Euskadi o el conocimiento que se perdía entre costuras

¡Lo estamos haciendo! En el País Vasco (o Euskadi en vasco) estamos implementando un plan de acción entre distintos niveles institucionales, y no está resultando fácil. Somos más que un gobierno local: somos un grupo de Instituciones con diferentes grados de desarrollo en políticas de apertura que deciden acompasar y compartir sus ritmos. Compartiendo responsabilidades y co-liderando grupos de trabajo.

Euskadi es un territorio pequeño, en el que la movilidad es parte del día a día. La vida y la participación política de la ciudadanía vasca sucede en espacios y momentos que no entienden de límites competenciales o institucionales. Sin embargo, contamos con 3 niveles institucionales (Gobierno Vasco, Diputaciones Forales de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa y Ayuntamientos de Bilbao, Vitoria-Gasteiz y Donostia-San Sebastián) con competencias muy descentralizadas y en algunos casos compartidas.

Un territorio abierto debía construir su modelo compartido de gobierno abierto garantizando que las oportunidades de participar y colaborar fueran las mismas para la ciudadanía en cualquier lugar de Euskadi. A través del tejido asociativo y la ciudadanía a título particular se recogieron, de forma co-creativa, más de 40 posibles compromisos para nuestro Plan de Acción.

Tras la formación del foro abierto (Multi Stakeholders Forum en inglés) se vio necesario asentar un suelo común con el primer Plan de Acción, una base para desarrollos futuros de gobernanza abierta. Es así como la lista de 40 se consolidó en 5 compromisos.

Pero la ciudadanía continuó haciéndose preguntas legítimas: ¿Dónde desarrollaremos los proyectos pilotos? ¿Cómo mantendremos la tensión participativa entre los grupos de compromiso en un territorio tan pequeño? ¿Cómo afectarán que algunas de las instituciones puedan cambiar de color político en plena implementación del plan?

Dudas legítimas, que comienzan a verse respondidas con el trabajo de los grupos de compromiso que están desarrollando:

  1. Rendición de Cuentas a través de Planes de mandato: trata de asentar el uso de un documento como el Programa de Gobierno o Plan de Mandato, que permita presentar la lista de compromisos políticos e iniciativas definidas para su desarrollo y que sea de uso común entre las instituciones vascas para facilitar la auditoría ciudadana.
  2. Open & Linked Data: contribuir al conocimiento abierto, abriendo datos públicos y desarrollando servicios que generen riqueza, conocimiento, pero implicando a la ciudadanía en su definición. Creación de estructuras tendentes a la homogeneización de conjuntos de datos de las diferentes instituciones.
  3. Ilab, laboratorio de Innovación en participación ciudadana. Aprender de las experiencias a nivel OGP para seguir experimentando y compartiendo avances en las nuevas soluciones para involucrar más activamente a ciudadanía en la gestión de lo público.
  4. Open Eskola, Escuela abierta para la ciudadanía: definirá un modelo de referencia para implantar a diferentes niveles territoriales, con el objetivo de formar a una ciudadanía cada vez más responsable. Creación de materiales para el aprendizaje de habilidades para la colaboración, co-creación y cogestión en la generación de valor público.
  5. Sistema Vasco de Integridad: crear un mínimo común entre administraciones que comprenda los valores que nos identifican como pueblo y las herramientas e instituciones de garantía, para prevenir conductas éticamente desviadas, no sólo entre cargos, sino entre proveedores, personal funcionario, entidades perceptoras de subvenciones, etc…

Una aspiración compleja que requiere de un fuerte liderazgo interinstitucional, una implicación colaborativa y un proceso de largo recorrido… estamos muy ilusionados porque estamos aprendiendo a valorar el intercambio de experiencias. Estamos poniendo en valor, conjuntamente con la ciudadanía, todo el conocimiento que antes se “perdía entre costuras” institucionales…

Authors: Luis Petrikorena
Tags: Espanol