Lecciones del primer año de implementación del plan de acción 2016-2018

El Salvador participa en la Alianza de Gobierno Abierto desde 2011, y la agencia responsable del desarrollo, implementación y seguimiento del Plan de Acción 2016-2018 es la Secretaría de Participación, Transparencia y Anticorrupción (SPTA). Las organizaciones de la sociedad civil (OSCs) se involucran a través del Observatorio de Gobierno Abierto (OGA), un foro multisectorial creado como un espacio de diálogo, consulta y seguimiento a la consolidación de la AGA en El Salvador.

El tercer plan de acción de El Salvador se organizó de acuerdo con 6 temas principales: transparencia, desarrollo económico y social, mejora de los servicios públicos, medio ambiente sustentable, transparencia en el sector privado y participación ciudadana. Como producto del diálogo entre el Gobierno y la sociedad civil, se llegó a un acuerdo de incorporar 16 compromisos. Aunque aún hay camino por recorrer, el desarrollo e implementación de este plan han dejado grandes lecciones para el próximo plan.

Importancia de una consulta territorial. El diseño del plan incluyó la planeación e implementación de la primera consulta territorial -para la AGA- en el país, que abarcó a 9 de 14 ciudades en El Salvador. Este proceso fue liderado por las OSCs del OGA, que realizaron un mapeo de actores a nivel territorial, para incluir a organizaciones de la comunidad indígena, LGBTI y de trabajo comunitario. La SPTA ha manifestado su interés de apoyar el desarrollo de una próxima consulta, y fortalecer el proceso de devolución de insumos a la población.

Compromisos más específicos. Para el diseño de este plan, la SPTA y las organizaciones del OGA realizaron eventos sobre la importancia de la AGA y el uso de la metodología SMART para el diseño de compromisos. Eso se evidenció en una mayor cantidad de compromisos con especificidad alta con respecto a planes anteriores. La SPTA ha reconocido la necesidad de no solo continuar con estos talleres, sino también en abordar otras necesidades de mejora en el diseño e implementación de futuros planes.

Compromiso para incluir a otros órganos del Estado. Durante el proceso de investigación para el Reporte de Medio Término 2016-2018, tanto la SPTA como las organizaciones del OGA manifestaron su fuerte deseo de incluir a los órganos Judicial, Legislativo e instituciones autónomas en el diseño e implementación del plan. Argumentan que el cumplimiento de compromisos para combatir la corrupción requiere del apoyo de más instituciones en el país. La SPTA ha invitado a la Corte Suprema de Justicia y la Asamblea Legislativa en el pasado, pero estos han decidido no participar.

Mejorar la ambición de los planes de acción. El diseño de compromisos con potencial transformador, por parte de El Salvador, está muy por debajo del promedio regional (12%). El plan de acción 2016-2018 no incluyó ningún compromiso con impacto potencial transformador y solamente un compromiso presentaba cumplimiento sustancial al cierre del primer año de implementación. La SPTA ha reconocido la importancia de fortalecer el proceso de co-creación del próximo plan, para incorporar compromisos con potencial transformador y que aseguren un mayor cumplimiento al cierre del primer año de implementación.

Fortalecer el diálogo para presentar planes más estratégicos. Para este plan, la SPTA deseaba presentar un plan de 10 compromisos, de manera que se priorizara el cumplimiento de estos. Durante el proceso de diálogo con el OGA, se decidió incluir 16 compromisos. Tras un año de implementación, 2 compromisos fueron retirados y muchos han visto condicionado su cumplimiento por factores que pudieron haberse previsto al inicio del plan.

En este plan de acción, El Salvador fortaleció su proceso de diseño del plan. El desarrollo de diversas convocatorias, incluida una territorial en 9 de 14 ciudades, representó una ampliación en la cobertura y una mayor representatividad en los compromisos propuestos. La calidad del proceso de retroalimentación de los insumos, sin embargo, continúa siendo un reto, tanto para el Gobierno como para las OSCs.

Desde su incorporación al AGA, El Salvador ha mostrado avances en diversos componentes de los procesos de consulta, diseño e implementación de los planes de acción. Aunque muchos retos persisten, tanto Gobierno como las OSCs del OGA reconocen la necesidad de vincular, cada vez más, las acciones del AGA con los grandes temas de nación.

 

Authors: Jaime Ayala
Tags: Espanol