Saltar navegación

Resultados, desafíos y próximos pasos para la ciudad de Buenos Aires

Resultados, Desafíos y Próximos Pasos de la Ciudad de Buenos Aires en la Alianza para el Gobierno Abierto

Maria Soledad Gattoni|

Evento de lanzamiento: un espacio de encuentro

En abril, 11, 2018, el mecanismo de informes independientes (IRM) lanzó el primer programa #OGPLocal Denunciar usuario evaluando el desempeño de la Ciudad de Buenos Aires en OGP durante 2017. Los representantes del gobierno local y las organizaciones de la sociedad civil (OSC) compartieron sus experiencias y desafíos, mientras yo presentaba los resultados de la evaluación y las recomendaciones para el próximo plan de acción. El evento trajo cierre y debate; Al mismo tiempo, fue un evento con un ojo puesto en el futuro.

Desde la perspectiva del MRI, analizamos los diferentes compromisos del plan de acción y evaluamos el contenido, su relevancia para el contexto en el que se propusieron los compromisos y el impacto potencial que los compromisos podrían tener en caso de finalización. También observamos el proceso mediante el cual se redactaron estos compromisos, cómo se crearon conjuntamente, quién tuvo voz y voto al proponerlos y redactarlos, y si hubo diálogo y retroalimentación entre los diferentes actores. Prestamos especial atención a cómo se implementaron los compromisos, cómo la implementación fue monitoreada por las organizaciones de la sociedad civil y qué resultados han producido los compromisos. En resumen, observamos qué ha cambiado y qué hay de nuevo que no existía antes, antes de la implementación del plan de acción. Con esa información, recomendamos y guiamos el proceso.

Proceso de co-creación y consulta

En el marco del Programa de Pioneros Subnacionales (ahora el Programa local de OGP), el plan de acción de la Ciudad de Buenos Aires fue co-creado en colaboración con el Subsecretaría de Gestión Estratégica y Calidad Institucional y las siguientes OSC: Fundación Directorio Legislativo, el Asociación Civil para la Igualdad y la Justicia (ACIJ), Open Knowledge Foundation y el Asociación de Derechos Civiles (ADC). A través del debate y el establecimiento de una metodología específica y una mesa de trabajo de múltiples partes interesadas, los involucrados llevaron a cabo diferentes fases de consulta pública y mesas redondas temáticas. Representantes de diferentes partes del gobierno participaron en las mesas redondas, junto con académicos, periodistas y activistas de la sociedad civil que trabajan en temas específicos (como educación, derechos sexuales y reproductivos, y otros).

Durante el proceso de co-creación del plan de acción y las mesas redondas, la Subsecretaría compartió toda la información y las actas de las reuniones a través de un repositorio virtual. Posteriormente, durante la implementación de los compromisos, diferentes actores utilizaron tableros de seguimiento para comentar, hacer un seguimiento y monitorear el proceso.

El primer plan de acción priorizó compromisos en las siguientes áreas: acceso a información pública en las tres ramas del gobierno; apertura de datos sobre transporte, infraestructura en educación y acceso a servicios de salud sexual y reproductiva; y la implementación de mecanismos de denuncia ciudadana.

Resultados

Lo más importante a destacar del plan de acción de Buenos Aires es que los cinco compromisos que se implementaron se evaluaron como una apertura significativa del gobierno. A través de su implementación, se abrieron más canales de participación de los que existían anteriormente, se divulgó más información y se mejoraron los canales de responsabilidad que conectan al gobierno y a los ciudadanos.

Cuatro de los cinco compromisos se completaron sustancial o totalmente. Dos de los cinco compromisos fueron compromisos destacados: es decir, compromisos que son relevantes para los valores de OGP, tienen un impacto potencialmente transformador y se completan sustancial o totalmente.

¿Qué ha cambiado realmente?

Uno de los resultados más visibles del Plan de Acción es la cantidad de bases de datos gubernamentales publicadas y divulgadas. Estas bases de datos iban desde Información judicial, a la publicación de bases de datos de autobuses públicos, a mapas de datos con obras de infraestructura realizadas en colegiose incluso datos relacionados con lugares donde se pueden obtener condones o se pueden realizar pruebas de VIH.

¿Qué compromisos tuvieron más éxito? Aquellos que incluyeron la participación de las OSC como socios ejecutores, y aquellos que fueron monitoreados estrictamente por las OSC: por ejemplo, la plataforma # DÓNDE, Desarrollado por la Fundación Huesped, que incluye la evaluación y calificación del servicio recibido en los centros de salud en materia de derechos sexuales y reproductivos, evitando así el tratamiento discrecional.

Otro punto a destacar fue la apertura de nuevos canales para la participación ciudadana a través de mesas redondas, incluida la discusión sobre la legislación de alquileres organizada por la Subsecretaría junto con el Instituto de Vivienda (IVC) y representantes de las OSC.

Próximos desafíos

Un próximo desafío es ampliar la participación e institucionalizar el foro de múltiples partes interesadas (el grupo de trabajo actual). Con el ojo puesto en el próximo plan de acción, es importante que la Ciudad de Buenos Aires lleve a cabo reformas que promuevan la responsabilidad pública e incluyan la participación de grupos de interés como los sindicatos, el sector privado, las comunidades LGBTBIQ, las organizaciones de mujeres y los ciudadanos no organizados. . Ampliar el proceso de consulta significa dejando la zona de confort y fortalecer el proceso de debate, algo que es esencial para un exitoso proceso de co-creación.

Otro desafío será pasar de simplemente publicar datos a publicar datos con un propósito, fortalecer los mecanismos de presentación de informes y difundir las plataformas de datos en colaboración con aquellos sectores que pueden usar y beneficiarse de los datos disponibles.

Finalmente, quizás el desafío más importante es alinear las prioridades del plan con las prioridades de los ciudadanos.

Lo que sigue: en los zapatos del ciudadano

Antes de que el evento de lanzamiento llegara a su fin, propuse un pequeño ejercicio: que todos allí reflexionarían sobre las razones por las cuales él / ella estaba en ese evento de lanzamiento. Como representante de un área de gobierno, de una OSC, de una entidad académica, cada uno de nosotros tenía un papel específico y un objetivo que queríamos perseguir en esa reunión. Propuse a los asistentes que, teniendo en cuenta su papel, pensarían y propondrían qué temas querían ver reflejados en el próximo plan de acción. Los resultados del trabajo colaborativo se reflejaron en esta nube de palabras:

Luego, propuse que olvidaran ese propósito y su institución y, en cambio, se pusieran en la piel de los ciudadanos. Desde esta nueva perspectiva, les pedí que volvieran a pensar sobre los problemas y prioridades que querían ver en el próximo plan de acción. La palabra nube cambió considerablemente:

Aunque la muestra de participantes no fue lo suficientemente representativa como para sacar conclusiones, la diferencia entre las dos nubes nos dejó a todos en un estado reflexivo: para lograr compromisos que realmente impactan la vida de los ciudadanos, es esencial ponerse los zapatos, que también son nuestros Zapatos; cambiar la perspectiva de vez en cuando y cerrar esa distancia. Ese es el verdadero desafío que tendrá que enfrentar la Ciudad de Buenos Aires en el próximo plan de acción.

NO siga este enlace o será prohibido en el sitio!