El enfoque: Datos abiertos

“Poder juvenil... poder juvenil... poder juvenil”, coreaba el grupo: las voces de los jóvenes resonaban en la sala de conferencias. Con entusiasmo, el equipo organizador se les unió mientras yo enfocaba mi cámara para grabar la pasión de sus rostros y en sus voces y la determinación de sus ojos: todo esto esperando hacer del mundo un lugar mejor.

Los jóvenes, representantes de doce países del mundo, se reunieron para participar en la quinta Cumbre Global de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés) que se llevó a cabo en Tiflis el mes pasado, reunión en la que participaron más de 2000 funcionarios de gobierno, representantes de la sociedad civil, periodistas, activistas, académicos y empresarios de todo el mundo. Los jóvenes trajeron consigo experiencia en datos abiertos de gobierno, compartieron sus retos y logros y exploraron formas en las que los jóvenes pueden jugar un papel activo en el gobierno abierto.

En Paquistán he estado trabajando a través de la incubadora del laboratorio de rendición de cuentas en estos temas y OGP me pidió que documentara la participación del grupo de jóvenes en las reuniones. Ésta fue la primera ocasión en la que un grupo de este tipo participa en una reunión de tan alto nivel. Su pasión e iniciativas audaces fueron para mí inspiradoras. Por ejemplo, el trabajo de Abdul Azziz Traore de promover el concepto de Kike World, un software de participación cívica y lucha contra la corrupción y la mala gobernanza en Burkina Fasso o el trabajo de Maira Duque de impulso a diálogos entre los ciudadanos y tomadores de decisiones para moldear movimientos ciudadanos en Colombia, llevando a cabo conversaciones públicas, por ejemplo, sobre homicidios. Aprendí lo esencial que son los datos abiertos en el gobierno. Aunque suene muy técnico, los datos abiertos son utilizados por ciudadanos de todo el mundo para impulsar la transparencia, mejorar la eficiencia y transformar los servicios públicos. La apertura en el gobierno es esencial para un desarrollo más incluyente, justo y equitativo.

Barbara Paes, joven feminista y defensora de los derechos de las mujeres en Brasil fue con quien más me identifiqué. El trabajo que lleva a cabo en Article 19, organización de derechos humanos que busca impulsar la libertad de expresión e información en diferentes partes del mundo, analiza los datos abiertos de violencia contra las mujeres con el objetivo de dar visibilidad al tema y ayudar a la sociedad a dimensionar la problemática, además de permitir a la sociedad civil monitorear las políticas públicas diseñadas para combatir esta violencia. Su más grande motivación, me confió Paes durante su entrevista, fue “hacer el problema más visible para apoyar la movilización y presionar al gobierno a hacer buenas políticas públicas para acabar con la violencia contra las mujeres.”

Como cineasta independiente de Paquistán, aprovecho la cinematografía digital para contar historias y mensajes que hagan que los responsables de la violencia en contra de las mujeres rindan cuentas. En la cumbre empecé a darme cuenta de cómo puedo aprovechar los datos abiertos de violencia en contra de las mujeres para contar historias sobre las razones detrás de estos crímenes. Esto es esencial porque entender la base de los crímenes es una parte fundamental de la creación de medidas legales y sociales para prevenirlos. En un país en donde en muchas regiones más del 50% de las personas son analfabetas, las películas son un medio a través del cual cualquier puede entender y a través del cual los datos – que muchas veces son intimidantes – pueden ser relevantes para todos.

Además, reflexioné sobre cómo el gobierno abierto no ha sido aprovechado en Paquistán y sobre cómo podría aprovecharse este potencial. Aunque el país ha impulsado diversas intervenciones bajo la etiqueta de la gobernanza electrónica y leyes de derecho a la información a nivel federal y provincial, ha habido críticas mencionando que las iniciativas y los compromisos deben fortalecerse y que deben diseñarse más soluciones para promover la rendición de cuentas y la transparencia en el gobierno. Espero ahora trabajar como parte de la incubadora del laboratorio de rendición de cuentas y, junto con mis colegas, ver cómo podemos trabajar juntos en estos temas.

Me fui de Tiflis impresionada por las increíbles ideas y conexiones pero, sobre todo, por los jóvenes maravillosos a los que conocí. Soy una conversa del gobierno abierto y hoy pienso trabajar en una historia de temas conocidos, explorando el espíritu del gobierno abierto y preparando el camino para que la gente se pregunte cómo afectan los datos abiertos su vida cotidiana como ciudadanos. También espero que las próximas cumbres globales de OGP incluyan a artistas como participantes y les permitan explorar el uso de los datos abiertos de gobierno de formas creativas.

Authors: Madeeha Raza
Filed Under: Champions
Tags: Espanol