Skip Navigation

OGP en Paquistán: Una guía para el desarrollo sustentable

Aisha Khan |

En Paquistán habitan 200 millones de habitantes, dispersados a lo largo de montañas, desiertos, costas y ecosistemas áridos y semi-áridos. El cambio climático es un tema relativamente nuevo para el marco de gobernanza y está tomando importancia en el ámbito público. Aproximadamente 28% de la población de Paquistán se encuentran en situación de pobreza y muchos más están en riesgo de caer en ella. El cambio climático exacerbará la vulnerabilidad de las poblaciones pobres y pondrá en riesgo la seguridad alimentaria, de agua y energética de todos los ciudadanos. La respuesta de Paquistán frente al cambio climático ha evolucionado desde el 2012 con la implementación de la primera Política Nacional de Cambio Climático. La arquitectura de la gobernanza alrededor del cambio climático en Paquistán fue diseñada de forma colectiva entre la sociedad civil y los tomadores de decisiones. Esta herencia de cocreación es una base prometedora para el establecimiento de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés).

Paquistán es uno de los cinco países que recientemente se incorporaron a OGP (aumentando el número total de países a 75) en la Cumbre Global de París en diciembre de 2016.

El acuerdo de París sobre cambio y la misión de OPG tienen áreas en común, por lo que existe el potencial de creación de sinergias y de una inercia complementaria que contribuya a incrementar la velocidad de los procesos. La combinación de ambas corrientes puede reunir a las comunidades de cambio climático para acelerar los avances en las acciones de cambio climático y generar beneficios para todos los sectores.

La comunidad de cambio climático de Paquistán, el gobierno, la sociedad civil y el sector privado han logrado traducir los compromisos globales en acciones locales para implementar las agendas de desarrollo sostenible a nivel nacional. El Gobierno de Paquistán, de acuerdo con el Acuerdo de París, promulgó la Ley de Cambio Climático en 2017 para mejorar la coordinación entre los ministerios, instituciones de desarrollo y las provincias. Bajo la nueva ley se establecerán el Consejo de Cambio Climático de Paquistán, la Autoridad de Cambio Climático de Paquistán, y el Fondo de Cambio Climático de Paquistán. El Consejo será el organismo máximo de toma de decisiones y será presidido por el Primer Ministro o por una persona designada por él. El gobierno designará a ministros federales y provinciales, jefes de gobierno y secretarios. La sociedad civil tendrá un papel institucional con representación significativa (30 miembros) en la formulación de la respuesta nacional al cambio climático. La Autoridad de Cambio Climático tendrá autonomía dentro del gobierno y será coordinada por científicos, académicos, industriales, especialistas en agricultura y funcionarios de gobierno actuales y jubilados. Además será presidida por una persona designada por el Primer Ministro.

Además del Acuerdo de París, el Gobierno de Paquistán ha demostrado su compromiso con la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. La Asamblea Nacional aprobó una resolución para respaldar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y se encuentra en proceso de establecer centros para los ODS nivel federal y provincial. Estas iniciativas son medios para alcanzar las metas de los ODS y pueden ser fortalecidos a través de acciones sinérgicas.

En el marco del Acuerdo de París, la sociedad de civil de Paquistán trabajó en estrecha colaboración con el gobierno para establecer un consenso sobre una “Agenda de Soluciones” y mecanismos para desarrollar una relación constructiva con todos los actores. Este enfoque colaborativo y la necesidad de tomar acciones colectivas se formalizó a través de la creación de la Coalición de la Sociedad Civil para el Cambio Climático (CSCCC). La CSCCC se estableció bajo la premisa que la colaboración y acciones colectivas tienen más potencial e impacto que los esfuerzos aislados. La CSCCC trabajará en coordinación con los tomadores de decisiones y ofrecerá apoyo e investigación para guiar el diseño de estrategias futuras, así como desarrollar herramientas para dar seguimiento a los avances en los compromisos.

La participación de Paquistán en OGP podrá ser aprovechada por la CSCCC para difundir conocimiento y concientizar sobre los objetivos de OGP entre todos los actores aprovechando las plataformas existentes y creando nuevas oportunidades para institucionalizar el papel de la sociedad civil en la toma de decisiones participativa y transparente para el diseño de políticas de cambio climático responsables.

Con el objetivo de desarrollar el primer Plan de Acción Nacional (PAN), el Gobierno de Paquistán (GOP) encargó a la División de Asuntos Económicos (DEA) del Ministerio de Finanzas liderar el proceso y coordinar con otros ministerios e instituciones de gobierno y con actores de la sociedad civil para desarrollar el primer PAN, el cual se publicará a mediados de 2017. Los principios de OGP requieren llevar a cabo un proceso abierto e incluyente con participación amplia de la sociedad civil para el desarrollo e implementación del PAN. Desde el inicio de este proceso, la interacción de la DEA con la sociedad civil ha sido limitada y selectiva y los temas del PAN no fueron seleccionados a través de un proceso de consulta transparente, sino que son producto de la toma de decisiones de un grupo cerrado.

La visión de OGP establecida en el plan de trabajo del Grupo de Trabajo Abierto sobre Cambio Climático es apoyar a los países miembros de OGP y a la sociedad civil a alcanzar las metas nacionales y los compromisos del Acuerdo de París a través de un proceso abierto e incluyente. Sin embargo, en Paquistán, la DEA no ha logrado incorporar a una variedad de actores para asegurar la participación efectiva para mapear las acciones, priorizar las iniciativas relevantes y plasmar las recomendaciones en el Plan de Acción Nacional que incluya un enfoque de cambio climático. Aunque el clima es un tema emergente en el 2017, el Ministerio de Cambio Climático aún no forma parte de las discusiones de OGP (y no se sabe si la DEA lo incorporará) y no se ha llegado a un acuerdo acerca de las herramientas y plataformas adecuadas para apoyar el seguimiento y publicación del financiamiento para cambio climático. Existen varios vacíos que deben abordarse para asegurar que los compromisos del primer Plan de Acción de Paquistán sean ambiciosos, realistas, incluyentes y con relación a las prioridades nacionales y necesidades de los ciudadanos, dados los riesgos del cambio climático, en especial para los grupos más vulnerables de la sociedad.

La implementación exitosa del proceso de OGP será importante para moldear la situación socioeconómica y política de Paquistán. En un mundo con una creciente población y recursos cada vez más escasos, será necesario avanzar hacia una toma de decisiones colectivas a través de procesos participativo. El poder de las élites resulta en una distribución inequitativa del poder y a la desigualdad y descontento social. Esta situación puede llevar a una situación volátil y a una relación de desconfianza entre el estado y los ciudadanos, enfrentando a grupos por el uso de recursos y resultando en cambios y luchas sociales.

La apropiación de las políticas por parte de todos los actores y lograr enfrentar los retos desde una plataforma común es la forma más deseable de evitar conflictos entre grupos. Paquistán deberá acelerar el proceso de adopción de prácticas de gobierno abierto e incorporarlas como un medio básico para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La CSCCC y otras redes de la comunidad del clima y el ambiente pueden aprovecharse para crear acciones de desarrollo abiertas, transparentes e incluyentes para asegurar el bienestar de todos.