Grandes Esperanzas: Por qué la participación hace que la apertura sea irreversible

La ciudad de Buenos Aires recibió una respuesta impresionante cuando lanzó la iniciativa BA Elige en 2017, un concurso en el que pidió a los residentes de Buenos Aires nominar y votar por proyectos para mejorar la ciudad. 3.3 millones de personas visitaron el sitio web. 3.3 millones. Según Google, casi más de medio millón del número de personas que viven en la ciudad. 26,000 personas enviaron propuestas y 140,000 personas votaron. Los proyectos ganadores, desde peticiones de clases de yoga en los parques hasta el mejoramiento del alumbrado público para una mayor seguridad, se implementarán con el presupuesto del 2018.

 

Los gobiernos de las Américas están logrando avances impresionantes en cuanto a la apertura y participación ciudadana. Pero, ¿Esos esfuerzos desaparecerán con los nuevos gobiernos? Para que las iniciativas de retroalimentación ciudadana y apertura persistan en el largo plazo, necesitamos asegurar que hagan una diferencia tangible en la vida de los ciudadanos. Necesitamos concentrarnos nuestras agendas de apertura en algunas preguntas clave: ¿Qué quiere la gente? ¿Les estamos ayudando? ¿Qué cambios debemos hacer?

 

La excelente participación en la campaña de Buenos Aires Elige es solo una de las historias que Álvaro Herrero, sub secretario de gestión estratégica y calidad institucional y punto de contacto de Buenos Aires de la Alianza para el Gobierno Abierto compartió en el taller de representantes del gobierno antes del Encuentro Regional de las Américas de OGP. Tuve la suerte de incorporarme al grupo y facilitar la discusión sobre cómo los gobiernos, tanto nacionales como subnacionales, pueden escuchar y responder a la retroalimentación de sus ciudadanos. Los gobiernos representados en el taller están trabajando en incorporar a sus ciudadanos en estas conversaciones transformadoras.

 

Sin embargo, hay una pregunta que durante el encuentro surgió recurrentemente. Estamos logrando avances importantes en cuanto a escuchar a nuestros ciudadanos y responder a su retroalimentación, pero ¿Cómo podemos asegurar que estas iniciativas de participación ciudadana permanezcan? ¿Cómo podemos asegurar que el siguiente gobierno las mantenga y fortalezca?

 

Affonso Massot, subsecretario de relaciones internacionales de Sao Paulo, habló en la inauguración del encuentro acerca de la intención del gobierno de hacer de la apertura y la participación ciudadana una agenda municipal permanente. Scott Brisson, presidente de la mesa de tesorería de Canadá, invitó a un miembro de la oposición de Canadá a asistir al encuentro regional con la intención de buscar el apoyo de ambos partidos para la agenda de gobierno abierto.

 

Lograr participación bipartidista en el gobierno abierto es importante, pero hay mucho más por hacer. ¿Cómo podemos asegurar que las agendas de apertura persistan en el largo plazo? Asegurando que reflejen y respondan a las prioridades de los ciudadanos. Asegurando que la apertura y la transparencia logren impactos concretos en la vida de los ciudadanos. Escuchando sistemáticamente a los ciudadanos, informarles lo que escuchamos, lo que hicimos al respecto y la diferencia que tendrá en sus vidas.

 

Tenemos las herramientas que necesitamos. La iniciativa Elige de Buenos Aires es un experimento y está por verse si los ciudadanos creen que los proyectos que eligieron harán una diferencia en sus vidas. El Gobierno de Canadá está cerrando el ciclo de retroalimentación con los canadienses, publicando los resultados de las consultas de gobierno, qué acciones están tomando y qué implicaciones hay para los canadienses. La ciudad de Austin utilizó un portal en línea para pedir a los ciudadanos sus opiniones al respecto de cómo impulsar el reciclaje y reportar sobre los cambios que están observando gracias a la retroalimentación. Estos líderes de gobierno abierto están explorando las respuestas a las preguntas clave: ¿Cómo podemos asegurar que la apertura en el gobierno lleve a mejoras significativas, tangibles y visibles en la vida de las personas?

 

Evidencia como la que se resume en el informe Is Feedback Smart publicado por Feedback Lab nos demuestra que escuchar a los ciudadanos puede llevar a mejores resultados, en ocasiones aumentos del 30% en indicadores por ejemplo la mortalidad infantil. La apertura, transparencia y la participación ciudadana tienen el potencial de hacer una diferencial real en la vida de los ciudadanos. Sabemos que la retroalimentación es adecuada, inteligente y factible. ¿Cómo podemos lograr que sea un proceso permanente? Cuando los ciudadanos esperan ser consultados y esperan que sus opiniones sean escuchadas, es ahí cuando lograremos una agenda de gobierno abierto sostenible.

Authors: Megan Campbell