Registros públicos en la UE: el momento es hoy

Tras años de escándalos públicos, periodismo de investigación e investigaciones de política que han generado evidencias, por fin hay la suficiente demanda para poner fin a las empresas anónimas de manera definitiva. Muchas veces hemos explicado por qué esto es tan importante, tanto para los gobiernos como para las empresas y la sociedad civil, especialmente en el tema de lavado de dinero y financiamiento de terroristas. Así, se ha logrado un cambio importante en las normas internacionales.

 

Una herramienta que puede ayudar a eliminar la secrecía sobre los beneficiarios reales son los registros públicos de beneficiarios reales. La mayoría de los países ya tienen registros de empresas, entonces ¿por qué los necesitamos? Los registros de beneficiarios reales incluyen información sobre las personas que realmente controlan y se benefician de las empresas, más allá de quienes se presentan como sus representantes legales. Así, podemos identificar posibles complicidades, conflictos de interés, lavado de dinero y más, además de establecer la transparencia que necesitan los inversionistas y abonar a la rendición de cuentas y confianza.

En el marco del G20, se ha promovido la implementación de los Principios de Alto Nivel de Transparencia en los Beneficiarios Reales desde el 2014. Sin embargo, en los últimos años varios países, incluyendo algunos miembros de OGP, han logrado avances más rápidamente que algunos miembros del G20, excepto el Reino Unido, quien es líder en este campo. Se han logrado avances significativos en Ucrania y en Eslovaquia y se han establecido compromisos en Kenia y en Ghana. Además, el estándar de la Iniciativa para la Transparencia en las Industrias Extractivas exige que sus más de 50 miembros implementen registros de beneficiarios reales a más tardar el 2020. Más recientemente, en 2018 la UE adoptó la disposición antilavado de dinero (AMLD 5) en la que todos los Estados miembros de la UE deben establecer registros públicos de beneficiarios reales hacia finales de 2019.

¿Qué implica esto para los miembros de la UE? En pocas palabras, que ya es tiempo de transparentar los beneficiarios reales. Una forma de lograrlo es hacer que este componente de la Alianza para el Gobierno Abierto funcione. Para ello, los miembros de la sociedad civil del Comité Directivo de OGP (Helen Darbishire de Open Access Europe, Zuzana Wienk de Fair Play Alliance y yo) publicamos una convocatoria en la que pedimos a los miembros de OGP adoptar compromisos ambiciosos a través de los cuales implementen transparencia en los beneficiarios reales en el siguiente ciclo de los planes de acción.

Más de 80 organizaciones se sumaron a la convocatoria y firmaron una carta en la que demostraron que existe suficiente apoyo nacional e internacional para apoyar la implementación de AMLDV a través de los procesos de los planes de acción de OGP.

¿Qué significa aumentar el nivel de ambición en cuanto a la implementación? Dado que la transparencia en los beneficiarios reales es un compromiso fundamental para OGP, parte de la respuesta es que los registros no solamente publiquen datos, sino que además, éstos sean publicados en formatos abiertos que todos los actores puedan utilizar.

La implementación de la transparencia en los beneficiarios reales a través del proceso de OGP tiene varias ventajas. En primera, el proceso debe ser colaborativo a través de la cocreación en el marco de OGP. Así, se incrementará la apropiación de los registros públicos como una solución práctica. Además, se asegurará que los registros realmente cumplan con las necesidades de los actores. Si OGP es un medio que los miembros de la Unión Europea utilizan para lograr la transparencia de los beneficiarios reales, OGP podrá ser una fuente de intercambio de experiencias y lograr así beneficios para toda la Alianza.

En 2018 podemos lograr avances tangibles hacia la eliminación de las empresas anónimas en Europa a través de la adopción de compromisos en los panes de OGP. Si podemos implementarlo a escala, esto representará una ola de eliminación de estos vehículos de corrupción que afectan a los mercados y quedan impunes. Además, será un paso en la dirección adecuada hacia las prácticas de gobierno abierto que OGP busca promover, logrando que los gobiernos y las empresas rindan cuentas a la sociedad. ¡Vamos Europa, es tu turno!

Authors: Robin Hodess
Filed Under: Impact
Tags: Espanol