La asistencia internacional y el financiamiento para el desarrollo, riesgos de corrupción y la necesidad de una mayor transparencia

Hace dos años, durante la cumbre anticorrupción de Londres, el ex primer ministro del Reino Unido describió a Nigeria como un “país fantásticamente corrupto.” A ello, Muhhamadu Buhari, presidente de Nigeria, respondió que ciertamente la corrupción era un problema, pero añadió que la lucha contra la corrupción era una responsabilidad compartida, incluyendo para el Reino Unido. En ese sentido y en un contexto en el que surgen cada vez más dudas alrededor de la asistencia y los recursos de financiamiento para el desarrollo, la transparencia es más necesaria que nunca.

Esta semana, cientos de participantes se reunirán en Copenhague en la Cumbre Internacional contra la Corrupción para discutir mecanismos de lucha contra la corrupción y promover una mayor transparencia y rendición de cuentas por parte de los tomadores de decisiones. En Publish What You Fund, impulsamos a actores de desarrollo de América y Europa, principalmente, a ser transparentes en sus actividades.  

Asistencia y corrupción: ¿Cuál es el problema?

El año pasado durante su audiencia, el senador de Estados Unidos Rand Paul planteó una pregunta que con mucha frecuencia se escucha en la comunidad de desarrollo: ¿Cuánta asistencia se pierde debido a la corrupción? No tenemos una respuesta a esta pregunta, pero hay evidencia que sugiere que la cantidad de dinero que se pierde es pequeña comparada con el presupuesto total de asistencia para el desarrollo ($146.6 mil millones, según datos de OECD DAC CRS).

Sin embargo, la corrupción se gesta en ambientes opacos y se manifiesta de diferentes formas. En ese sentido, la cooperación internacional para el desarrollo no es inmune a los malos usos e ineficiencias. Todos conocemos ejemplos de ello, tanto por parte de los países donantes, como de sus socios. La responsabilidad es compartida.

El panorama del desarrollo se está tornando cada vez más complejo, pues existe una gran variedad de actores relevantes y cadenas complejas. Las organizaciones y gobiernos donantes deben responder a las cada vez más grandes necesidades de desarrollo que hay en todo el mundo. Por ello, si no se adoptan salvaguardas y se asegura que la asistencia y el financiamiento para el desarrollo llegue a aquellos que más lo necesitan, el riesgo de corrupción aumenta.

Para atender el tema de la asistencia y la corrupción en el desarrollo internacional, es necesario ir más allá de preguntarnos “cuánto se pierde” y pensar: ¿Sabemos en dónde, cómo y con qué objetivo se gastaron los recursos asignados al desarrollo? ¿Cómo podemos saber si la ayuda está llegando a quienes más lo necesitan y contribuir a obtener mejores resultados de desarrollo? La respuesta a estas preguntas solo puede obtenerse a través de una mayor transparencia en la asignación de recursos y en los resultados obtenidos.

¿Qué podemos hacer?

La lucha contra la corrupción y el asegurar que el financiamiento para el desarrollo efectivamente contribuya a alcanzar resultados de desarrollo requiere de mayores niveles de transparencia y nuevas formas de involucrar a los ciudadanos para mejorar la rendición de cuentas.

Los resultados del índice de transparencia en la asistencia de 2018 demuestran que ahora tenemos mayor información sobre la asistencia y el trabajo de desarrollo que hace 10 años. Sin embargo, el índice demuestra que la información clave para evaluar el impacto de los proyectos y de las donaciones (datos sobre desempeño) son los más difíciles de obtener y, muchas veces, imposible.

Fuente – índice 2018 - % resultados de todos los donantes por componente

Lo anterior, a pesar de que los donantes se han enfocado en establecer metas y en demostrar resultados y el valor por su dinero. Cuando se evalúa su propio trabajo, es muy difícil acceder a información. Por ello es aún más difícil darse cuenta a tiempo cuando los planes están en riesgo (por corrupción u otras razones) y hacer los cambios necesarios.

La lucha contra la corrupción es compleja y difícil de abordar, pero puede empezar en casa. A continuación presentamos algunos pasos que los donantes pueden tomar:

1. Publicar de forma proactiva información puntual, integral y detallada sobre el financiamiento para el desarrollo.

Como explicamos anteriormente, la prioridad debe ser presentar la información necesaria para evaluar el impacto y el valor por el dinero. Publicar esta información cuando es solicitada no es suficiente, sobre todo para anticipar posibles riesgos.

Ése es el objetivo de la transparencia, iniciativas y plataformas abiertas o estándares como la Iniciativa Internacional para la Transparencia en la Asistencia (IATI por sus siglas en inglés), la Alianza para el Gobierno Abierto y otros. Estas iniciativas ayudan a fortalecer la transparencia a lo largo de toda la cadena productiva y presentar la información necesaria para atar cabos y entender el financiamiento para el desarrollo.

2. Trabajar directamente con los gobiernos socios para apoyar sus esfuerzos de transparencia

Este punto es de particular importancia para los países en los que una parte significativa del presupuesto nacional proviene de actores externos. En un blog anterior, identificamos cinco formas para impulsar la transparencia en los presupuestos para la asistencia. Algunos países como Bangladesh han incorporado datos de asistencia y financiamiento para el desarrollo en sus sistemas con el objetivo de reducir el riesgo de ocultar información, promover su intercambio entre ministros y fortalecer la calidad de la información utilizada para diseñar presupuestos nacionales y asignar fondos sectoriales.

3. Colaborar con la sociedad civil y con los ciudadanos de manera que puedan utilizar la información disponible para asegurar que los tomadores de decisiones rindan cuentas. Esto puede hacerse tanto en línea como en persona.

Algunas organizaciones como Connected Development en Nigeria han involucrado a comunidades rurales en el seguimiento a proyectos y fondos de los sectores salud, agua, saneamiento e higiene. Por ejemplo, en los estados de Kano y Yoobe, las comunidades han participado en el monitoreo de proyectos financiados por la Unión Europea. Su líder comunitario explicó que el acceso a datos permite a las personas exigirle a su gobierno rendir cuentas. “Toda esta información es muy valiosa para el nivel local. Cuando existen retrasos, podemos involucrar a la comunidad. Es una parte importante del proceso de impulso a la responsabilidad [de los tomadores de decisiones].” Ejemplos de otros países, como el caso de Ghana, han demostrado que en ambientes corruptos, el poder demostrar al público que se están aplicando sanciones y que las leyes se están aplicando, aumenta la posibilidad de reconstruir la confianza entre los ciudadanos y sus gobiernos.

Por ello, la Cumbre Internacional contra la Corrupción es una oportunidad para permitir a los tomadores de decisiones y las organizaciones de la sociedad civil discutir mecanismos para mitigar los riesgos de corrupción en los esfuerzos de desarrollo internacional y promover una mayor transparencia. Pero, además, estas discusiones deberán seguir más allá de este evento y, lo que es más importante, traducirse en acciones y en reformas. En Publish What You Fund, seguiremos impulsando y monitoreando estos esfuerzos.

Authors: Elise Dufief
Tags: Espanol