El gobierno abierto es clave para asegurar que nadie se quede atrás

La quinta Cumbre Global de Gobierno Abierto (del 17 al 19 de julio) que se llevará a cabo en Tiflis, Georgia se enfocará en la participación ciudadana, la lucha contra la corrupción y la provisión de servicios públicos. Como socio multilateral, PNUD ha apoyado a la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés) desde hace siete años. Para muchos países, la Cumbre Global será una oportunidad para aprender de las experiencias de otros países y reflexionar sobre su compromiso con el gobierno abierto.

 

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, en particular el objetivo 16, enfatiza la importancia de la paz, la estabilidad, los derechos humanos y la gobernanza basada en el estado de derecho. El PNUD trabaja constantemente en traducir este compromiso en mejoras tangibles para la vida de las personas con indicadores nacionales y datos relevantes para ayudar a los gobiernos a desarrollar planes nacionales, presupuestos y discusiones que contribuyan a la implementación de este ambicioso objetivo.

 

UNDP trabaja con una gran variedad de instituciones, desde parlamentos nacionales, cortes de justicia y servicios nacionales hasta administraciones locales y regionales que trabajan en datos abiertos, parlamentos abiertos, equidad de género, innovación, anticorrupción, participación ciudadana y provisión de servicios públicos en alianza con diversos actores.

 

Para aprovechar la oportunidad que representa el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16, el PNUD con fondos de USAID y en colaboración con OGP ha apoyado a diversos países (El Salvador, Georgia, Indonesia, México, Sudáfrica, Túnez y Uruguay) en el involucramiento de actores del Estado y la sociedad. El proyecto piloto, Monitoreo para la implementación de sociedades pacíficas, justas e incluyentes, busca fortalecer el proceso nacional para el monitoreo de la implementación del ODS 16 a través de:

 

  • Desarrollo e implementación de una metodología de monitoreo incluyente con la participación del gobierno y la sociedad civil
  • Apertura del proceso de monitoreo y publicación de datos
  • Un método incluyente para la incorporación de actores, no solo en el monitoreo, sino además en la identificación de soluciones a los retos identificados.

 

Como parte de los mecanismos de seguimiento y revisión, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible pide a los Estados miembros a “llevar a cabo revisiones frecuentes e incluyentes sobre los avances a nivel nacional y subnacional impulsados por los países.” Se espera que estas revisiones sean la base de las revisiones que lleva a cabo anualmente el Foro Político de Alto Nivel (HPLF) con el apoyo de el Consejo Económico y Social de la ONU. Los HPLF son una plataforma que les permite a los países presentar sus avances y expresar los retos que enfrentan en la implementación de los ODS, incluyendo el 16.

 

En el futuro, el PNUD se compromete a organizar diálogos nacionales y regionales sobre las prioridades e OGP y promover el desarrollo y seguimiento de compromisos en los países miembros de OGP. Ofreceremos apoyo técnico para el desarrollo de mecanismos de gobierno abierto, procesos legislativos abiertos y acceso a información a través de buenas prácticas.

El fortalecimiento de las funciones de los gobiernos, a través de una mayor apertura para ofrecer mejores servicios públicos, es una estrategia clave de la lucha contra la pobreza. Para nosotros es muy importante la alianza con OGP y esperamos seguir expandiendo nuestra alianza estratégica para asegurar que la transparencia, rendición de cuentas e inclusión en la toma de decisiones durante las fases de planeación y desarrollo de presupuestos. El gobierno abierto ayuda a fortalecer la integridad y el carácter incluyente de las instituciones de gobierno: dos requisitos esenciales que permitirán que nadie se quede atrás.