió: no cambió la práctica gubernamental

·       Marginalmente: algún cambio, pero es menor en su efecto sobre el nivel de apertura

·       Significativamente: un paso adelante para la apertura del Gobierno en el área de política pública, pero de escala y alcance limitado

·       Excepcionalmente: una reforma que transformó la práctica existente en el área de política pública a través de la apertura del Gobierno

Para evaluar esta variable, los investigadores deben determinar el punto de partida al inicio del proceso de implementación del plan de acción. Luego, ponderan los resultados de la implementación para valorar cambios en la apertura del Gobierno.

Los lectores deben tener en cuenta las limitaciones. Los informes de fin de término del MRI son preparados solo unos pocos meses después de que se completa el ciclo de implementación de dos años. La variable se enfoca en los resultados que pueden ser observados en la apertura del Gobierno, al final del periodo que cubre el plan de acción. La intención del informe o la variable no es evaluar impacto, por las complejidades metodológicas que eso implica y la temporalidad del informe.

Implementación de los compromisos

Panorama general de los compromisos

Los países participantes en la AGA desarrollan planes de acción bianuales. Las tablas a continuación resumen el cumplimiento de los compromisos al fin del ciclo de implementación y los avances en la variable ¿Se avanzó en la apertura del Gobierno? Nótese que para los compromisos que ya estaban cumplidos al primer año de implementación, este informe incluye un resumen de los avances reportados en el informe de medio término, pero se enfoca en el análisis de la variable de “¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?”. Para mayor información sobre estos compromisos, ver el Informe de Avances: Costa Rica 2015-2017.

El II Plan de Acción de Costa Rica 2015-2017 se dividió en tres ejes, los mismos en los que se divide este informe de fin de término: Transparencia y Acceso a la Información, Lucha contra la Corrupción y Participación Ciudadana.

La diferencia en la numeración de los compromisos entre ambos documentos se debe a que el hito “Impulsar y fortalecer el portal Costa Rica Mi Futuro, la Plataforma Nacional de Innovación Social y la Plataforma de Registro y Expediente Único de Empresas (SIEC)”del compromiso #7, sobre plataformas tecnológicas de gobierno abierto, se evaluó como un compromiso en sí mismo, y la totalidad de los hitos de compromiso 17: “Herramientas y mecanismos para la promoción de las participación ciudadana”, se evaluaron también como compromisos individuales, debido a sus diferencias, la separación de las instituciones responsables y las tareas requeridas para su implementación.

Tabla 4.  Panorama general de la evaluación de los compromisos

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

1. Política de apertura de datos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Decreto de Transparencia y Acceso a la Información Pública

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3. Proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. Directorio informativo del perfil de las instituciones públicas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5. Modelo de gestión de documentos y administración de

archivos

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

6. Aplicación de la Ley 8220 sobre el exceso de trámites

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7. Plataformas tecnológicas para

Gobierno Abierto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8. Fortalecer Costa Rica Mi Futuro, Plataforma Nacional de Innovación Social y SIEC

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9. Índice de Transparencia de la Defensoría de los Habitantes ()

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10. Informes de cumplimiento con auditorías internas ()

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11. Reformas normativas contra la corrupción

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12. Selección transparente de funcionarios públicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

13. Procesos transparentes de gestión de proyectos de infraestructura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

14. Procesos de formación y divulgación de los derechos ciudadanos en el marco de Gobierno Abierto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

15. Capacitación en atención ciudadana para funcionarios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

16. Protocolo para el diálogo con sectores y poblaciones

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

17. Política de Participación Ciudadana del Poder Judicial

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

18. Laboratorios cívicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

19. Casas de Justicia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

20. Consejos Territoriales de Desarrollo Rural

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

21. Dialogando para el Buen Vivir con los Pueblos Indígenas (RIBCA)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

22.Mesa para Guanacaste

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

23.Talleres de fomento democrático

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I. Tema: Transparencia y Acceso a la Información

Compromiso 1. Política de apertura de datos

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: Establecer las bases técnicas y normativas que permitan la apertura de datos, considerando la frecuencia de publicación, neutralidad tecnológica, interoperabilidad de los datos y estrategias de comunicación con los distintos actores sociales, para establecer los formatos y contenidos mínimos que aseguren el acceso a la información brindada al usuario y la comprensión de esta.

Breve descripción: Llevar a cabo un proceso que permita el establecimiento de los estándares generales y la adaptación de las plataformas tecnológicas de las instituciones, para abrir la información de presupuestos públicos, compras públicas, indicadores de impacto e información que se solicita con frecuencia por parte de la sociedad civil.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia, Ministerio de Comunicación

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones, Ministerio de Planificación Nacional, Agencia de Protección de Datos del Ministerio de Justicia y Paz, Archivo Nacional, INEC, Sociedad Civil Abriendo Datos Costa Rica, y otras organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: noviembre de 2015                   Fecha de cierre: julio de 2016

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

Debido a la falta de políticas que ayudaran a impulsar y estandarizar la publicación de información pública bajo estándares abiertos, el Gobierno se propuso definir las bases técnicas y normativas para la apertura de datos en instituciones del Estado, con el fin de que estas ayudaran a “abrir la información de presupuestos públicos, compras públicas, indicadores de impacto e información que se solicita con frecuencia por parte de la sociedad civil”[3].

Además de crear el marco jurídico para la publicación de datos abiertos, se pretendía  estandarizar las reglas generales que estos seguirían, la información mínima que las instituciones públicas deberían publicar y el modelo de gobernanza a través del cual gestionarían sus datos abiertos.

Al momento de formular el compromiso, solo 21 instituciones públicas difundían datos abiertos en el país, y muchas de ellas no los actualizaban regularmente. Para más información ver informe MRI de Avances 2015-16.  

Cumplimiento

Medio término: Limitado

Al momento de redactar el informe de medio término, este compromiso presentaba un cumplimiento limitado, debido a que aún no se había redactado el decreto que definiría el contenido y estándar mínimo que todas las instituciones deberían cumplir a la hora de publicar datos abiertos. Tampoco se habían establecido las áreas en las cuales se abrirían datos ni cuáles serían sus indicadores de calidad.

Los avances realizados hasta entonces incluían la definición de la metodología para el diseño y cocreación de la política de datos abiertos y los estándares que esta seguiría. También se había realizado el taller “Mesa de Diálogo de Datos Abiertos”, cuyo objetivo fue cocrear los lineamientos que seguirán los estándares para la apertura de datos públicos en el país, así como la definición del ecosistema de actores que los utilizarán y el proceso de la apertura[4].

Fin de término: Completo

La Política Nacional de Apertura de Datos de Carácter Público se publicó mediante decreto ejecutivo el 12 de mayo de 2017[5] e incluyó los principales componentes propuestos en este compromiso, y algunos más, razón por la cual se calificó su cumplimiento como completo.

Se trata del primer documento oficial que dicta reglas sobre la difusión de datos abiertos y el deber de las instituciones para su publicación. A pesar de que el compromiso se había hecho desde el I Plan de Acción de Gobierno Abierto de Costa Rica, no existía ningún instrumento jurídico específico en la materia de datos abiertos.

El decreto define la forma de gobernanza y adminstración por la cuál se implementará la Política Nacional de Apertura de Datos de Carácter Público en el país. La política estará dirigida por una Comisión Nacional de Datos Abiertos[6], una Secretaría Técnica y el Grupo de Enlaces Institucionales para la Apertura de Datos Públicos. Las tres instancias coordinarán entre sí y definirán los mecanismos de control y coordinación con los demás actores del ecosistema de datos abiertos.

El contenido de la política va más allá de lo que inicialmente había propuesto el compromiso como información mínima que deberían publicar las instituciones, pues define que estas deberán tener en sus páginas web, en un plazo máximo de seis meses desde la designación del enlace institucional, al menos los siguientes datasets, calificados como “información prioritaria”:

·       Funcionarios institucionales con teléfono, cargo y correo del contacto.

·       Presupuestos institucionales, su ejecución y evaluación.

·       Resultados del proceso de evaluación de desempeño de los funcionarios.

·       Planillas con el salario bruto.

·       Datos de soporte de las memorias anuales y otros informes de gestión.

·       Datos de soporte de los informes de la auditoría interna sobre la gestión institucional, informes de la Contraloría General de la República o auditorías externas, y los informes de seguimiento a su cumplimiento.

·       Datos de soporte de las actas de los órganos colegiados establecidos por ley, quedando a salvo información de acceso restringido por expresa disposición legal.

·       Datos generados en las etapas de los procesos de contratación administrativas.

·       Solicitudes de información, peticiones, denuncias y sugerencias para el mejoramiento de la función de la institución, así como cualquier otro medio de participación ciudadana.

·       Datos de los subsidios, becas, donaciones, exoneraciones o cualquier otra transferencia o beneficio otorgado a personas particulares.

·       Informes de viajes, gastos de representación, costos de viajes, pagos por concepto de viáticos de los funcionarios de la institución, entre otros.

·       Atestados y calidades de las personas funcionarias de más jerarquía.

·       Indicadores, estadísticas o registros del sector atinente a la gestión de cada institución.

·       Cualquier otra información que fomente la transparencia y el control de la función pública.

·       Bases de datos sobre derechos humanos que garanticen la no discriminación de grupos en estado de vulnerabilidad.

También se especifica que la información deberá tener formato abierto y ser neutral, interoperable y actualizada, sin que se defina qué se considerará como actualizada o la periodicidad en que esta deberá ser revisada.

Adicionalmente se publicó una Directriz de Datos Abiertos[7]. Esta permite expandir el alcance de la política más allá del Poder Ejecutivo, al hacerlo vinculante también para instituciones dentro de la administración pública descentralizada.

Ambos documentos describen el proceso a seguir para la apertura de datos e instruyen sobre la necesidad de definir canales de comunicación y participación, para recibir solicitudes de datos por parte de la ciudadanía y guiar la priorización de información por abrir.

El decreto concedió a las instituciones del Poder Ejecutivo tres meses, desde su publicación, para convocar y designar los representantes de la comisión y los enlaces institucionales a cargo de los procesos de apertura de datos públicos. A partir de ese momento, se concedió a las instituciones seis meses para publicar en sus sitios web la “información prioritaria”.

Tanto la política como el decreto y la directriz se construyeron de forma conjunta en el seno de la CNGA, con un apoyo particular de la organización Abriendo Datos, principal promotora y que lideró, desde sociedad civil, el proceso de construcción del decreto y la directriz. Ignacio Alfaro, de Datos Abiertos consideró:“El decreto salió bastante fiel a lo redactado de forma conjunta, se respetó mucho el trabajo original. Las observaciones de la consulta pública se sistematizaron y vieron en la Comisión de Gobierno Abierto”.

La elaboración de la política contó con la participación de más de 100 personas provenientes de cerca de 60 instituciones del sector académico, público, privado, de Gobierno, de la sociedad civil y de medios de comunicación, y recibió la asesoría de la Organización de Estados Americanos.

Además, se sometió a consulta pública, a través de internet, durante diez días hábiles y recibió 149 comentarios, remitidos por diez instituciones y siete ciudadanos. La Comisión Nacional de Gobierno Abierto estudió las observaciones el 24 de marzo. El texto del decreto sufrió algunos cambios producto de estos comentarios[8]. Tanto Abriendo Datos como Costa Rica Íntegra se mostraron satisfechos con la forma como se cumplió el compromiso, mas no tanto con la implementación del decreto. Desde su perspectiva, la designación del oficial de acceso a la información por parte de las instituciones y la publicación de la información definida como obligatoria, ha tardado más de lo esperado. Sin embargo, aceptaron que aún se debe dar tiempo puesto que no habían vencido todos los periódos concedidos para cumplir con ello.

El decreto otorgó a las instituciones hasta mayo de 2017 para designar los representantes de la comisión y los enlaces institucionales, y hasta octubre del mismo año para publicar la “información prioritaria” en formato abierto..........................

Una vez cumplidos todos estos períodos transitorios la Secretaría Técnica, con apoyo de la Comisión Nacional de Datos Abiertos, elaboraría un plan de acción anual en el que se definirían los compromisos sobre la apertura de datos públicos.

El único aspecto pendiente del compromiso, que no se incluyó en el plan de acción pero sí se definió como parte de los entregables tras el primer año de implementación, fue la Guía de Publicación de Datos Abiertos, un texto más técnico y detallado para servir de guía a las instituciones en este proceso.

La expectativa era que se trabajaría en la guía entre noviembre de 2017 y febrero de 2018 y que esta sería uno de los primeros temas a tratar por la Comisión de Datos Abiertos creada por decreto, que empezaría a sesionar entre octubre y noviembre de 2017, según explicó Jorge Umaña, asesor de Casa Presidencial en el tema.  A la Comisión se postularon solamente dos organizaciones de la sociedad civil, una de la academia y una del sector privado. Por esa razón se extendió el plazo para concursar por un puesto, logrando que una más de la academia y otra de la sociedad civil optaran por una plaza.

La extensión del plazo en busca de incluir una mayor representación de sociedad civil en el órgano contribuyó al atraso sufrido en la creación de la guía para la apertura de datos, que para octubre de 2017 no se había iniciado. No obstante, desde la perspectiva de la organización Abriendo Datos, también hizo falta darle más impulso y dedicarle más recursos por parte del viceministerio.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Significativamente

Participación ciudadana: No cambió

Tras la implementación de este compromiso, más de 150 entidades públicas tienen, al menos, algo de la información divulgada en sus páginas web en formato de datos abiertos de acuerdo al Informe de Transparencia del Sector Público 2017[9]. Esto implica un aumento significativo con respecto a las poco más de 20[10] que publicaban información bajo estos estándares al momento de presentar el plan de acción analizado.

Si se compara la información contenida en el sitio de datos abiertos del Gobierno en 2014 y la publicada en el actual, y luego de revisar las páginas de internet de los 18 ministerios de la República, resulta evidente el incremento en la cantidad de información divulgada de manera proactiva y la publicación de datos abiertos.

Es difícil atribuir la totalidad de este crecimiento a la Política Nacional de Datos Abierto.  Varias instituciones ya venían trabajando en la materia, pero es un hecho que la labor realizada para su cocreación ayudó a generar mayor conciencia a lo interno de las organizaciones sobre su deber de divulgar información proactivamente. Además sirvió para comunicar que pronto se verían obligados a hacerlo siguiendo unos lineamientos y formatos específicos. No obstante, cada institución ha hecho las publicaciones a su manera, según su propio estilo, recursos, proveedor y sentido estético.

De acuerdo a las visitas hechas por el investigador a sitios web de Gobierno, no se notaron cambios sustantivos en la calidad de la información publicada. Esta variaba significativamente de una institución a otra, en su pertinencia, actualización, utilidad para los usuarios y facilidad de uso y comprensión, particularmente en el caso de instituciones autónomas.

Por ejemplo, mientras el Ministerio de Presidencia publica el detalle de los salarios brutos de cada uno de sus empleados, la Caja Costarricense del Seguro Social o la Universidad de Costa Rica los publican con el nombre técnico-administrativo de los cargos, difíciles de entender para quienes no están muy familiarizados con el quehacer interno de las instituciones. Esto dificulta extraer información útil y comparable que permita analizar los datos y llegar a conclusiones a partir de ellos.

