Identificar a los verdaderos dueños de las empresas es clave en la lucha contra el "dinero sucio"

El lavado de dinero y la corrupción aparecen en las noticias todo el tiempo. Danske Bank, la entidad crediticia más importante de Dinamarca, se está recuperando de un escándalo de lavado de dinero por 200 mil millones de euros que se destapó en septiembre, el mismo mes en que Dutch Bank ING recibió una multa de 775 millones de euros por un delito similar.

Los Pamana Papers en 2016 y los Paradise Papers en 2017 no solamente revelaron los esquemas a través de los cuales mucha gente evade impuestos y sanciones, recicla e invierte los ingresos de actos corruptos y ocultan conflictos de interés, sino que además reveló el enorme tamaño de este problema. Quienes evaden los impuestos, de manera sistemática engañan al sistema; mientras tanto los ciudadanos salen perdiendo.

Un arma clave en la lucha contra el mal uso de vehículos corporativos para la evasión de impuestos y el lavado de dinero es revelar la identidad de quienes, en última instancia, reciben los ingresos de las empresas. En el caso de los países ricos en recursos, esto podría implicar que los miles de millones de dólares que se reciben por ingresos de las industrias extractivas se canalicen a los ciudadanos.

Los países ricos en recursos naturales no renovables son más susceptibles a niveles de corrupción que los países que cuentan con menos recursos. En 2016, EITI adoptó regulaciones nuevas sobre la publicación de beneficiarios reales en todas las empresas extractivas que operan en sus países miembros. Para el 2020, las empresas que soliciten o tengan interés en explorar o producir y recibir contratos de petróleo, gas o minería en países miembros de la EITI, deberán reportar el nombre, nacionalidad y país de residencia del beneficiario real e identificar si existe alguna persona expuesta entre los dueños.

Estamos apoyando a nuestros países miembros en la publicación de beneficiarios reales en el sector. Esto implica pilotos, estudios de factibilidad, talleres, asistencia legal y técnica y eventos, como por ejemplo la cumbre de transparencia en los beneficiarios reales de la EITI de África que se llevará a cabo la próxima semana. El evento se llevará a cabo en Dakar, Senegal y en él participarán más de 200 representantes de gobierno, el sector privado y la sociedad civil de más de 25 países africanos para compartir buenas prácticas. Además, la EITI apoyó a varios países para llevara cabo revisiones legales y establecer registros públicos de beneficiarios reales. Los actores de la EITI han sido clave para las discusiones de nuevas leyes y regulaciones y han ayudado a impulsar la creación de leyes. El ejemplo más reciente es el de Ucrania, cuya Ley 6229 “de asegurar la transparencia en las industrias extractivas” se aprobó en el parlamento el 18 de septiembre de 2018.

Más de 50 países miembros de la EITI elaboraron planes de cómo publicar los beneficiarios reales de las empresas del sector extractivo. Las hojas de ruta nacionales incluyen la creación de marcos institucionales y legales, implementación de procesos de reporte y creación de registros para albergar los datos resultantes. Sin embargo, los países necesitan apoyo y asistencia para hacer de estos compromisos una realidad.

Esta semana, representantes de gobierno, empresas, la sociedad civil y organizaciones multilaterales de todo el mundo se reunirán en la Cumbre Internacional Anticorrupción en Copenhague, sede del Danske Bank. Los gobiernos y empresas serán invitados a replantear sus compromisos de transparencia en beneficiarios reales, colaboración internacional y apoyo a los países en el establecimiento de registros públicos.

Si queremos acabar con la corrupción, la transparencia en los beneficiarios reales es un paso necesario. Más de 20 países ricos en recursos se comprometieron a establecer registros de beneficiarios reales a través de la EITI, así como otras plataformas como la Alianza para el Gobierno Abierto, la Cumbre Anticorrupción de Londres de 2016 y la Directiva Anti Lavado de Dinero de la Unión Europea. Si nos enfocamos en acciones específicas para establecer compromisos, el evento de esta semana será una oportunidad clave para asegurar que no solo ganemos la discusión, sino que además ganemos en el seguimiento.

Authors: Eddie Rich
Tags: Espanol