OGP: Poniendo a los ciudadanos en el centro

Es para mí un honor ser el representante de Canadá ante la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés). Mi carrera en el sector público y privado me ha demostrado lo importante que son las alianzas para lograr cambios verdaderos.

Las alianzas como OGP pueden ser grandes catalizadores de cambio y tienen la capacidad de ayudar a los países a servir a sus ciudadanos y mejorar su calidad de vida. Creo que para nosotros, como legisladores y tomadores de decisiones en la era de la globalización, es particularmente importante participar en organizaciones internacionales como ésta para poder encontrar inspiración y aprender algunas lecciones.

En septiembre, Canadá y su socio de la sociedad civil Nathaniel Heller de Results for Development aceptaron el papel de copresidentes de OGP.

Tres prioridades para el liderazgo

Canadá no se toma el papel de líder de OGP a la ligera. Es una oportunidad para fortalecer nuestra determinación colectiva de aceptar el gobierno abierto y restaurar la confianza entre el gobierno y los ciudadanos. Es por ello que nuestras prioridades como copresidente serán las siguientes:

  • Inclusión: permitir la participación activa de los ciudadanos, sin importar su género, raza u orientación sexual, en el diseño de políticas públicas
  • Participación: desarrollar políticas públicas en alianza con los ciudadanos y crear oportunidades para la participación de las personas y así lograr una mayor confianza y mejores resultados
  • Impacto: ayudar a los ciudadanos a entender nuestro trabajo y comprender cómo el gobierno abierto afecta su vida cotidiana y así hacer que el gobierno rinda cuentas y se enfoque en iniciativas que hagan una diferencia.

Aprendizaje mutuo

Nathaniel y yo tuvimos el gusto de asistir al Encuentro Regional de las Américas de OGP en Buenos Aires.

La reunión fue una oportunidad para que los miembros de OGP, organizaciones de la sociedad civil, investigadores y ciudadanos se reunieran para fortalecer nuestras alianzas bilaterales y regionales.

Canadá tiene una gran cantidad de experiencias que compartir. Nuestro gobierno permitió a los canadienses consultar las cartas de mandato de los ministros del gabinete, las cuales nunca habían sido publicadas. Ahora estamos reportando el cumplimiento de las promesas del gobierno a través de la publicación detallada de nuestros compromisos. Las medidas propuestas en la ley C-58 son novedosas pues otorgan al comisionado de información de Canadá facultades normativas y crear una nueva parte de la ley obligando a la publicación proactiva de una gran cantidad de información del gobierno.

Además, aprendí mucho de nuestros socios de las Américas, quienes nos han demostrado que la colaboración entre el gobierno y los ciudadanos puede llevar a una mejor provisión de servicios públicos.

El potencial de involucrar a los ciudadanos en el proceso de desarrollo de políticas públicas es muy grande. Los datos públicos, procesos participativos para la toma de decisiones y la coordinación entre las ramas de gobierno pueden fortalecer nuestros esfuerzos de gobierno abierto y lograr un cambio fundamental en la forma en la que operan los gobiernos.

 

Invirtiendo en democracias modernas

Durante el evento, el mensaje que escuché constantemente fue que el movimiento global de gobierno abierto se encuentra en un punto de inflexión. A pesar que nos encontramos en diferentes puntos del camino hacia el gobierno abierto, todos enfrentamos el reto de construir y mantener la confianza de los ciudadanos en nuestras instituciones.

Los conceptos de apertura y transparencia han existido desde hace muchos años, pero las nuevas tecnologías implican que la gente espera mucho más de sus ciudadanos. Nuestros ciudadanos están haciendo un llamado a una mayor participación en el gobierno, quieren participar en la toma de decisiones que los afectan. Quieren que las instituciones públicas sean más receptivas y responsables. Además, quieren tener la tranquilidad que sus gobiernos son transparentes y actúan con integridad.

Esta evolución hacia el gobierno abierto sea un proceso de construcción de confianza. Deberemos poner a los ciudadanos al centro de nuestro trabajo y apoyar a otros países e invertir en los éxitos de las democracias de todo el mundo.

El apoyo a este movimiento requerirá del liderazgo de los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en fortalecer las instituciones públicas.

 

Siguientes pasos

 

En el camino a la Cumbre global que se llevará a cabo el próximo año en Georgia, sabemos que tenemos mucho trabajo por hacer.

Ningún país, incluyendo a Canadá, está libre de retos, pero nuestro avance tendrá más significado y será más sostenible si aprovechamos la oportunidad aprender unos de otros.

Es por ello que la Alianza es tan importante. Canadá está listo para trabajar con ustedes y lograr estos objetivos.

Authors: Scott Brison
Filed Under: Impact