Continúa pendiente un inventario exhaustivo sobre cuántas instituciones publican este tipo de información y un sitio que agrupe toda la información distribuida por las instituciones del Estado bajo este formato. Esto debido a que todavía no se ha cumplido la indicación del Gobierno en el decreto sobre el deber de publicar la información en el Portal Nacional de Datos Abiertos[11]. Para septiembre de 2017, las entidades públicas que tenían información en este sitio no superaba la docena.

Desde la perspectiva de las organizaciones de la sociedad civil en la CNGA, suelen publicarse bases de datos más relacionadas a la gestión interna de las instituciones, a operaciones que no tienen que ver directamente con el servicio prestado a los ciudadanos y que no sirven para pronosticar su calidad. Todavía se divulgan pocos datos que ayuden a medir la calidad de los servicios de las instituciones, la satisfacción de sus usuarios, los tiempos de gestión, cuánto tardan en dar respuesta a consultas, permisos y peticiones. También se suelen utilizar acrónimos[12] cuyo significado no se explica y que un usuario que no trabaja en la institución no tendría por qué conocer.

Por otro lado, con frecuencia en las actividades locales sobre gobierno abierto, como algunos de los talleres de cocreación, se asume equivocadamente que el publicar información sobre cumplimiento de metas del sector público constituye un ejercicio de rendición de cuentas públicas, cuando es solamente un ejercicio de acceso a la información.

Estas siguen siendo metas pendientes para lograr lo propuesto por el Gobierno en su decreto: “fortalecer la cultura de transparencia, acceso a la información, rendición de cuentas y participación”, y “fomentar la generación de valor social y económico” mediante la divulgación de datos de carácter público, “a disposición de la población como datos abiertos, con el propósito de facilitar su acceso, uso, reutilización y redistribución”[13].

Finalmente, los esfuerzos realizados desde la sociedad civil y Presidencia también fueron calando en otros poderes de la República. Actualmente el Poder Judicial[14] y la Asamblea Legislativa[15] publican datos abiertos regularmente.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Tras completar lo propuesto en el plan de acción, el Gobierno no incorporó acciones relacionadas a este compromiso en el nuevo plan de acción, a pesar de que aún está pendiente la elaboración de la guía, la constitución de la Comisión de Datos Abiertos y el cumplimento de las acciones establecidas en el decreto.

Desde la perspectiva del Viceministerio de la Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, la responsabilidad de estas tareas pasarán de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto a la Comisión Nacional de Datos Abiertos, quien se encargará de dar seguimiento, acompañamiento y garantizar el cumplimiento de lo establecido por la nueva reglamentación[16].

Compromiso 2. Decreto de Transparencia y Acceso a la Información Pública

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: Elaborar una norma vinculante que permita al Poder Ejecutivo garantizar el cumplimiento efectivo del derecho humano de acceso a la información pública.

Breve descripción del compromiso: Incorporar el cumplimiento de estándares mínimos, procesos de actualización de la información y los respectivos mecanismos multicanales de entrega y divulgación, a partir de la creación de una plataforma única y la capacitación de los servidores públicos del Gobierno Central, las instituciones autónomas y la ciudadanía.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de Comunicación

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Presidencia, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: noviembre de 2015                   Fecha de cierre: febrero de 2016

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

Este compromiso pretendía la creación de un decreto ejecutivo mediante el cual se impulsaran mecanismos que facilitaran a las personas el derecho al acceso a la información, estableciera la información mínima que las instituciones del Ejecutivo deberían abrir proactivamente y fomentara el cumplimiento de lo que actualmente estipula la legislación vigente en esta materia.

El decreto también atendería algunos de los vacíos legales y procesales en materia de acceso a la información, como la estipulación de los procesos a seguir cuando una solicitud de información pública no se atiende en los diez días hábiles concedidos por ley, así como la definición de los conceptos de “información” e “información de acceso público” y “completa”. También estipularía la obligación en las instituciones de una transparencia activa, al asignar una persona responsable de hacer cumplir este derecho y un mecanismo para reportar ineficiencias en la atención a las solicitudes recibidas.

Adicionalmente se buscaba que el decreto remitiera a un régimen sancionatorio cuando una institución no cumpla con lo establecido por la ley en esta materia.

Por sus objetivos, este compromiso está íntimamente ligado al anterior, sobre la Política Nacional de Datos Abiertos, y posteriormente, sobre la creación de un proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública.

Cumplimiento

Medio término: Sustancial

Durante el primer año de implementación del plan de acción, se redactó el primer borrador del decreto a partir de un texto propuesto por Costa Rica Íntegra y que sirvió como base de la discusión para afinar lo que se convertiría en el decreto final. En dicha discusión participaron los miembros de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto, el Viceministerio de Diálogo Político y Asuntos Ciudadanos y la Dirección Jurídica del Ministerio de la Presidencia.

Para septiembre de 2016, se contaba con una versión del decreto elaborada a partir de los insumos aportados por las distintas partes. Esa versión del texto fue muy similar a la que finalmente se publicaría, y que satisfacía los principales requerimientos tanto del Gobierno como de las organizaciones interesadas de la sociedad civil, Abriendo Datos y Costa Rica Íntegra.

Fin de término: Completo

El Decreto de Transparencia y Acceso a la Información Pública se firmó el 27 de abril de 2017 y se publicó en el diario oficial La Gaceta, el 2 de junio del mismo año[17].

La normativa también se emitió mediante una directriz, de manera que resultara vinculante tanto para el Poder Ejecutivo como para el sector de la administración pública descentralizada. Los documentos definen estándares mínimos para los procesos de actualización de la información, contenidos básicos a publicar y los mecanismos de entrega y divulgación. También ayudan a aclarar conceptos no definidos hasta ahora explícitamente por la legislación vigente, como accesibilidad, información de acceso público e información pública preconstituida. Por estas razones se considera este compromiso como completo.

Adicionalmente, define la responsabilidad sobre los costos de la reproducción de la información, el proceso a seguir por las instituciones cada vez que reciban una solicitud de información y los plazos con los que deberán cumplir[18].

El decreto crea la figura del oficial de acceso a la información (OAI), que no es un nuevo cargo sino una nueva responsabilidad que las instituciones deben asignar a alguno de sus colaboradores, en un plazo de dos meses, desde la publicación del decreto. Propone que tal asignación recaiga en la Contraloría de Servicios. Esta persona será la responsable de asegurar la atención y tramitación de las peticiones de información, recibir y dar solución a las quejas por omisiones relacionadas a la atención de las solicitudes de información pública, proponer mejoras institucionales y coordinar los procesos de acceso a la información pública y transparencia proactiva de los departamentos de Tecnologías de Información y Planificación Institucional y Comunicación. También deberá rendir un informe anual de labores con datos estadísticos y acciones que promuevan el derecho de acceso a la información pública. El documento se hará del conocimiento del oficial de simplificación de trámites.

Andrés Araya, vicepresidente de Costa Rica Íntegra consideró: “es un gran paso porque se responsabilice a alguien, pero es importante que el designado sea una persona con autoridad en la institución, con peso político. Eso ayudará a generar transparencia proactiva. El defecto es que no se ha promocionado, por lo que poca gente sabe que existe, y eso influirá en que no se aproveche”[19].

El viceministerio de Presidencia indicó que sus esfuerzos se enfocaron en promocionar el contenido del decreto y las acciones tomadas a través de los medios de difusión a los que tiene acceso con los recursos disponibles, como la página de Internet y las redes sociales destinadas a los temas de gobierno abierto[20].

Sobre el régimen sancionatorio, el decreto afirma es que se aplicarán los “procedimientos administrativos sancionatorios que correspondan, según la normativa vigente”.

Con relación a la información, el decreto establece qué es lo que, como mínimo, deberán publicar las instituciones en formato abierto, interoperable y accesible, y lo que deben mantener actualizado en su página web oficial. Tendrían que cumplir con ello en un plazo máximo de cuatro meses desde la entrada en vigencia del decreto, es decir, en octubre de 2017. A la fecha de cierre de este informe, el Gobierno llevaba cuenta de 58 instituciones que ya habían designado su oficial de acceso a la información y cerca de 30 pendientes. Presidencia indicó que llevaría un control público del avance de estas publicaciones por medio de su página gobiernoabierto.go.cr[21]. Es importante notar que al momento de redactar este informe no había concluido el transitorio para que las instituciones asignaran su enlace institucional ni para que publicaran la información mínima que deberán tener en sus páginas web según el decreto. Este transitorio vencería el 2 de octubre, por lo que aún no había iniciado la labor de verificación de cumplimiento[22]. Sin embargo ya había vencido el plazo correspondiente al plan de acción

Para Abriendo Datos, el decreto publicado es fiel a la propuesta hecha por la Comisión de Gobierno Abierto y refleja adecuadamente lo acordado entre las partes.

El Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (IPLEX), que tradicionalmente forma parte de procesos de consulta y elaboración de proyectos relacionados al acceso a la información, afirmó no haber advertido el período de consulta pública del decreto y que no le consultaron directamente sobre su redacción[23].

El texto del documento se sometió a consulta pública por un período de diez días hábiles, que se divulgó a través de la página oficial de Gobierno Abierto y un comunicado publicado en el portal web del Ministerio de Presidencia[24]. Producto de esta consulta se recibieron 123 comentarios[25] que se presentaron a la CNGA. El equipo redactor de Presidencia también los recibió e incorporó algunas modificaciones al texto del decreto a partir de ellos.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Marginalmente

Participación ciudadana: No cambió

Las organizaciones Costa Rica Íntegra, que redactó la base para la discusión sobre el borrador del decreto, y Abriendo Datos, se consideraron satisfechos con los resultaros obtenidos a partir de la implementación de este compromiso. No obstante coincidieron en que falta tiempo para determinar el impacto que estos tendrán en la apertura del sector público.

Abriendo Datos contactó a los diferentes ministerios para pedir cuentas sobre el nombramiento del oficial de acceso a la información. Ignacio Alfaro, de Abriendo Datos explicó: “El control se hizo en julio (de 2017); siete ministerios ya habían cumplido, nueve no habían cumplido, uno cumplió parcialmente y el otro no respondió”,

El decreto mantiene las principales condiciones y garantías del derecho de acceso a la información definidos por la jurisprudencia costarricense. En algunos aspectos va más allá y ayuda a aclarar la definición de ciertos conceptos, el proceso a seguir para ejercerlo y remite a un régimen sancionatorio según la normativa vigente, aspectos de interés de ambas organizaciones de la sociedad civil que participaron en su cocreación.

Sin embargo, es necesario dar tiempo para determinar en qué medida la implementación del decreto aumentará la apertura y mejorará las prácticas gubernamentales para garantizar el acceso a la información.

Los aspectos descritos como contenido de la normativa son un avance, pero también habrá que medir la cantidad de solicitudes recibidas y atendidas, el plazo de respuesta de las mismas y la cantidad y calidad de la información distribuida por los medios creados por este decreto. Esto permitirá dimensionar adecuadamente los aportes de este compromiso.

Debido a su reciente entrada en vigencia, y a que cuando se escribió este informe aún se estaba dentro de los períodos otorgados como transitorios, no se cuenta con tal información. Por esta razón no es posible afirmar en qué medida el decreto ha cambiado las prácticas gubernamentales en materia de acceso a la información. Esto no va en detrimento del hecho de que las medidas tomadas ayudan a las instituciones a disponer de las condiciones propicias para hacer valer y mejorar el ejercicio de este derecho.

Sobre el principio de participación ciudadana, el único aporte del compromiso, es el establecimiento en el decreto de los canales de comunicación entre los ciudadanos y el OAI. Dado que no se han creado y se encuentra en proceso de designación, no existen cambios en la práctica gubernamental respecto a la participación ciudadana. Adicionalmente, este medio para recibir aportes de la ciudadanía no garantiza un compromiso sobre cómo los insumos recibidos informarán los procesos de toma de decisiones, solamente crea las condiciones y mecanismos para recibir más aportes ciudadanos.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Tras cumplir con lo establecido como meta dentro de este compromiso,  el Gobierno decidió no incluirlo en el nuevo plan de acción, a pesar de la necesidad de dar seguimiento, a todo el sector público, sobre el cumplimiento de las medidas establecidas tanto por el decreto como por la directriz de acceso a la información.

A pesar de que no se crearía un compromiso para ello, tanto la Comisión Nacional de Gobierno Abierto como el propio Viceministerio de  Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano se comprometieron  a velar porque la nueva directriz se acatara. Como se menciona en la sección de cumplimiento dentro de este mismo compromiso, ya habían iniciado tales labores.

Compromiso 3. Proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: impulsar una ley marco que asegure el cumplimiento efectivo del derecho humano de acceso a la información pública, para instaurar una cultura de transparencia en la función pública.

Breve descripción del compromiso: el proyecto de ley tiene como fin garantizar el cumplimiento adecuado del derecho de acceso a la información pública, como derecho fundamental tutelado en la Constitución Política y en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, mediante la rendición de cuentas por parte de las autoridades públicas, y de sujetos de derecho privado que ejerzan una actividad o potestad de naturaleza pública.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de Comunicación

Institución(es) de apoyo: Defensoría de los Habitantes, Contraloría General de la República, organizaciones vinculadas con la promoción del Derecho de Acceso a la Información Pública

Fecha de inicio: noviembre de 2015                   Fecha de cierre: enero de 2016

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

Costa Rica no cuenta con una ley de acceso a la información, a pesar de que en el transcurso de los años se ha creado significativa jurisprudencia en torno a este tema. Este compromiso pretende crear e impulsar una ley marco que asegure el cumplimiento efectivo de este derecho humano y que ayude a instaurar una cultura de transparencia en la función pública.

Esta ley vendría a fortalecer el marco legal garantizado por la jurisprudencia actual, en caso de que se lograse su aprobación por parte de la Asamblea Legislativa, trámite en el que han fallado los tres proyectos presentados anteriormente sobre el mismo tema.

Precisamente, previendo que se repita ese posible escenario, se incluyó también en el plan de acción la creación del decreto de acceso a la información explicado en el compromiso anterior (para más detalle ver Informe de Avance 2015-2017).

El Gobierno también se trazó como objetivo presentar dicha ley en la corriente legislativa y acompañar su proceso de aprobación mediante el diseño e implementación de estrategias de difusión y educación sobre el proyecto.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

En el informe de medio término del MRI se consideró que el avance de este compromiso era limitado, pues al concluir el primer año de implementación del plan de acción no se había publicado aún el borrador sobre el cual iniciar la discusión, con miras a acordar el proyecto de ley que se presentaría a la Asamblea Legislativa.

Con lo que se contaba era con el borrador del proyecto de ley que integraba los insumos de los diferentes sectores consultados y las propuestas hechas desde el seno de la CNGA, luego de que esta dedicara la mayor parte de sus sesiones de la primera mitad del año 2016 a redactar colectivamente una propuesta de borrador. Este se sometería a evaluación de un grupo de garantes, quienes lo revisarían y harían sus sugerencias finales para garantizar su cumplimiento con el derecho de acceso a la información.

Fin de término: Completo

El Gobierno anunció públicamente[26] el proyecto “Ley de Acceso a la Información Pública” el 27 de abril de 2017, durante el mismo acto de firma de los decretos de Apertura de Datos Públicos y de Transparencia y Acceso a la Información Pública en el Estado y sus dependencias.

En esa misma fecha se presentó ante la Asamblea Legislativa, donde se asignó el proyecto a la Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación e ingresó al orden del día el 24 de julio[27], sin que recibiera dictamen.

Este proyecto de ley se elaboró tomando en cuenta insumos recibidos de diferentes sectores de la sociedad civil interesados en el tema de acceso a la información, particularmente de la CNGA, y el Ministerio de la Presidencia[28] se encargó de redactar la versión final que posteriormente presentó ante la Asamblea Legislativa, luego de someterlo a un período de consulta pública de diez días hábiles[29].

También se presentó el borrador del texto al Instituto de Prensa y Libertad de Expresión (IPLEX), que hizo sus observaciones y sugerencias y que sobre las cuáles tenía la expectativa de un seguimiento por parte de Presidencia. Sin embargo, Alejandro Delgado, presidente de la organización señaló: “les hicimos algunos comentarios, en el año 2016, posterior a ello no hemos sido consultados”.

El plan del Gobierno incluía acompañar la presentación del proyecto con una campaña de comunicación a nivel nacional, sin embargo no se implementó por falta de recursos económicos.

Debido a que el compromiso se limitó a la elaboración del proyecto de ley y su presentación ante la corriente legislativa, se califica su nivel de cumplimiento como completo.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

Participación ciudadana: No cambió

Andrés Araya y Evelyn Villareal, de Costa Rica Íntegra consideran que el proyecto de ley propuesto cumple con las expectativas de los miembros de la sociedad civil en la CNGA, al garantizar los niveles de acceso a la información pública asegurados por la legislación vigente.

Consideran que su oportunidad de mejora radica en la creación de una institución que vele por el cumplimiento del derecho de acceso a la información, y un régimen sancionatorio claro y específico para este fin, de cuya aplicación se encargaría la misma entidad.

El IPLEX coincidió en que el proyecto propuesto describe la situación actual, pero consideran que es confuso en algunos aspectos[30]. Para la organización, la propuesta no resulta clara a la hora de definir las excepciones al derecho que busca legislar. Su falta de especificidad podría dar un margen peligrosamente amplio para aplicar criterios de excepción. También critica que el régimen de responsabilidad no establezca sanciones concretas para la violación al derecho de acceso a información pública.

De acuerdo al criterio del investigador, el proyecto de ley ratifica las garantías otorgadas por la numerosa normativa vigente en el país sobre el derecho de acceso a la información, y agrega algunos lineamientos que facilitarán su ejercicio, tales como[31]:

·       Deber de que toda autoridad pública cuente con un sitio electrónico oficial.

·       Definición de información de publicación obligatoria que deberá tener toda autoridad pública en su sitio web.

·       Definición de la Defensoría de los Habitantes como fiscalizadora del acatamiento del mandato de publicar la información obligatoria.

·       Procesos de solicitud y contestación.

·       Creación de Oficialía de Acceso a la Información en toda institución pública.

·       Plazos para atención de solicitudes.

Los puntos mencionados anteriormente, con excepción de los plazos definidos para la atención de solicitudes, son nuevos dentro del marco legal en el que se ejerce el acceso a la información del país, por lo que ayudan a aclarar los procedimientos y mecanismos para su ejercicio. Asimismo dan herramientas a los solicitantes para el hacerlo valer oportunamente.

Sin embargo, el proyecto no fue aprobado por la Asamblea Legislativa ni se dictaminó en la comisión a la que se asignó, por lo que no generó cambios en la legislación o ejercicio del derecho de acceso a la información. Adicionalmente, el proceso de implementación de este compromiso tuvo poca visibilidad y difusión entre la ciudadanía. A pesar de ello, generó reacciones negativas en algunos sectores[32].

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Al encontrarse el proyecto de ley dentro de la corriente legislativa, la CNGA decidió no incluir este compromiso  en el tercer plan de acción de Costa Rica, pues ahora el Poder Legislativo es el responsable de la aprobación del texto propuesto por el Ejecutivo.

Compromiso 4. Directorio informativo del perfil de las instituciones públicas

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: desarrollar una plataforma interactiva que brinde información de manera actualizada e integral de las instituciones públicas que componen el Estado costarricense.

Breve descripción del compromiso: se implementará una plataforma informativa e interactiva que contenga la información organizacional, presupuestaria y administrativa de las instituciones públicas. Para ello se deberá recopilar la información, analizarla y sistematizarla, canalizándola a esta plataforma única.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica.

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Presidencia, Instituto Centroamericano de Administración Pública y otras Organizaciones interesadas. Programa Estado de la Nación (CONARE).

Fecha de inicio: noviembre de 2015                   Fecha de cierre: julio de 2016

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

El objetivo de este compromiso consistió en desarrollar una plataforma interactiva que ofreciera información actualizada sobre las instituciones públicas que componen el Estado costarricense.

Esta plataforma agruparía, en un solo sitio web, los servicios que ofrece cada una de las instituciones públicas, los recursos con los que prestan dichos servicios y una descripción sobre cuáles son sus principales funciones y competencias. Se aprovecharía también para difundir información sobre el presupuesto, procesos, productos y marco normativo de cada entidad.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

Al momento de redactar el informe, el Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica (MIDEPLAN), responsable del compromiso, había recogido la mayor parte de la información que divulgaría como cumplimiento de este compromiso, sin embargo ésta todavía no estaba en línea.

Durante la implementación, se acordó que el MIDEPLAN se encargaría de sistematizar toda la información de las instituciones del sector público y el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano sería el responsable de diagramar y diseñar la plataforma mediante la cual se publicaría.

La información pendiente de recolectar incluía la concerniente a instituciones autónomas, el Poder Legislativo y el Tribunal Supremo de Elecciones.

Fin de término: Limitado

Para septiembre de 2017, dos meses después de concluir el segundo año de implementación del segundo plan de acción de Costa Rica, no se había puesto en línea la plataforma que este compromiso se propuso desarrollar.

Miembros de la CNGA[33], expresaron que las dificultades de coordinación y comunicación entre el Viceministerio de Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano y el MIDEPLAN, atrasaron el desarrollo de los hitos contenidos en este compromiso.

Se había cumplido con el primero de los hitos, el de recopilar, sistematizar y analizar la información, pero quedaron pendientes el segundo y el tercero, que consistían en publicar, socializar y difundir el portal, y en actualizar sus datos cada tres meses.

Aunque la propuesta inicial era incluir las más de 300 instituciones públicas del país, el MIDEPLAN redujo el número dada la gran cantidad y dificultad para que cada una de ellas facilitara la información requerida. Finalmente se consiguió información de:

·       Los 18 ministerios

·       68 organismos adscritos a los ministerios

·       30 instituciones autónomas

·       2 entidades adscritas a las entidades autónomas

·       1 organismo público no estatal

Francela Valerín, asesora del Viceministerio de Presidencia y coordinadora de gobierno abierto indicó que no fue posible incluir a ninguna de las 81 municipalidades del país debido a que no proveyeron la información solicitada.

De acuerdo con el Gobierno, la plataforma se publicaría a través de la página web de Presidencia y el MIDEPLAN la lanzaría antes de concluir el 2017. Además, el lanzamiento se realizaría a través de una actividad pública y estaría acompañado por una campaña de difusión y promoción alrededor del país.

La implementación del compromiso no contó con participación directa de la sociedad civil. Susana Soto, de Abriendo Datos afirmó: “La subcomisión no participó en las decisiones y trabajo de este compromiso, las sesiones consistían en escuchar el reporte de las personas del gobierno que lo estaban desarrollando”[34]..

Costa Rica Íntegra y Abriendo Datos, manifestaron que no les consultaron sobre los lineamientos a seguir para el desarrollo y las variables a incluir en el contenido de la plataforma.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

A pesar de que la información se sistematizó, nunca se llegó a publicar. La plataforma web tampoco se desarrolló y por lo tanto no se puso en línea. Esto hizo que el compromiso no llegara a tener una cara pública, pues al no crearse la plataforma de internet propuesta en el compromiso, la ciudadanía no tuvo forma de conocer la información recogida por el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano.Es por ello que se considera que este compromiso no ayudó a mejorar la apertura del Gobierno en una forma relevante al acceso a la información.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

El compromiso no se incluyó en el nuevo plan de acción a pesar de que se encontraba pendiente de implementar. El Gobierno no lo propuso debido a que consideró que se encontraba próximo a completarlo y espera publicar la plataforma durante el año 2017.

El proyecto contemplaba un mayor desarrollo de la plataforma después de publicada. Posterior a su publicación, el Gobierno analizaría la posibilidad de convertirla en una plataforma de denuncia que permitiera poner a los ciudadanos en contacto con las personas responsables de los servicios públicos provistos por cada institución.

Compromiso 5. Modelo de gestión de documentos y administración de archivos

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: implementar un plan piloto que desarrolle el modelo único de gestión de documentos y administración de archivos en Costa Rica, para las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Archivos para el cumplimiento de la legislación vigente.

Breve descripción del compromiso: Definir dos instituciones del sector público costarricense en que se llevará a cabo el plan piloto, con la asesoría de los profesionales de la Subdirección General de Archivos Estatales de España que elaboraron el modelo de gestión de documentos y administración de archivos. Se aplicarán las siguientes guías de implementación: política de gestión de documentos y archivos, gobierno abierto y transparencia, administración electrónica, valoración, control intelectual y representación, control de acceso, control físico y conservación, guía de servicios de archivo. El producto final será la implementación del modelo de gestión de documentos y administración de archivos.

Institución(es) responsable(s): Dirección General del Archivo Nacional.

Institución(es) de apoyo: un ministerio del Gobierno Central, una institución autónoma que se elija para el plan, la sociedad civil, la iniciativa privada, grupos de trabajo y multilaterales.

Fecha de inicio: enero de 2016                               Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

 

Objetivo del compromiso

El presente compromiso tuvo por objetivo iniciar el proceso para aplicar el Modelo de Gestión de Documentos y Administración de Archivos (MGD) de la Red de Transparencia y Acceso a la información pública (RTA) como modelo único en las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Archivos, de manera que se cumpliera con la legislación vigente, incluidos los decretos de Datos Abiertos y Acceso a la Información.

Forman parte del Sistema Nacional de Archivos[35] los Poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo, y se excluyen las entidades autónomas o descentralizadas[36].

Para validar los retos y la mejor manera de aplicar el modelo, se implementaría un plan piloto en un ministerio y una institución pública autónoma, con la intención de hacerlo extensivo a todo el aparato estatal.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

De acuerdo al informe de medio término, el avance de este compromiso después del primer año de implementación era limitado debido a que no se había diseñado el plan piloto ni se habían escogido las instituciones en las que se aplicaría, aunque se había hecho una pre-selección.

A varias de las instituciones preseleccionadas se les había aplicado el cuestionario para conocer sus prácticas actuales en materia de gestión de archivos y para recabar la información necesaria para implementar el modelo de gestión de documentos. El Archivo Nacional se encontraba en la fase de sistematización de la información recibida de parte de las instituciones.

Fin de término: Sustancial

Una vez sistematizada la información recibida a través de los cuestionarios, se escogieron dos instituciones para realizar el plan piloto: la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, y la Dirección General del Archivo Nacional. Así se cumplió con el objetivo de implementar el plan en dos instituciones de naturaleza jurídica distinta: una entidad autónoma y una adscrita a un ministerio.

Como resultado de la realización del diagnóstico, primera fase del piloto, se encontraron grandes retos para aplicar el modelo de la RTA[37], particularmente en su módulo de “Gobierno Abierto y Transparencia”, que regula temas como el acceso a los documentos públicos, la transparencia activa y datos abiertos, la reutilización de la información y la participación pública y colaboración[38].

Este módulo fue uno de los cuatro que peor calificación recibió tras los diagnósticos. Entre las dificultades halladas destacan:

·       Inexistencia de procesos definidos en las instituciones.

·       Carencia de sistemas tecnológicos o incumplimiento de requerimientos mínimos de las plataformas existentes.

·       Limitaciones de recurso humano y financiero para desarrollar la tecnología necesaria.

·       Falta de interoperabilidad entre plataformas.

Posteriormente, 23 instituciones públicas realizaron la autoevaluación del modelo diagnóstico. Luego de completado se desarrollaron planes de acción para cada institución, con iniciativas que incluían:

·       Creación y adopción de políticas internas de acceso a documentos.

·       Elaboración de una declaración de permisos de acceso.

·       Determinación de roles y permisos de acceso a documentos.

·       Difusión de las políticas vigentes relacionadas al acceso a los documentos.

·       Levantamiento, en digital, de la normativa actual que justificaría por qué determinados documentos no serían de acceso público.

·       Adaptación de la página web para cumplir con los nuevos requerimientos del Gobierno central en materia de gobierno abierto.

·       Publicación de información en temas de presupuestos, salarios y  estados financieros.

Para septiembre de 2017 no se había empezado la implementación de los planes de mejora en las diferentes instituciones donde se hizo el diagnóstico. Para implementarlos debe seguirse el proceso definido por la administración pública para la implementación de nuevas acciones. Este proceso establece que los planes de mejora deben incluirse en los planes estratégicos, derivados de los planes operativos institucionales.

Estos planes operativos se definen anualmente, lo que dificulta alcanzar los plazos establecidos en el plan de acción para cumplir con las acciones propuestas. Set Durán[39], coordinador de los procesos de gestión de documentos del Archivo Central, en el Archivo Nacional consideró: “Mientras no se cumpla con este proceso (de incluir las acciones en el plan operativo), difícilmente se implementarán los cambios”.

También, como parte de las acciones implementadas, se impartieron capacitaciones a cerca 150 personas que laboran en archivos centrales de las instituciones que conforman el Sistema Nacional de Archivos. Estas se llevaron a cabo durante el XXVIII Congreso Archivístico Nacional y se centraron en el modelo de gestión de documentos y administración de archivos[40].

Al no implementarse los planes de mejora, el compromiso no tuvo una cara pública. Se cumplió con el primero de los hitos, que contemplaba la definición del plan piloto, y parcialmente con el segundo y el tercero, según los cuales se aplicaría el piloto en un ministerio y una institución autónoma respectivamente. No se había completado la ejecución del piloto al encontrarse en la fase de definición de los planes de mejora. El cuarto de los hitos, brindar un informe con los resultados y la estrategia de difusión, no se había iniciado. Por estos motivos se consideró incompleto, aunque sustancial, el avance logrado en este compromiso.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

Participación ciudadana: No cambió

Rendición de cuentas pública: No cambió

La primera razón por la que este compromiso no ayudó a cambiar la situación de apertura del Gobierno radica en que no es relevante para los principios de gobierno abierto. Al centrarse en la aplicación de un diagnóstico y en el diseño de un plan piloto para mejorar la administración de archivos y gestión de documentos, los cambios propuestos se darían en la operación interna de las instituciones, por lo que no tienen aún una cara pública. Los usuarios de las instituciones notarían mejoras hasta que se implementen las recomendaciones relacionadas al módulo de gobierno abierto del modelo de la RTA.

Este compromiso se centra en generar las condiciones necesarias para mejorar la apertura, por lo que su implementación concierne a una etapa previa a la que se espera que tengan los compromisos de un plan de acción, que deberían tener un impacto más inmediato y tangible para los ciudadanos.

El avance logrado fue la realización de los diagnósticos, pues todavía no se habían implementado los planes de acción y el plan piloto no había generado iniciativas que los ciudadanos pudieran percibir. No se publicó más información ni se modificaron las páginas web de las instituciones.

Para Ivannia Valverde, jefa del Departamento Servicios Archivísticos Externos de la DGSC, la aplicación del modelo de gestión de documentos y administración de archivos ayudó a generar conciencia en los funcionarios sobre “la importancia y necesidad que tiene el país de contar con una gestión de información que apoye la transparencia, la rendición de cuentas y el acceso a la información; por lo que la DGAN está elaborando un plan de mejoras para implementar los aspectos cuya autoevaluación fue baja, de acuerdo con los ocho módulos que componen el modelo de gestión de documentos y administración de archivos”[41].

Este compromiso se incluyó en el plan de acción por iniciativa del Archivo Nacional, a través de la gestión del Viceministerio de Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, sin que incluyera una contraparte activa por parte de la sociedad civil durante su implementación. Costa Rica Integra y Abriendo Datos[42], organizaciones de la sociedad civil que integran dicha Comisión indicaron que esto causó que el trabajo se desarrollara de forma aislada y casi exclusivamente por parte del Archivo Nacional, sin que la Comisión Nacional de Gobierno Abierto (CNGA), hiciera un seguimiento periódico.

Abriendo Datos apoyó la inclusión del compromiso con la expectativa de que la implementación del modelo de la RTA ayudara a generar las condiciones para la publicación de datos abiertos y el cumplimiento del decreto sobre esta materia, sin embargo, desde su perspectiva, este no fue el caso. Para estas organizaciones, habrá que esperar a que el modelo y los planes de mejora se implementan y dar algún tiempo para saber si la iniciativa ayudará o no a generar mayor apertura gubernamental.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

El compromiso no formó parte de los planes de la CNGA para el tercer plan de acción de Costa Rica, que dio prioridad a la inclusión de nuevas iniciativas. Adicionalmente, a pesar de que no se había completado, al no incluir acciones que beneficiaran directamente a los usuarios de las instituciones, se consideró “sin relevancia” para los valores de gobierno abierto.

Compromiso 6. Aplicación de la Ley 8220 sobre el exceso de trámites

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: impulsar la agilización y simplificación de trámites a través de mecanismos de mayor transparencia y eficiencia en todo lo que respecta a la mejora regulatoria. Asimismo, se valora una reforma del reglamento de acatamiento obligatorio, donde se aceleren los procesos y los trámites que impiden alcanzar los fines de la Ley 8220.

Breve descripción del compromiso: se pretende fortalecer el sistema de control previo, así como el catálogo nacional de trámites, a fin de ofrecer mayor transparencia y eficiencia en las acciones de mejora regulatoria. Además, se valorará una reforma del reglamento para que exija a toda la administración pública optimizar los procesos institucionales enfocados en productos hacia los usuarios. Se espera que cada institución analice, optimice y divulgue todos los procesos en cumplimiento del Art. 4 de la Ley 8220. Las instituciones deberán avanzar en este proceso a través de los planes anuales de mejora regulatoria que implementa actualmente el MEIC.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de Economía, Industria y Comercio.

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Planificación, UCCAEP, CR Integra, Abriendo Datos Costa Rica CR, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: enero 2016                                    Fecha de cierre: enero 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

 

Objetivo del compromiso

El objetivo de este compromiso consistió en simplificar y agilizar los trámites gubernamentales a través de mecanismos de mayor transparencia y eficiencia, en todo lo que respecta a la mejora regulatoria.

Entre las vías para lograr ese objetivo se contemplaba la publicación de una reforma del reglamento a la de la Ley 8220, de acatamiento obligatorio, que contribuyera a acelerar los procesos y trámites que impiden alcanzar los fines de esa legislación.

También se propuso actualizar y difundir el catálogo nacional de trámites, un listado de trámites que los usuarios de las diferentes instituciones deben realizar para conseguir permisos, realizar pagos, presentar solicitudes, entre otros.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

Se consideró como limitado el avance de este compromiso en el informe de medio término debido a que, al momento de realizar esa evaluación, el Gobierno no había publicado aún el Catálogo Nacional de Trámites debidamente actualizado, y se encontraba preparando los términos de referencia para su rediseño y publicación. Esto con el objetivo de alinearlo a los requerimientos planteados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en esta materia.

Además se trabajaba en mejoras de dos plataformas:

·       RNP Fácil[43], una plataforma electrónica del Registro Nacional que permite a los notarios registrar el traspaso de propiedades mediante el concepto de ventanilla única digital.

·       CrearEmpresa[44], otra plataforma que permite realizar, electrónicamente, algunos de los trámites requeridos para que una compañía inicie operaciones como la inscripción o activación de sociedades y el registro de libros legales.

El Gobierno también coordinaba con el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos el trabajo necesario para digitalizar procesos en 20 instituciones e incluirlos en CrearEmpresa. Entre los trámites que estos sitios permiten realizar, están la inscripción de sociedades y productos, la solicitud de patentes y la autorización de libros sociales.

También se había iniciado un plan con las 81 municipalidades del país, para que cada una tuviera una persona capacitada en el uso de la plataforma CrearEmpresa.go.cr. Esto con el objetivo de promover el uso de esta plataforma-ya que muchos de los trámites tienen que ver con los gobiernos locales-y que las municipalidades ayudaran a capacitar a sus ciudadanos en el aprovechamiento de estos sistemas electrónicos.

A pesar de que en el texto del compromiso se menciona el propósito de desarrollar planes de mejora regulatoria y la publicación de un reglamento que ayude a agilizar trámites, estas áreas se dejaron de lado durante el primer año de implementación del compromiso. Para mayor detalle consultar Informe de Avance 2015-2017.

Fin de término: Sustancial

El lanzamiento del Sistema Digital Trámites Costa Rica[45] se hizo el 30 de marzo de 2017, luego de que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC) empezara a recopilar los trámites que realiza cada institución pública del país y las características de los mismos, calificándolos según la posibilidad de realizarlos física o digitalmente. Sin embargo su entrada en línea se postergó debido a la necesidad de publicar la reforma al Reglamento a la Ley 8220[46] en el diario oficial La Gaceta, lo que sucedió el 18 de mayo de ese año[47].

Este portal es una plataforma web que contendrá el Catálogo Nacional de Trámites con los trámites y requisitos que realizan instituciones de la administración pública, los planes de mejora regulatoria y los servicios y procedimientos de cada una de ellas. También incluirá mecanismos de participación ciudadana para que la sociedad civil pueda tomar parte en campañas, foros, encuestas y consultas sobre iniciativas de mejora de trámites que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio proponga desde esta página.

La dirección del sistema digital Trámites Costa Rica ya se encuentra en línea y ofrece un listado de trámites clasificados por institución y naturaleza, criterios que pueden usarse como filtros para hacer búsquedas entre la lista. También incluye el listado de trámites mejorados durante la administración Solis Rivera. No obstante, varios de sus enlaces, como los que guían a las secciones de “Participación Ciudadana”, “Información de trámites”, “Planes de Mejora” y “Catálogo de Trámites”, se encontraban deshabilitados en septiembre de 2017.

El viceministro de Economía, Industria y Comercio, Carlos Mora, anunció públicamente que la plataforma nacional Trámites Costa Rica también incluiría una sección de participación ciudadana, para recibir la opinión de los ciudadanos en la mejora de trámites. Sin embargo cuando el investigador visitó dicha plataforma a principios de septiembre[48], todavía no estaba en funcionamiento. En una visita posterior durante el mismo mes se encontró la sección habilitada, pero no había ningún proceso o trámite en consulta vigente.

También se completaron “las reformas necesarias al reglamento de la Ley de Protección al Ciudadano del Exceso de Requisitos y Trámites Administrativos”, sin describir exactamente cuáles serían. En la práctica, esta se limitó a una reforma que incluyó modificaciones a cinco áreas del reglamento:

·       Conformación y funciones de la «Comisión de Mejora Regulatoria Institucional».

·       Obligatoriedad de utilizar y actualizar el sistema digital Trámites Costa Rica.

·       Mejora a la ficha de información del trámite para que ofrezca más información sobre cada uno de los trámites.

·       Elaboración, seguimiento y consulta pública de los planes de mejora regulatoria a través del sistema digital Trámites Costa Rica.

·       Incorporación de sugerencias de ciudadanos al proceso de mejora continua de trámites, servicios y procedimientos, a través de la recepción de comentarios en las instituciones de la administración pública.

Estas modificaciones se publicaron a través del mismo decreto ejecutivo por el que se lanzó el sistema digital Trámites Costa Rica.

El lanzamiento de RNP Fácil, que permite realizar digitalmente trámites notariales como la inscripción de protocolos, se hizo  el 8 de septiembre, luego de completarse el período correspondiente a plan de acción analizado.

Sobre las iniciativas de mejora regulatoria Mora, viceministro del MEIC, señaló en su informe al Consejo de Competitividad[49] que durante los años 2015 y 2016 se simplificaron en total 155 trámites.

La iniciativa para fortalecer el sistema de control previo en la generación de nuevos trámites también se completó a través del lanzamiento del Sistema Digital de Control Previo (SICOPRE)[50]. Esta es una plataforma en internet, de acceso público, que permite a las entidades públicas y ciudadanos realizar las siguientes funciones:

·       Hacer las evaluaciones en línea sobre el costo-beneficio de las nuevas regulaciones por implementar, gracias a la publicación de las propuestas de regulación.

·       Dar a conocer y permitir opinar antes de que las regulaciones sean emitidas, al realizar una audiencia pública en línea por un lapso de diez días[51].

·       Dar retroalimentación sobre las evaluaciones costo-beneficio, proveyendo mayor información sobre costos que pueden generarse al implementar la regulación.

·       Tener acceso a los informes de Mejora Regulatoria sobre el cumplimiento de la Ley 8220 de las regulaciones propuestas.

Entre su entrada en funcionamiento en mayo de 2017 y junio del mismo año, a través del SICOPRE se tramitaron 189 propuestas de regulación junto con su respectiva evaluación costo-beneficio en línea, relacionadas tanto a la administración central, como a la administración descentralizada.

La implementación de este compromiso no contó con una contraparte de la sociedad civil. Las organizaciones sociales que conforman la Comisión Nacional de Gobierno Abierto indicaron, por separado, que esta no tuvo ningún rol durante la implementación del compromiso, pues las entidades responsables de su ejecución se limitaron a informar sobre los avances logrados.

El Ministerio de Economía, Industria y Comercio realizó la coordinación y ejecución, como parte de sus resposabilidades propias., El asesor del Viceministerio de Presidencia,Jorge Umaña[52], indicó que el MEIC prefirió trabajar por su cuenta, a pesar de los esfuerzos realizados por el Viceminsiterio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano.

También quedaron algunas tareas pendientes. Tras concluir el segundo año de implementación del plan de acción, la plataforma CrearEmpresa no incluía aún los 20 procesos que el Gobierno pretendía digitalizar junto con el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos. Tampoco se habían completado las mejoras a la plataforma RNP Fácil que generaran un mayor acceso a información pública, mecanismos de participación o sistemas de rendición de cuentas.

Umaña[53] explicó que el Gobierno también se había propuesto capacitar a todas las 81 municipalidades del país en el uso de la plataforma CrearEmpresa, para divulgar sus beneficios y fomentar su uso en las gestiones municipales que permite tramitar, sin embargo la capación no se llevó a cabo debido a que el MEIC y el Viceministerio de Presidencia no contaron con el capital humano necesario para realizarla

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Marginalmente

Participación ciudadana: Marginalmente

Rendición de cuentas pública: No cambió

El exceso de trámites burocráticos y los largos períodos que le toma a las instituciones del Estado procesar las peticiones de los usuarios, es un problema de larga data en Costa Rica y de los que más obstaculiza el desarrollo económico del país[54]. Constituye una de las variables peor calificadas en los índices internacionales de competitividad y una queja común entre quienes realizan labores que exigen permisos otorgados por instituciones públicas.

El Índice de Competitividad Global 2016-2017, desarrollado por el Foro Económico Mundial, ubica a Costa Rica en el puesto 54 de 138. El indicador de este índice que mide la carga de la regulación gubernamental obtuvo la segunda peor de las calificaciones recibidas por el país en todos los indicadores, ubicándolo en el puesto 126 de los 138 posibles[55].

La situación no es nueva[56], se trata de un tema que se discute y procura cambiar desde hace varias décadas.[57] Desde el año 2002, cuando se aprobó la Ley de Protección al Ciudadano del Exceso de Requisitos y Trámites Administrativos[58], se han implementado numerosas iniciativas[59]sin el éxito esperado[60]. La mayoría de ellas tienen objetivos de gobierno digital que buscan generar eficiencias en la prestación de servicios públicos. Similar situación se da con este compromiso, pues las plataformas implementadas e iniciativas descritas anteriormente generan más gobierno digital que abierto.

Las acciones planteadas por este compromiso corresponden a las responsabilidades y labores que el MEIC realiza como parte de su gestión habitual asignada por ley (Ley N.° 8220), por lo que la inclusión del compromiso en el plan de acción no generó una mejora importante en la implementación de los objetivos planteados. Es decir, estos habrían cumplido de igual manera aunque no se hubiese incluido el compromiso pues, según indicaron las organizaciones de la sociedad civil en la CNGA, las acciones con que se cumplieron las ejecutó el MEIC sin participación de la CNGA o del Viceministerio de Presidencia. Este último consideró no haber recibido la acogida necesaria por parte del MEIC para cumplir con todo lo propuesto en este compromiso, particularmente con aquello que no formaba parte del plan de trabajo ya definido por el MEIC.

Para el viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, el valor de haberlo incluido en el plan de acción radica en la oportunidad que representa para visibilizar el trabajo del Ministerio de Economía y del país a nivel internacional.

Una de las iniciativas que está ayudando a abrir el Gobierno es la implementación del SICOPRE. Al subir en línea el proceso de petición y análisis de nuevas regulaciones propuestas, y someterlo a consulta pública durante diez días, genera mayor divulgación de información – que antes no era publicada proactivamente- y ofrece a la ciudadanía un nuevo mecanismo de participación.

El sistema digital Trámites Costa Rica y el Catálogo de Trámites, por su parte, ayudarán a consolidar y divulgar información no disponible hasta ahora en un mismo sitio web, y generarán un canal de comunicación con la sociedad civil. Sin embargo será necesario ir más allá para que este constituya un mecanismo de rendición de cuentas y que las propuestas y observaciones recibidas por los ciudadanos sean consideradas en la toma de decisiones y generen acciones que mejoren los servicios prestados por el Estado. Por lo anterior, si bien tal como está redactado este compromiso no tiene relevancia a los valores de gobierno abierto, su implementación sí ha contribuido a generar cambios en prácticas gubernamentales relevantes al acceso a la información y participación ciudadana.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Ni las propuestas recibidas por la sociedad civil, ni el Gobierno ni la CNGA contemplaron incluir acciones relacionadas a este compromiso en el nuevo plan de acción. Debido a que se centra especialmente en áreas de gobierno digital y, en consecuencia, se calificó como  “sin relevancia”, el informe de medio término recomendaba no darle seguimiento en futuros planes de acción.

Compromiso 7. Plataformas tecnológicas para Gobierno Abierto

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: acompañar y proponer, desde la Comisión Nacional de Gobierno Abierto, el desarrollo de portales y plataformas; que se creen en las distintas instituciones del Poder Ejecutivo, enfocadas en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía; el empoderamiento de la sociedad civil; el acceso a la información y la alianza estratégica con el Sector Empresarial y la Academia, a partir del uso de las TIC.

Breve descripción del compromiso: Se va a elaborar un inventario de iniciativas y plataformas de Gobierno Abierto que estén desarrollando las distintas instituciones del Poder Ejecutivo, de manera que permita identificar las instituciones que requieren mecanismos de asesoría y apoyo por parte de la CNGA. Se hará un mapeo de necesidades ciudadanas e institucionales y se propondrán plataformas a distintos órganos y entes del Poder Ejecutivo. Es imperativo de la CNGA velar por que no se genere duplicidad de plataformas e ir unificando estándares de manera progresiva garantizando un acceso universal a la ciudadanía.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia.

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Ciencia y Tecnología y Telecomunicaciones, Ministerio de Planificación Nacional, Agencia Protección de Datos del Ministerio de Justicia y Paz, Archivo Nacional, INEC, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: noviembre de 2015                   Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

Con este compromiso el Gobierno se proponía ordenar, promover y acompañar el desarrollo de plataformas que generaran mejoras en la calidad de vida de la ciudadanía, empoderamiento de la sociedad civil, mayor acceso a la información y fortalecieran la alianza estratégica con el sector empresarial y la academia.

Para lograrlo, se levantaría un inventario de las plataformas digitales de las diferentes instituciones públicas relacionadas a temáticas de gobierno abierto, y se realizaría un mapeo de necesidades ciudadanas e institucionales, candidatas de ser subsanadas a través de este tipo de plataformas.

El inventario incluiría apps, páginas de internet y cualquier otro sistema digital relacionado con gobierno abierto. Se publicaría en un sitio web y se le daría difusión para fomentar su uso. Este sitio web sería el mismo en el que se publicaría el “Directorio informativo del perfil de las instituciones públicas”, correspondiente al cuarto compromiso del presente plan de acción.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

El informe de medio término consideró que este compromiso tenía un nivel de avance limitado debido a que, aunque ya se había realizado el inventario de las plataformas y levantamiento de necesidades de las instituciones, la información no se había diseñado ni diagramado, y por lo tanto tampoco se había publicado.

Adicionalmente, el Gobierno no había compartido el mapeo de necesidades ciudadanas y de instituciones que podrían subsanarse por medio de plataformas específicas, propuestos como tercer hito del compromiso Para mayor detalle ver informe de medio término.

Fin de término: Limitado

Costa Rica Íntegra indicó que el asesoramiento por parte de la CNGA a instituciones públicas en materia de desarrollo de plataformas que fomentaran el gobierno abierto, que formaba parte de los objetivos del compromiso, no llegó a darse.

Esta organización y Abriendo Datos afirmaron[61] conocer el inventario levantado, pero indicaron que desde la comisión no se tomaron acciones posteriores a la sistematización de la información y el mapeo de necesidades institucionales realizado por los estudiantes. Esto implica que tampoco se hicieron las recomendaciones a las instituciones ni se implementaron acciones de mejora a partir del mapeo de necesidades.

El Gobierno indicó[62] que se completó el inventario de plataformas, no obstante este ya se había avanzado significativamente durante el primer año de implementación.

También señaló que las acciones pendientes de este compromiso se trasladarían a la nueva Comisión Nacional de Datos Abiertos, que sería la nueva encargada de darle seguimiento, por tratarse de plataformas enfocadas en la difusión de información en este formato.

Esta comisión, que se esperaba empezaría a sesionar en octubre de 2017, se encargaría de revisar si las plataformas encontradas se mantenían vigentes, en operación, si se aprovechaban y si valía la pena mantenerlas o invertir en otras nuevas.

La expectativa era publicar el inventario en el directorio informativo de las instituciones luego de que este se pusiera en Internet.

No se encontraron acciones significativas que impulsaran el avance de este compromiso durante el segundo año de implementación del plan de acción, razón por la que su grado de implementación se mantiene como limitado.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

Al no publicarse la plataforma, abrirse nuevas vías de participación o rendición de cuentas ni divulgarse el inventario recogido, ni realizar acciones de cara al público, el compromiso no generó cambios en cuanto a los niveles apertura de Gobierno.

El Viceministerio de Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano esperaba que el inventario recabado se divulgara como parte del directorio informativo del perfil de las instituciones, que pretende crear el cuarto compromiso del plan de acción, y que se esperaba estuviese publicado antes de que acabara el año 2017.

De acuerdo al viceministerio, este fue uno de los compromisos más afectados por atrasos en el plan de trabajo de la CNGA, generados particularmente por la gran cantidad de tiempo que tomó la discusión de los borradores del proyecto de Ley de Acceso a la Información Pública durante el primer semestre de 2017. También se vio afectado por cambios en el personal a cargo de la subcomisión de plataformas, encargada de darle seguimiento al compromiso.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

El nuevo plan de acción de gobierno abierto no incluyó acciones relacionadas al seguimiento o implementación de este compromiso.

Aunque sí se incluyeron compromisos cuyo objetivo contemplaba la creación de plataformas, estás tenían fines concretos enfocados en temas o poblaciones en particular, sus propósitos no eran generales ni iban dirigidos a las áreas de gobierno abierto en general, como en este caso.

Compromiso 8. Fortalecer Costa Rica Mi Futuro, Plataforma Nacional de Innovación Social y SIEC

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: impulsar y fortalecer el Portal Costa Rica Mi futuro, la Plataforma Nacional de Innovación Social y la Plataforma de registro y expediente Único de empresas (SIEC).

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Ciencia y Tecnología y Telecomunicaciones, Ministerio de Planificación Nacional, Agencia Protección de Datos del Ministerio de Justicia y Paz, Archivo Nacional, INEC, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: noviembre de 2015                        Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

Sin relevancia clara

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                           

Nota editorial: Este compromiso originalmente es parte de las actividades del compromiso 7 “Inventario y promoción de plataformas tecnológicas para el desarrollo del Gobierno Abierto”. Por considerarse como un compromiso en sí mismo, el MRI decidió analizarlo por separado.

Objetivo del compromiso

Este compromiso tenía como fin fortalecer tres plataformas electrónicas: la Plataforma de Registro y Expediente Único de Empresas, del Sistema de Información Empresarial Costarricense (SIEC)[63], la Plataforma Nacional de Innovación Social[64], y Costa Rica Mi Futuro.

La primera es un medio para que emprendedores y empresarios inscriban sus empresas electrónicamente para beneficiarse de los recursos que el Ministerio de Economía, Industria y Comercio pone a disposición de las que califiquen como micro, pequeñas o medianas empresas. La segunda es un portal que consolida la información del ecosistema nacional en materia de emprendimiento: firmas asesoras, de financiamiento, capacitación y acompañamiento, cultura, etc., y comparte consejos y una agenda de actividades útiles para su público meta. Ambas fueron creadas de forma previa a la elaboración del segundo plan de acción.

Costa Rica Mi Futuro no existía aun cuando se creó el compromiso, pero las otras dos son previas al plan de acción que se analiza.

Cumplimiento

Medio término: No Iniciado

El informe de medio término consideró este compromiso como no iniciado, ya que no se encontró prueba de avance o cambio en ninguna de las plataformas, y el Gobierno no facilitó información que mostrara trabajo hecho en ninguna de ellas.

Además, el investigador del MRI realizó una búsqueda por internet del portal Costa Rica Mi futuro, la cual no arrojó ningún resultado ni permitió encontrar evidencia de que hubiese existido anteriormente.

Las autoridades de Gobierno indicaron que la implementación de este compromiso dependía de que se implementara la plataforma tecnológica de gobierno abierto (compromiso #7), pues esta se utilizaría para impulsarlas. Su promoción se realizaría en los talleres que el Gobierno impartiría a ciudadanos y funcionarios públicos en septiembre y octubre de 2016, como parte de los compromisos 13 y 14.

Fin de término: No Iniciado

Durante el segundo año de implementación del plan de acción no se generaron acciones nuevas para avanzar en esta iniciativa. El Gobierno calificó el compromiso como “atrasado” en la herramienta de seguimiento[65].

Durante la entrevista realizada para esta investigación[66], el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano indicó no haber logrado avances en las plataformas señaladas en este compromiso. 

Dificultades para trabajar con el MEIC obstaculizaron dar seguimiento a las acciones propuestas inicialmente en relación a la plataforma del SIEC. El Ministerio de Economía continuó soportando la plataforma del SIEC por su cuenta, como parte de las tareas que le corresponden por ley como órgano rector de iniciativas para impulsar a pequeñas y medianas empresas, al margen de la Comisión Nacional de Gobierno Abierto y lo dispuesto dentro del plan de acción.

El último cambio significativo que sufrió el sistema del SIEC inició a mediados de 2015 y se extendió durante el 2017. En este período, la plataforma se desarrolló para que pasara de ser un simple sistema de registro público de PyMES a ofrecer la posibilidad de realizar algunos trámites de manera digital. Entre estos trámites se encuentra la inclusión del formulario sobre el Registro de Oferentes, el registro del Perfil de Emprendedores o la inscripción o renovación de la condición de PyME sin necesidad de ir por documentos a diferentes instituciones públicas, a través de la creación de un expediente único de empresarios que interconectaba diferentes entidades públicas.

También se creó un sistema para generar y documentar de manera más fidedigna estadísticas sobre el sector PyME en el país, pero no se acompañó este desarrolló con un plan que mejorara o aumentara la publicación de esta información para la ciudadanía. Por esta razón las medidas implementadas fueron de gobierno digital y no de gobierno abierto.

La Plataforma de Innovación Social, a cargo del Consejo Nacional de Competitividad e Innovación del despacho de la Segunda Vicepresidencia de la República, no sufrió ningún cambio durante los años concernientes al segundo plan de acción, mientras que el portal Costa Rica Mi futuro todavía no existía para septiembre de 2017.

En conclusión, no se encontró ninguna iniciativa ni beneficio derivado de la inclusión de este hito dentro del Segundo Plan de Acción Costa Rica 2015-207.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

Participación ciudadana: No cambió

Rendición de cuentas pública: No cambió

Debido a que este compromiso no se ha implementado, no existen cambios en la práctica gubernamental derivado del mismo que mejoren la apertura del Gobierno. Por este motivo se considera que no ayudó a cambiar la situación en materia de acceso a la información, participación ciudadana o rendición de cuentas públicas.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

No se incluyó de ninguna forma en el tercer plan de acción de Costa Rica por las dificultades para implementar y coordinar acciones relacionadas a este compromiso, 

Compromiso 9. Índice de Transparencia de la Defensoría de los Habitantes ()

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: brindar un panorama del estado de la transparencia, específicamente, sobre el acceso a la información pública, rendición de cuentas, participación ciudadana y apertura de datos publicados en los sitios web de las instituciones del Sector Público.

Breve descripción del compromiso: promover una cultura de transparencia para desarrollar una gestión pública centrada en el ciudadano. Se busca medir y clasificar el nivel de transparencia y accesibilidad de la información pública a partir de lo que se publica en las páginas web.

Institución(es) responsable(s): Defensoría de los Habitantes.

Institución(es) de apoyo: Procuraduría de la Ética, Ministerio de la Presidencia, MIDEPLAN, Costa Rica Integra, ACCESA, ALIARSE, Abriendo Datos Costa Rica, Red Ciudadana

Fecha de inicio: enero de 2016                          Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota editorial: Este compromiso es estelar, pues es medible, claramente relevante para los valores de la AGA, de impacto potencial transformador y está sustancial o totalmente cumplido.

Objetivo del compromiso

Este compromiso tuvo por objetivo difundir los niveles de transparencia, acceso a la información pública, rendición de cuentas, participación ciudadana y apertura de datos con que contaban los sitios web de las instituciones del sector público costarricense. El Gobierno pretendía hacerlo a través de una campaña de comunicación que ayudara a difundir los resultados del Índice de Transparencia de las Instituciones del Sector Público, desarrollado de forma conjunta por la Defensoría de los Habitantes y el Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública de la Universidad de Costa Rica (CICAP).

Este índice tiene por objetivo promover el desarrollo de un gobierno abierto mediante la medición y calificación de instituciones públicas según su desempeño en la publicación de datos abiertos, niveles de acceso a la información, mecanismos de rendición de cuentas y canales para la participación ciudadana que ofrezcan a través de sus páginas web[67].

La implementación del compromiso incluiría trabajo de apoyo a las instituciones públicas para ayudarles a generar iniciativas para mejorar su desempeño en los aspectos evaluados, y de esa forma aprovechar el índice como un mecanismo que guíe sus esfuerzos y recursos en la dirección de una gestión más abierta.

A la vez, busca darle trazabilidad a las acciones que tomen las organizaciones en estas temáticas a lo largo del tiempo y medir sus resultados, generando un benchmark de buenas prácticas que incentive construir a partir de acciones de probada efectividad.

Cumplimiento

Medio término: Sustancial

La Defensoría de los Habitantes impulsó el índice con el apoyo del Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública (CICAP), que venían trabajando en conjunto desde antes del desarrollo del plan de acción. Se aplicó por primera vez en el año 2015, cuando se evaluaron 105 instituciones. Al momento de evaluar este compromiso para el informe de medio término, el índice se estaba aplicando y se evaluaban los resultados para varias de las instituciones incluidas, sin que todavía se hubiesen publicado los resultados.

No obstante, la mayor parte de la información requerida para la evaluación se había recolectado y estaba en proceso de sistematización y análisis, por lo que se consideró que el compromiso tenía un nivel de avance sustancial.

Estaban pendientes, además de los resultados finales, la implementación de la campaña de comunicación y el acompañamiento que desde Casa Presidencial le darían a las instituciones para el uso del índice como instrumento de mejora en las áreas que evalúa.

Fin de término: Completo

La edición del índice correspondiente al año 2016 se publicó el 12 de septiembre de ese año e incluyó la evaluación de 206 instituciones. Esto  representó un aumento del 96% en la cobertura de organizaciones del índice, acercándose a las más de 300 instituciones que conforman el aparato estatal costarricense.

Ese aumento se debió principalmente a la inclusión de las 81 municipalidades del país. La mayoría de ellas obtuvo calificaciones bajas en los diferentes indicadores. En varios casos obtuvieron un cero, debido a la falta de información o a que algunas de ellas no tenían siquiera una página de internet. Esto hizo que el promedio total de todas las instituciones evaluadas bajara con respecto al año anterior en cada una de las dimensiones.

Una vez publicado el índice, la Defensoría de los Habitantes y el CICAP realizaron una serie de visitas a diferentes instituciones del Estado para explicarlo en detalle, cómo puede aprovecharse como instrumento para la mejora de los elementos que mide, porqué la información que evalúa es pública y cuál es el marco jurídico por el que ese contenido debe divulgarse proactivamente.

Estas visitas y talleres impulsaron iniciativas dentro de las instituciones para mejorar la divulgación de información que hacen a través de sus sitios electrónicos, el aprovechamiento que les dan para promover la participación ciudadana y la rendición de cuentas.

El CICAP, por su parte, desarrolló la Guía para el diseño de sitios web transparentes. Esteban Mora, coordinador del Programa de Investigación e Innovación del CICAP[68] explicó que la guía “integra un conjunto de buenas prácticas que permiten mejorar los portales de transparencia de las instituciones públicas y, a la vez, ayuda a conseguir “victorias rápidas” ante indicadores que mide el ITSP”.

La institución impartió ocho sesiones informativas y seis talleres con entidades del Gobierno central, autónomas y municipalidades con el fin de explicar a profundidad conceptos técnicos y valorar posibles mejoras en los sitios web. Las organizaciones participantes diseñaron cápsulas informativas, nombraron comisiones de trabajo y expusieron los resultados a sus jerarcas.

Mora detalló: “Esto demandó una inversión cercana a las 32 horas de trabajo en seis talleres, más de 80 horas con organizaciones públicas en visitas, y la atención de múltiples consultas tanto telefónicas como por correo electrónico, aclarando o requiriendo mayor detalle para la implementación de acciones sugeridas. La Defensoría de los Habitantes, por su parte, realizó 25 talleres con instituciones durante 2016 y en lo transcurrido de 2017 cerca de 32”.

Las iniciativas mencionadas se desarrollaron sin la participación de la CNGA o el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano, quien indicó que la defensoría prefirió que así fuera. Jorge Umaña, del Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano explicó: “Diseñamos procesos de capacitación y formación para aprovechar el índice, con la ayuda de la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, el Ministerio de Hacienda, la Universidad de Costa Rica y el Instituto Contra Drogas, que salieron bien calificados en la última edición (2016, para efectos de este informe). La idea era presentar buenas prácticas con el apoyo de Abriendo Datos, pero la defensoría y el CICAP no accedieron, por lo que no se dieron los talleres”[69], explicó.

Ante esta situación, el viceministerio de Presidencia optó por revisar las páginas web de las instituciones y darles seguimiento vía telefónica durante un mes, para que incluyeran la información pendiente según el índice.

Susana Soto, de Abriendo Datos coincidió en el mismo criterio: “se quería dar desde la CNGA un acompañamiento a las instituciones para ayudarles a entender el índice y mejorar las notas obtenidas, pero la propuesta no se recibió tan positivamente”[70]. Mora indicó que el CICAP avanzaba en el desarrollo de su plan de trabajo para impulsar mejoras en el índice y en la coordinación con la defensoría.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Significativamente

Participación ciudadana: No cambió

La edición del índice del 2016 mostró el impacto que ha tenido este instrumento en las instituciones públicas evaluadas, al motivarles a implementar iniciativas que generen mayor apertura y en consecuencia les ayuden a obtener mejores calificaciones en alguna de las cuatro dimensiones en que se agrupan los indicadores del instrumento[71]:

·       Acceso a la información

·       Rendición de cuentas

·       Participación ciudadana

·       Datos abiertos de Gobierno

Este impacto se empezó a hacer palpable en esta segunda edición del índice, gracias al cambio en el comportamiento de instituciones y nuevas prácticas que les llevaron a mejorar el puntaje obtenido en la edición del año 2015. Estas nuevas prácticas incluyeron una mayor divulgación de información en forma de datos abiertos y otros formatos.

En la dimensión de acceso a la información, por ejemplo, 20 instituciones obtuvieron una calificación superior a 70, contra cinco en el 2015. En la de rendición de cuentas cuatro instituciones lograron una calificación superior a esa nota, mientras que en el 2015 habían sido dos. En la dimensión de participación ciudadana sólo una institución registró una calificación de más de 70 puntos, cuando en el 2015 ninguna lo hizo. En la última dimensión, de datos abiertos, lo hicieron cuatro instituciones, contra ninguna en el 2015[72].

Como se puede observar, el área en que más instituciones públicas mejoraron fue en el  acceso a la información, debido a un incremento en prácticas de divulgación proactiva y un mayor uso de formatos abiertos.

Un ejemplo de esta mejora y del cambio generado en las prácticas de gobierno abierto en entidades públicas a partir de la aplicación del índice, es la Municipalidad de Palmares que empezó a trabajar estos aspectos en su sitio web desde el 2012[73]. Gracias a las visitas realizadas por la Defensoría de los Habitantes al municipio durante el 2016, como parte del acompañamiento luego de la evaluación del 2015, el ayuntamiento tomó acciones que le llevaron a lograr el primer lugar general en la edición del índice del 2016.

Milagro Campos, jefe de Informática de la municipalidad de Palmares comentó que los indicadores “sirvieron de guía para saber qué publicar. Luego de estudiar el informe ya sabía qué tenía y qué me faltaba, nos dio la receta”.

Agregó que el ITSP le ha servido también de apoyo y legitimación para generar una cultura más transparente dentro de la municipalidad. Campos puntualizó: “Algunos decían que la información que les pedía para publicar era clasificada. Entonces les mostraba que el índice lo medía y que por lo tanto debía ser publica, y eso ayudó a que publicáramos información sobre salarios y calificaciones de desempeño”..

Experiencias como esta pueden contarse de otras instituciones, como la Compañía Nacional de Fuerza y Luz, la Universidad de Costa Rica, el Ministerio de Salud o la Dirección General del Archivo Nacional, que han visto en el índice una guía para desarrollar su agenda de trabajo materia de apertura.

En la práctica, les ha servido para empezar a desarrollar sitios de datos abiertos con información institucional y a actualizarlos periódicamente para divulgar información sobre el presupuesto aprobado y su ejecución, sus planes de desarrollo, valor de activos, informes de auditorías y de viajes, reportes financieros y de dietas, publicación de carteles, indicadores de desempeño, adjudicación de contratos, entre otros.

La Compañía Nacional de Fuerza y Luz, por ejemplo, creó un plan de trabajo que utilizó indicadores del ITSP, relacionados a los temas citados, como parámetro para medir mejoras en temas de transparencia. Para más detalle ver Informe de Avance 2015-2017.

La Universidad de Costa Rica creó un Comité Institucional de Gobierno Abierto y empezó a publicar información sobre la evaluación de desempeño de sus funcionarios, contrataciones de bienes y servicios, las actas del Consejo Universitario, los informes históricos de gestión y los planes estratégicos y operativos anuales[74].

El Comité usa las calificaciones recibidas en el ITSP para medir el impacto, positivo o negativo, de las iniciativas de transparencia implementadas. También para determinar áreas de mejora y, a partir de estas, priorizar las iniciativas que incluirá en sus planes de mejora constante. Para el 2017  las iniciativas incluyeron, entre otros, divulgar la agenda de los jerarcas, los reportes de viáticos por viajes al exterior y los informes de asesorías externas[75].

Marco Monge, representante del Consejo Nacional de Rectores en la Comisión Nacional de Gobierno Abierto y coordinador del Comité de Gobierno Abierto de la Universidad de Costa Rica explicó que las visitas mencionadas hechas por la defensoría y el CICAP han ayudado a los funcionarios a entender qué es información pública, porqué debe ser divulgada, por qué es importante involucrar a ciudadanos en la toma de decisiones y cuáles pueden ser los mecanismos para hacerlo.

Los efectos y eficacia de estas acciones se muestran al comparar las calificaciones por dimensión entre las dos ediciones del índice (2015 y 2016). El promedio del puntaje obtenido por todas las instituciones muestra en cuáles hubo un avance y en cuáles se retrocedió:

Fuente: Índice de Transparencia del Sector Público Costarricense 2016

Como se mencionó, la mejora más significativa se presentó en el área de acceso a la información, seguida muy detrás por la de datos abiertos, mientras que la de participación ciudadana mostró un deterioro de casi ocho puntos.

Este decrecimiento podría verse influido por el hecho de que el índice mide exclusivamente el contenido de los sitios web de las instituciones, y una parte de los mecanismos de participación desarrollados se dan por otros canales no reflejados en las páginas de internet, como foros, ventanillas y principalmente través de las contralorías de servicio.

Según el informe publicado con el índice, “los rankings por cada dimensión muestran que hay instituciones que han hecho un esfuerzo importante para mejorar en el ITSP dado que se presentaron varias calificaciones de 90’s y 80’s, que no estaban disponibles antes”.

Además, “la mejor calificación para todos los rankings por naturaleza jurídica fueron superados en el 2016 según los resultados obtenidos en el 2015. Esto evidencia que el esfuerzo por mejorar en materia de transparencia no es sólo de un grupo particular de entidades, sino de todos los tipos de instituciones evaluadas”[76].

Las mejorías antes expuestas y las acciones tomadas por las instituciones costarricenses muestran que el índice les ha ayudado a promover la transparencia y una cultura de mayor apertura. Asimismo les a ayudado a cultivar una sana competencia que les lleva a tomar acciones para mejorar en estos temas, las cuales se traducen en mejores calificaciones en el instrumento de evaluación. Por este motivo se califica como “significativo” el avance en la apertura del Gobierno en cuanto al acceso de información, logrado por este compromiso.

No es así para el pilar de participación ciudadana, en el que los resultados no reflejan todavía ninguna mejora .

El compromiso no se consideró relevante para la rendición de cuentas debido a que los canales creados por las instituciones en sus páginas web, en la práctica, suelen ser más usados para la divulgación de información, la cual es compartida de manera muy sucinta y personal, contra petición particular de cada usuario. Esto provoca que en la realidad no resulten mecanismos para una efectiva rendición de cuentas públicas.

Otro de los grandes aportes del índice es que cuantifica problemas que por lo general no son cuantificados, como la falta de información pública difundida por las instituciones, la carencia de mecanismos de participación y vías para la rendición de cuentas. Adicionalmente, la forma de cuantificarlos no consiste únicamente en asignarle a las instituciones una calificación para cada indicador y una posición dentro del ranking. La siguiente tabla muestra otra manera de cuantificar el rezago en el sector público en cuanto a publicación de información que genera transparencia en temas concretos:

Nombre del indicador

Promedio nacional (calificación 0-100)

Instituciones con información disponible (%)

Activos inmuebles de la institución

4.35

7%

Complementos salariales

20.97

31%

Publicación de contratos

19.71

22%

Presupuesto aprobado

36.89

37%

Informes parciales de ejecución

21.84

22%

Auditorías del gasto público

9.22

9%

Reporte anual financiero

34.17

37%

Informes de viajes

3.5

4%

Ejecución presupuestaria legible por computadora

9.22

9%

Fuente: Índice de Transparencia del Sector Público Costarricense 2016

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Esta fue la segunda ocasión en que se incluyó el Índice de Transparencia del Sector Público Costarricense como compromiso en un plan de acción, pues también formó parte del primer plan de acción de Costa Rica.

El informe de medio término del segundo plan de acción de Costa Rica recomendó incluir este compromiso  solo si serviría para divulgar y aprovechar el índice como herramienta  para la mejora en las dimensiones que mide.  Muchos de estos aspectos se desarrollaron durante  el segundo año de implementación del plan. El índice es ahora una herramienta consolidada en el sector público, usado como parámetro de mejora en diferentes iniciativas. Su influencia como motor para la mejora de la gestión pública ya se manifestó y se seguirá manifestándose si se continúa utilizando como se ha hecho. El reto que enfrenta ahora es el de empezar a innovar para mantenerse vigente.

Por esas razones y porque contó con poca participación de los actores de la CNGA, no se incluyó en el nuevo plan de acción, que da prioridad a nuevas iniciativas y a la consolidación de otras de implementación reciente.

II. Tema: Lucha contra la corrupción

Compromiso 10. Informes de cumplimiento con auditorías internas ()

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: publicar los informes sobre las recomendaciones de las auditorías internas y el cumplimiento de la Administración Activa del Estado, así como los datos de respaldo de las evaluaciones de auditoría; a través de las páginas institucionales y plataformas de gobierno abierto.

Breve descripción del compromiso: se solicita a las instituciones del Sector Público la puesta a disposición de la sociedad civil de los siguientes documentos: planes generales, el marco de operación interna, informes de labores anuales y los respectivos informes de cumplimiento con las acciones que ha realizado la Administración. La documentación de los años 2014-2015 deberá ponerse a disposición en formato abierto, se dará un plazo prudente para que las instituciones suban todos los informes de auditoría que han sido entregados a la CGR en sus páginas web. La CGR cuenta con sus índices de Gestión Institucional y con el índice de gestión Municipal, donde se solicitará que se considere esta acción como parte de los elementos que se van a evaluar.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia, Viceministerio de Paz.

Institución(es) de apoyo: Contraloría General de la República, Costa Rica Íntegra y organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: diciembre de 2016                   Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

 

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nota editorial: Este compromiso es estelar, pues es medible, claramente relevante para los valores de la AGA, de impacto potencial transformador y está sustancial o totalmente cumplido.

Objetivo del compromiso

Este compromiso inicialmente pretendía poner a disposición de la ciudadanía los resultados de las investigaciones que realizan las auditorías internas en las instituciones de administración activa del Estado, junto con la información que respalda el resultado de sus evaluaciones. Esto lo harían mediante la publicación de los informes de recomendaciones de las auditorías en sus sitios web, con el detalle sobre cómo y cuándo habían cumplido con las recomendaciones contenidas en ellos.

También se buscaba que las instituciones publicaran el marco de operación interna y los informes anuales de labores.

El proceso oficial establece que los auditores presenten sus informes a los ministros o líderes de cada institución, quienes deberán implementar los cambios propuestos por el informe, de acuerdo a lo establecido en el artículo 12 de la Ley General de Control Interno[77]. La normativa no contempla cómo debe hacerse la publicación de estos informes en medios que faciliten su acceso por parte de los ciudadanos, a pesar de que son documentos de acceso público.

Cumplimiento

Medio término: Sustancial

En la práctica, a la hora de implementar el compromiso, el viceministerio optó por consolidar la información que las instituciones publicarían en una matriz que daría cuenta de las recomendaciones de auditoría que la institución había cumplido, cuándo y cómo.

Se calificó como sustancial el avance de este compromiso en el informe de medio término debido a que, al momento de hacer esta evaluación, ya se había dado la directriz para publicar estas matrices, conocidas como MACU[78] (Matrices de Cumplimiento)[79], y se había capacitado a las organizaciones sobre cómo prepararlas y el proceso para divulgarlas.

No se consideró el avance del compromiso como completo debido a que, en una revisión hecha por el investigador del MRI al sitio web de datos abiertos del Gobierno de Costa Rica[80] el 26 de septiembre de 2016, se encontró que las matrices de cumplimiento publicadas correspondían solo a nueve de los 18 ministerios y a tres instituciones adscritas a estos, de las más de 300 entidades que componen el aparato estatal. También se encontró que varios de los ministerios aún no habían publicado la MACU en sus páginas de internet. Incluso en algunos casos se usaron archivos PDF para subirlas a las páginas web, como en el del Ministerio de Salud y el de Agricultura y Ganadería.

El Gobierno también llevó a cabo tres talleres con los funcionarios públicos[81]. Estos se encargarían de impulsar las acciones de gobierno abierto en sus instituciones y de dar seguimiento a la publicación de las “MACU” de acuerdo a los tiempos definidos por la directriz DVMP-AGZA- 253-2016, que solicita a todos los ministros subir a sus sitios de internet los informes de cumplimiento de las auditorías internas realizadas durante la administración Solís Rivera[82], es decir, desde mayo de 2014.

En total 13 de los 18 ministerios[83] remitieron a Presidencia la documentación requerida según el calendario mencionado, mientras que cinco la presentaron de forma tardía.

También se acordó con la Contraloría General de la República incluir la publicación de las MACU como parte de los indicadores del Índice de Gestión Institucional (IGI)[84] que elabora anualmente esta institución.

Fin de término: Sustancial

El cumplimiento de este compromiso se calificó como sustancial debido a que 17 de los 18 ministerios del país, que conforman el Poder Ejecutivo, publicaron las matrices de cumplimiento de las indicaciones recibidas por las auditorías internas.

Además se cumplió con el último de los hitos del compromiso, según el cual se realizaría una evaluación de los portales institucionales para verificar el cumplimiento de la directriz emitida. El hito no especificó cuántas ni cuáles organizaciones se evaluarían y en la práctica la verificación se limitó a 36 entidades. Se encontró que diez de ellas estaban en el proceso de publicación, mientras que 23 ya habían subido a su página web su respectiva matriz, y la información contenida en el documento coincidía con la remitida a Presidencia, tal y como lo pide la directriz.

Angélica Vega, jefa de la Oficina de Gestión Institucional de Recursos Humanos de Presidencia y coordinadora del compromiso[85] indicó que tras concluir el período de dos años para cumplir con los compromisos del segundo plan de acción, un total de 26 instituciones habían enviado a Presidencia las MACU consolidadas. Al momento de redactar el presente informe, no se habían publicado todas ellas, pues tenían pendiente la revisión y diagramación de algunas.

El investigador realizó una visita en septiembre[86] de 2017 al Portal Nacional de Datos Abiertos, sitio que el Gobierno escogió para publicar las MACU, donde encontró publicadas las matrices del siguiente total de instituciones:

·       2014-2016: 19 instituciones

·       2015: 10 instituciones

·       2016: 17 instituciones

Se logró que remitieran la información de la totalidad de los ministerios, con excepción del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Sin embargo, solo siete de las varias decenas de organismos adscritos a estos y dos institutos llegaron a publicar el documento, por lo que no participó una cantidad importante de las más de 300 instituciones públicas del país.

Además, la implementación del compromiso se centró en la publicación de dichas matrices, pero la propuesta inicial contemplaba también la divulgación en las páginas electrónicas institucionales de todos los datos de respaldo de las evaluaciones de auditoría. Es por estos motivos que no se consideró el compromiso como completo.

Tras la inclusión en la edición del 2017 de la publicación de las MACU como uno de los indicadores del Índice de Gestión Institucional (IGI)[87] de la Contraloría, Vega esperaba que poco a poco se fueran sumando más organismos a la lista de cumplimiento.

Uno de los mayores retos para el avance en el cumplimiento del compromiso fue el limitado recurso humano destinado al procesamiento y revisión de la información, y el tamaño de los documentos de las auditorías con hallazgos y recomendaciones. Esto dificultaba su sistematización en la matriz y el subirlos a las páginas web, especialmente conforme empezaban a cumplir con la directriz las instituciones más grandes[88].

Costa Rica Íntegra consideró[89] que este compromiso no fue cocreado, que su plan de implementación llegó hecho a la subcomisión y que se enteraron del contenido de las MACU luego de publicada la directriz, a pesar de manifestar interés en participar en su creación y en los talleres de capacitación. También opinó que se limitó el alcance del compromiso al enfocarse en la publicación de las MACU únicamente, y no en la de los informes de auditoría.

Al respecto, el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano consideró que no se incluyó la publicación de los informes de auditoría porque estos ya deben hacerse públicos por ley, aunque esta no defina su colocación en las páginas web.

Otros sectores de la sociedad civil participaron mediante una presentación sobre las MACU, que hizo el viceministerio en una sesión de la Federación de Organizaciones Sociales[90]. Como parte de la retroalimentación que ofreció la organización, indicaron que la forma en que se presenta la información dificulta su comprensión, y el tamaño de las matrices dificulta su análisis. No obstante, destacaron la gran relevancia de los documentos y su utilidad para el trabajo que realizan con las instituciones públicas.

El viceministerio recibió comentarios similares de otras organizaciones como el Estado de la Nación, que consideró que las matrices eran muy ricas en información pero muy pesadas de leer y comprender para los ciudadanos.

Para solventar esta dificultad, el Gobierno trabajaba en la creación de indicadores que, mediante una interface de más fácil lectura y más rápida comprensión, mostraran los  niveles de riesgo por el no cumplimiento de indicaciones contenidas en las recomendaciones.

Vega consideró que “En el proceso de construcción de la matriz fue difícil contar con la participación de representantes de la sociedad civil, ya que esta primera etapa se concentró en alinear a los representantes institucionales para que efectivamente llenaran la matriz y convencerlos de que, en términos de control interno y transparencia, era una buena idea sistematizar la información”.

Desde la perspectiva de la OSC Costa Rica Íntegra, el problema se debió a que la convocatoria hecha a sociedad civil para apoyar en este compromiso no fue la adecuada.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Significativamente

A pesar de que los informes sobre el cumplimiento de auditorías son documentos públicos de libre acceso, no era una costumbre dentro del Estado que se publicaran en los sitios web de las instituciones. Este compromiso ayudó a cambiar esa norma y, a pesar de que la cantidad de organizaciones que lo hacen actualmente es una pequeña parte de todas aquellas invitadas a hacerlo, es una cantidad significativamente mayor a la que lo hacía antes de la implementación del compromiso. Además de que se empezaron a publicar más informes de auditoría, también se desarrollaron y empezaron a publicar las matrices de cumplimiento, que sistematizan la información relacionada a las recomendaciones hechas por el auditor y las acciones implementadas por la entidad para cumplir con ellas.

Las MACU le dan a este ejercicio, de cumplimiento obligatorio por ley desde antes de la creación del compromiso, una cara pública que no existía. Esto constituye otro incentivo para acatar las recomendaciones y facilita la labor fiscalizadora por parte de la ciudadanía.

No obstante, el documento sigue siendo muy detallado y cargado de información, presentado en matrices con enormes cantidades de texto y una diagramación que constituye una barrera para su análisis.  El viceministerio indicó que, hasta el momento, los ciudadanos no habían empezado a hacer uso de las MACU publicadas, o al menos no contaba con evidencia de ello.

Para Costa Rica Íntegra, los beneficios de este compromiso para la apertura del Gobierno se ven limitados por el hecho de que no se publiquen los informes de auditoría interna junto con las MACU, por la pequeña parte del sector público que actualmente sube las matrices a sus sitios electrónicos.

Por su parte, para Abriendo Datos,el posible impacto se verá reducido por la poca divulgación que se le hizo a la nueva información publicada, pues la sociedad no sabe qué es lo que se está publicando ni conoce porqué es importante. Además, consideró que la información contenida en los documentos es tan amplia que resulta muy difícil darle seguimiento, pues no se cuenta con los recursos necesarios para hacer el seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones. Sin embargo consideraron valioso el hecho de que la información esté ahí disponible.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

El compromiso no se incluyó de ninguna forma en el nuevo plan de acción de gobierno abierto. Sin embargo, el Gobierno planeaba continuar las acciones con miras a completar lo que quedaba pendiente de publicación, a fomentar y apoyar a más instituciones para que generaran y publicaran sus MACU y para hacerlas más fáciles de leer y comprender.

Compromiso 11. Reformas normativas contra la corrupción

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: alcanzar un efecto disuasorio de mayor impacto, a partir del impulso de reformas legales necesarias para prevenir, detectar y sancionar la corrupción.

Breve descripción del compromiso: el control de la corrupción no solo busca reducir la corrupción existente, sino evitar la corrupción potencial. La finalidad de este tipo de control es alcanzar un efecto disuasorio a través de un proceso de revisión de la normativa actual referente a la lucha contra la corrupción, que permita su actualización y un enfoque de ejecución adecuado a los requerimientos actuales.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia.

Institución(es) de apoyo: Viceministerio en Asuntos Legislativos, Instituto Costarricense sobre Drogas, Ministerio de Justicia, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: enero de 2016                          Fecha de cierre: abril de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

A través de este compromiso el Gobierno pretendía hacer una revisión de la normativa nacional e internacional en torno al tema de corrupción y generar las reformas legales que se juzgaran necesarias para evitar, a través de un efecto disuasorio, la incidencia de este tipo de delitos en la administración pública.

La normativa que se reformaría o crearía como parte de la implementación del compromiso buscaría prevenir actos de corrupción, complementando el marco legal definido especialmente por la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública,[91] del 2004.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

El informe de avance de medio término consideró el progreso de este compromiso como limitado, ya que al concluir el primer año de implementación no se habían definido aún las normativas por crear o reformar.

En lo que se avanzó fue en el análisis de la normativa vigente en materia de corrupción, gracias a una investigación que realizaron estudiantes de la Escuela de Administración Pública de la Universidad de Costa Rica y que ofrecieron al Gobierno como parte de una serie de trabajos de colaboración para el cumplimiento de los compromisos del plan de acción. Otro estudio incluyó la sistematización de un taller impartido por los estudiantes, sobre esta materia, a diez funcionarios de la Municipalidad de Escazú. Recomendaron continuarlos en otras instituciones como una manera de difundir en el sector público un mayor conocimiento sobre normativa nacional sobre corrupción y para sensibilizar sobre los principios generales que los funcionarios públicos deben observar.

También se empezó a realizar un sondeo en un pequeño sector de la población nacional sobre qué percibían los ciudadanos como corrupción, qué actividades o comportamientos en las instituciones con las que interactúan consideran que afectan sus derechos y son prácticas corruptas, y si estiman que estas se daban más en el sector público o en el privado. La información recibida se usaría como insumo para elaborar la propuesta de normas y reformas a implementar.

Fin de término: Limitado

Para el segundo año de implementación el avance de este compromiso continuó siendo limitado. Las respuestas obtenidas de la encuesta a la ciudadanía sobre percepción de la corrupción, se sistematizaron y expusieron durante un taller celebrado en diciembre de 2016[92]. El taller fue organizado con la organización Costa Rica Íntegra y contó con la participación de la Asociación Costarricense de la Judicatura, el Centro de Investigación y Capacitación en Administración Pública, la facultad de Derecho de la Universidad de Costa Rica, representación docente y estudiantil, la Contraloría General de la República, la Procuraduría de la Ética, y empresas del sector privado.

Los insumos recibidos por medio de la consulta se agruparon en tres áreas principales: prevención de la corrupción, detección y sanción. Las sugerencias recibidas en cada una de estas áreas se distribuyeron en tres mesas de trabajo creadas durante el taller mencionado: Una revisó el tema de sanción, otra el de ética y participación y la tercera el de transparencia. Cada una de las mesas priorizó los cambios a realizar.

A la hora de implementar los cambios propuestos, el viceministerio de Presidencia en Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano priorizó las acciones cuya ejecución fuese más viable y no dependieran de acciones de otros Poderes de la República, como el Legislativo. Estas correspondieron a las propuestas hechas por las mesas de transparencia y de ética. Francela Valerín, asesora del viceministerio indicó: “Se quiso reformar el decreto de la Comisión Nacional de Valores y Principios Religiosos y generar en línea un curso de ética, pero se encontró que ya existe uno elaborado por Registro Nacional con la Universidad Estatal a Distancia, producto del Sistema Nacional de Ética y Valores”[93].

Finalmente, no fue posible modificar el decreto debido a que no se llegó a un acuerdo con la dirección ejecutiva de la actual Comisión Nacional de Valores y Principios Religiosos.

El Gobierno también consideró como parte del cumplimiento de este compromiso las siguientes acciones y reformas normativas a la legislación costarricense:

·       Firma de la Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales.............

·       Presentación del proyecto de Ley de Extinción de Dominio,  expediente 19751.

·       Ley para Mejorar la Lucha Contra el Fraude Fiscal, Ley 19245...........................................            

·       Reforma contra el financiamiento al terrorismo,  Ley 19909.

·       Reforma a la Ley sobre Estupefacientes, Drogas, Legitimación de Capitales y Financiamiento al Terrorismo (contra el lavado de dinero y el financiamiento al terrorismo a sectores no financieros, conocidos como APNFDs),  Ley 19951.

·       Convención para Combatir el Cohecho de Servidores Públicos Extranjeros en Transacciones Comerciales Internacionales.

Sin embargo toda esta normativa no obedece exclusivamente a la creación del compromiso de gobierno abierto, sino a responsabilidades adquiridas con organizaciones internacionales en procesos paralelos, como el de adhesión al grupo de países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La definición de su necesidad no surgió del ejercicio de diagnóstico e identificación de necesidades que el compromiso establece en sus hitos, sino de procesos paralelos también dirigidos a fortalecer la normativa de lucha contra la corrupción.

Adicionalmente se incluyó el tema de lucha contra la corrupción en los talleres para funcionarios públicos, impartidos por el viceministerio como parte del cumplimiento del compromiso #15 del presente informe.

Quedó pendiente de cumplir el cuarto hito, cuyo objetivo era “Fortalecer la institucionalidad frente a la penetración de la corrupción con mecanismos de verificación de confianza para fomentar la probidad de los funcionarios públicos”.

El fortalecimiento de la oficina coordinadora, última actividad del compromiso, fue descartada durante el proceso de implementación del plan de acción ya que, por falta de recursos, la creación de esta oficina se sacó del Plan Nacional de Desarrollo.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: No cambió

Participación ciudadana: No cambió

El investigador del MRI considera que no hay cambios en las prácticas gubernamentales resultado de la implementación de este compromiso debido a que las reformas legales señaladas por el Gobierno como cumplimiento de este compromiso no se deben necesariamente a la implementación del plan de acción, sino a otros procesos vinculados a organismos internacionales, y que igualmente se hubiesen implementado de no haberse creado este compromiso.

Evelyn Villareal, de Costa Rica Íntegra opinó: “Se hizo el taller de consulta para que expertos dijeran en qué áreas había que aplicar reformas, pero los cambios propuestos no se han logrado implementar, en particular la reforma a la Comisión Nacional de Valores. Las reformas que aprobó el Gobierno debía tramitarlas de todas formas, por lo que  el hecho de haber incluido el compromiso en el plan de acción realmente no aportó”[94].

De acuerdo con el viceministerio de Presidencia, esto se debió a “circunstancias coyunturales” que no permitieron llegar a acuerdos con la Comisión[95].

 Ignacio Alfaro, de la organización Abriendo Datos, indicó que el taller no tuvo devolución, “no supimos qué paso. Se hicieron propuestas interesantes pero no se les dio seguimiento. Se propuso que las declaraciones juradas de los funcionarios públicos debían ser públicas, por ejemplo, pero no se tomaron acciones”[96].

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Este compromiso no se incorporó de ninguna forma en el III Plan de Acción de Gobierno Abierto de Costa Rica.

Compromiso 12. Selección transparente de funcionarios públicos

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: poner a disposición de candidatos, instituciones y sociedad en general, la información relacionada con los procesos de reclutamiento y selección de las plazas del Título I, II y III del Estatuto Orgánico del Servicio Civil, que permitan establecer un seguimiento a todo el proceso (desde el concurso de antecedentes hasta la elección entre una terna).

Breve descripción del compromiso: el compromiso desea tener el impacto de hacer más transparente el proceso para los funcionarios publicando las plazas en propiedad disponibles, las plazas que se van a llamar a concurso, los listados de elegibles y sus calificaciones, así como los candidatos que se seleccionan en la terna y los resultados de las elecciones en cada una de las instituciones. Se solicitará a la Dirección General del Servicio Civil que en el plazo de un año proceda a poner a disposición, vía web, los siguientes datos: a. Plazas a concurso, b. Listado de elegibles con sus calificaciones. En el segundo año, con el apoyo de la CNGA, debe estar disponible el estado actualizado de todas las plazas que se encuentran abiertas a concurso, desde el inicio hasta el cierre del proceso.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de la Presidencia.

Institución(es) de apoyo: Dirección General de Servicio Civil, Instituciones públicas bajo el Título I, II y III del Estatuto Orgánico del Servicio Civil, organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: enero 2016                              Fecha de cierre: diciembre de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

El objetivo de este compromiso se centró en desarrollar un sistema informático que permitiera publicar la información relacionada con los procesos de reclutamiento y selección de las plazas del Título I, II y III del Estatuto Orgánico del Servicio Civil, de manera que las personas concursantes, interesadas y cualquier otro, pudiera dar seguimiento de todo el proceso de selección, desde el concurso de antecedentes hasta la escogencia final.

De esa manera el proceso se haría de forma transparente, las personas podrían verificar de manera digital las plazas abiertas a concurso, los listados de elegibles, los atestados de quienes avanzaran en cada una de las etapas del proceso y las calificaciones asignadas a cada uno. También podrían verificar la terna final escogida y los resultados de las elecciones en cada una de las instituciones, de manera que se pueda comprobar la escogencia del candidato más idóneo.

Cumplimiento

Medio término: Limitado

El nivel de avance de este compromiso se calificó como limitado en el informe de medio término, pues al momento de redactarlo no se habían definido los requerimientos del sistema informático ni se había completado la estandarización y levantamiento de todos los procesos por transparentar. También estaba pendiente el diseñar la interface y arquitectura del sitio web.

En lo que se había avanzado era en el trabajo necesario para conectar las bases de datos de los colegios profesionales, que permitirían verificar parte de los atestados y requisitos necesarios para concursar por las plazas.

Fin de término: Limitado

El 17 de abril de 2017 el Gobierno dio a conocer el desarrollo web que permite a los usuarios de la página de Internet de la Dirección General del Servicio Civil[97](DGSC) consultar cuáles puestos de trabajo del Título II (personal docente) se encuentran abiertos bajo el Régimen de Servicio Civil.

La publicación de estos puestos en el sitio web permitió su mayor difusión y aumentó en más de un 33% la cantidad de postulantes a los concursos abiertos. De acuerdo con la información facilitada por el Ministerio de Educación al Viceministerio de Presidencia, la cantidad de oferentes que se postularon para el primer concurso docente que se divulgó a través de la nueva herramienta, y se mantuvo por 15 días, subió de 120 mil a más de 160 mil[98].

El servicio digital provisto a través de internet aun no permite aplicar por ese medio, pero sí posibilita ver la lista de personas inscritas en el Servicio Civil como oferentes[99], es decir, todas aquellos que aparezcan en sus registros como posibles candidatos para concursar por puestos dentro del sector público en cualquiera de las categorías del Régimen: Título I (administración), Títulos II (carrera docente)[100] y IV (carrera artística). De esta lista de oferentes, la aplicación muestra todos aquellos que son elegibles para la clase de puesto que el usuario seleccione, siempre que tengan más de 70 puntos en la escala 1-100 que maneja el Servicio Civil.

Lo descrito cumple parcialmente con los dos primeros hitos del compromiso, pues aún falta incluir los puestos del Título III (del Tribunal de Servicio Civil) y completar los del Título I. En septiembre de 2017 la Dirección General del Servicio Civil desarrollaba el sistema de expediente digital que permitiría a los usuarios postularse para los puestos en concurso. Olman Jiménez, director del área de Desarrollo Estratégico de la DGSC[101] indicó que la expectativa era que estaría listo en noviembre de 2017.

Angélica Vega, coordinadora por parte de Presidencia de la implementación de este compromiso y jefa de la Oficina de Gestión Institucional de Recursos Humanos de ese ministerio[102] indicó: “Desde el 2016 y hasta el momento nos hemos dedicado a acomodar las bases de datos de Título I (Administrativo), que están dispersas. Ahora el trabajo se centra en el diseño del expediente digital”.

Tras los dos años del segundo plan de acción, tampoco se había implementado el tercero de los hitos que sugería la publicación del resultado de las distintas etapas del proceso de selección de candidatos para cada uno de los puestos, de manera que los interesados pudieran verificar quiénes eran los escogidos, desde la primera etapa hasta la escogencia de uno de los candidatos de la terna final.

Por haber cumplido parcialmente con los dos primeros hitos y quedar pendiente el tercero, se le asigna un nivel de avance limitado.

De acuerdo con Vega, los retos encontrados durante la implementación del compromiso resultaron más grandes de lo estimado a la hora de incluirlo en el plan de acción, principalmente por dos razones:

1.     La gran cantidad de datos contenidos en los expedientes de los oferentes se encontraba almacenada en registros físicos en su mayoría y en bases de datos locales y dispersas.

2.     Tradicionalmente la DGSC y el MEP llamaban a las personas a concursar únicamente cuando había una plaza disponible, paro bajo la lógica del nuevo sistema se debe crear una base de datos de oferentes actualizada, de manera que ayude a hacer más eficientes los procesos de contratación. Esto implica un cambio cultural en la forma en que se gestionan los procesos de la DGSC, lo que genera resistencias al cambio importantes. En este sentido, Vega consideró: “Nos ayudó mucho que la Sala Cuarta solicitara a la DGSC abrir los concursos para todas las personas interesadas en puestos en el Estado”.

Adicionalmente la infraestructura tecnológica de la DGSC y del MEP presenta problemas de interoperabilidad que dificultan el intercambio de información entre instituciones, necesario para la verificación de documentos por parte de los oferentes. Esto generó atrasos durante la implementación de este compromiso. Al momento de evaluarlo se trabajaba en la solución de este problema.  Olman Jiménez, por su parte, manifestó: “La creación del compromiso de gobierno abierto ayudó a que se le asignaran más recursos, necesarios porque la iniciativa tiene un gran componente tecnológico para su puesta en ejecución y desarrollo.  Al ser un tema país y estar comprometidos a nivel de gobierno abierto, se abre la posibilidad de contar con mayor apoyo”[103].

Por otra parte Vega, de Presidencia, aseguró que recibieron consultas y observaciones de usuarios de la plataforma que han ayudado a mejorarla: “Por ejemplo, descubrimos un error en la publicación de un listado de maestros específico gracias a que una de las profesoras lo detectó y procedió a informarlo a la DGSC. De inmediato se realizaron los ajustes”.

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Acceso a la información: Marginalmente

De acuerdo con el Gobierno, se trata de la primera vez que el Estado digitaliza sistemas de reclutamiento y publica información actualizada de puestos en concurso. Esto permite a los interesados verificar en línea la lista de elegibles y si ellos califican como tal. También sería la primera vez que los usuarios pueden realizar búsquedas en una lista que incluye todos los puestos abiertos de instituciones bajo el Régimen del Servicio Civil y que permite aplicar criterios de búsqueda como clase de puesto, de especialidad y sub-especialidad.

Sin duda es un paso importante al difundir información de utilidad para muchos ciudadanos que les permitirá aprovechar oportunidades laborales y estimar sus posibilidades de éxito, así como comparar sus condiciones con las de sus posibles competidores algo que incentivaría una sana competencia por el desarrollo de habilidades y conocimientos profesionales.

Las primeras consecuencias de esto ya se vieron al aumentar, en más de una tercera parte, el número de docentes que solicitaron puestos del servicio civil como oferentes.

Sin embargo esta información, que de momento cubre solo la primera etapa del proceso de reclutamiento, no genera transparencia sobre el actuar de la autoridad pública. Se hace necesario que incluya información posterior al proceso de selección de candidatos, que dé cuenta de los criterios y preferencias del Servicio Civil por un oferente sobre otro, de manera que se transparente la información luego de ser procesada y de haber generado un resultado por parte de la autoridad competente. Solo así se podrá llamar a cuentas sobre cómo se usó esa información suministrada por los ciudadanos.

¿Se incorporó en el siguiente plan?

Debido al impacto positivo que se espera que tenga el completar la implementación de este compromiso en los procesos de reclutamiento que modifica, y a los avances logrados e inversión de tiempo y recursos hechos para el desarrollo de la herramienta, el Viceministerio de Asuntos Políticos y Diálogo Ciudadano decidió agregarlo como uno de los hitos del compromiso que se le concedió al Poder Ejecutivo incluir en el nuevo plan de acción, según la metodología seguida para su cocreación.

El compromiso consiste en dar “Seguimiento a los compromisos de la Estrategia Nacional por un Gobierno Abierto”. En su sección “c” propone lo siguiente:

c.      Diseño e implementación del Compromiso Expediente Web para concurso de plazas en propiedad del Régimen del Servicio Civil.

·       Publicar los resultados de los concursos.

Compromiso 13. Procesos transparentes de gestión de proyectos de infraestructura

Texto del Compromiso:

Objetivo principal: hacer transparentes los procesos de gestión de proyectos de infraestructura durante todo su ciclo de vida, desde su planteamiento inicial hasta los efectos de su operación, permitiendo un control ciudadano efectivo del desempeño de las instituciones públicas.

Breve descripción del compromiso: las instituciones que desarrollan proyectos de infraestructura proporcionarán con el detalle requerido, de manera transparente y de libre acceso, la información del proceso por etapas: etapa 1: identificación del proyecto; etapa 2: elaboración del proyecto; etapa 3: proceso de contratación; etapa 4: ejecución; etapa 5: finalización del proyecto. Las instituciones deberán proporcionar la información adicional (según las características determinadas para favorecer su claridad y uso), en respuesta a los requerimientos de información que reciban por parte de la ciudadanía.

Institución(es) responsable(s): Ministerio de Planificación Nacional y Política Económica.

Institución(es) de apoyo: Ministerio de Obras Públicas y Transportes, Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados, Instituto Costarricense de Electricidad, Compañía Nacional de Fuerza y Luz, Municipalidades, Instituto Costarricense de Ferrocarriles, Comisión Nacional de Concesiones, Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo de la Vertiente Atlántica, Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico, Empresa de Servicios Públicos de Heredia, Defensoría de los Habitantes, Cámara Costarricense de la Construcción, Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos de Costa Rica, Organizaciones interesadas.

Fecha de inicio: enero de 2016                          Fecha de cierre: marzo de 2017

 

Resumen del Compromiso

Especificidad

Relevancia a los valores AGA (como está escrito)

Impacto Potencial

Cumpli-miento

Medio término

¿Se avanzó en la apertura del Gobierno?

Fin de término

Ninguna

Baja

Media

Alta

Acceso a la información

Participación ciudadana

Rendición de cuentas

Tecnología e innovación para la transparencia y rendición de cuentas

Ninguno

Menor

Moderado

Transformador

No iniciado

Limitado

Sustancial

Completo

Empeoró

No cambió

Marginalmente

Significativamente

Excepcionalmente

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Objetivo del compromiso

La finalidad de este compromiso era transparentar los procesos de asignación y desarrollo de proyectos de infraestructura, no solo durante la adjudicación de los contratos, donde suelen concentrarse los esfuerzos de divulgación de la información, sino también durante las etapas de construcción, control de calidad, entrega, mantenimiento y cualquier otra que pudiese formar parte de su ciclo de vida.

La intención inicial era publicar la información sobre cada una de las siguientes etapas:

1.     Identificación del proyecto

2.     Elaboración del proyecto

3.     Proceso de contratación

4.     Ejecución

5.     Finalización del proyecto

Los procesos y mecanismos de divulgación a utilizar deberían permitir a los ciudadanos dar seguimiento al avance de proyectos de infraestructura pública y llamar a rendir cuentas a las empresas contratadas para su desarrollo.

Para cumplir con estas metas se optó por adherirse a la Iniciativa de Transparencia del Sector Construcción (CoST por sus siglas en inglés[104]), y empezar a desarrollar los procesos e implementar los protocolos que esta establece. Este organismo internacional define estándares y mecanismos de divulgación de información sobre el desarrollo de obra pública, para que los ciudadanos puedan dar seguimiento al avance de los proyectos y llamar a rendir cuentas a las empresas contratadas para estos.

Cumplimiento

Medio término: Sustancial

A la  hora de redactar el informe de medio término, el Gobierno había escogido aplicar la plataforma CoST únicamente a una parte de las instituciones que desarrollan infraestructura: el Viceministerio de Infraestructura, del Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT), y el Ministerio de Educación Pública (MEP). Costa Rica ingresó a la iniciativa CoST en junio de 2016.

Se definió que el grupo multisectorial que se encargaría del seguimiento de los proyectos estaría conformado por representantes del Gobierno, la sociedad civil y el sector privado, representados a través de las asociaciones Consumidores de Costa Rica y Costa Rica Íntegra, por parte de la sociedad civil; la Cámara de la Construcción, la Unión de Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Privado (UCCAEP) y la Federación Nacional de Cámaras de Comercio y Asociaciones Empresariales de Costa Rica (Fedecamaras), del sector privado, y los Ministerios de Hacienda, Obras Públicas y Transportes y de Planificación y Política Económica. El Ministerio de la Presidencia, la Defensoría de los Habitantes, el Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos y el Laboratorio Nacional de Materiales operarían como observadores.

Finalmente, para septiembre de 2016 estos organismos trabajaban en la selección de los seis proyectos con que iniciará el plan piloto de aplicación de la metodología de CoST. 

Fin de término: Sustancial

La inclusión en CoST se anunció públicamente[105] el 27 de marzo de 2017 mediante un acto formal de firma de adhesión en el que participaron la vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón, y Christiaan Poortman, presidente de CoST.

El Gobierno y Costa Rica Íntegra cocrearon el  decreto ejecutivo[106] mediante el cual se oficializó la iniciativa. Se publicó el 8 de mayo de 2017. En él se define como objetivo fortalecer la transparencia “durante todos los ciclos de vida de los proyectos de infraestructura y obra pública, así como el adecuado manejo de los fondos públicos destinados a financiar dichas obras, mediante la divulgación de información básica relativa a la gestión del proyecto, la validación de la información divulgada que garantice su comprensión y la participación de diversos sectores en el desarrollo de la obra.”

También se definen las funciones del Grupo Multisectorial (GMS) y se establece que estará conformado por tres representantes del sector público, tres del privado y tres de la sociedad civil. Las personas que ocuparán esos cargos lo harán sin percibir dietas y por dos años[107].

Cada año, los miembros del GMS deberán ofrecer una evaluación de labores y de la pertinencia de su participación en el órgano, y aquellos que no cumplan con los criterios que se lleguen a definir mediante reglamento se deberán remover.

El GMS inició operaciones en diciembre de 2016, aunque su primer reunión oficial, posterior a la publicación del decreto que oficializa la integración a CoST, fue en junio de 2017. Deberá sesionar al menos una vez por mes. Designó como presidente al representante de Costa Rica Íntegra y asignó al viceministro del Ministerio de Obras Públicas y Transportes[108] como campeón de la iniciativa por parte del Gobierno.

También creó dos comités de trabajo, uno de gobernanza y otro de implementación. Los comités plantearon propuestas de productos a desarrollar, plazos, cronograma, financiamiento, entre otros.

El Ministerio de la Presidencia tendrá a su cargo la dirección ejecutiva[109] de la iniciativa y también asumió, aunque de manera temporal, la secretaría técnica de CoST, encargada de coordinar a las acciones del GMS y la adecuada implementación de la iniciativa. La Contraloría General de la República, la Defensoría de los Habitantes y el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales actuarán como observadores.