Saltar navegación

Hackear el lenguaje judicial para lograr una justicia abierta

Hackeando el Lenguaje Judicial para una Justicia Abierta

Mariano Heller|

En Argentina, como en el resto del mundo, acceder a la justicia y comprender el lenguaje judicial es muy complejo, por lo que muchas personas no pueden comprender los procesos judiciales que les afectan o sus derechos.

El acceso a la justicia es clave para garantizar la inclusión de políticas de gobierno abierto en el poder judicial. Junto a las políticas de transparencia, rendición de cuentas, datos abiertos, participación ciudadana y acceso a la información, la “justicia abierta” significa la necesidad de acercar el sistema de justicia a las personas. Usar un lenguaje claro es clave para establecer este vínculo y asegurar un sistema de justicia que sea accesible para todos.

Con esto en mente, el Laboratorio de Justicia e Innovación Abierta del Consejo de la Magistratura de Buenos Aires (JusLab) y la Secretaría de Coordinación de Políticas Judiciales están trabajando para simplificar los textos judiciales que los jueces utilizan habitualmente para comunicarse con los ciudadanos involucrados en los procesos judiciales. Como resultado, la gente ya no se verá obligada a recurrir a un abogado para que interprete el idioma. El proceso, un “ideathon” colaborativo, estuvo lleno de innovación y sorpresas. Fue la primera vez que se llevó a cabo de manera virtual (a través de Zoom) y en tiempo real, lo que demuestra que podemos trabajar por una justicia abierta, incluso durante la pandemia. 

 

La segunda innovación fue la alta participación. Invitamos a personas a través de las redes sociales y, para nuestra sorpresa, más de 100 personas se inscribieron para el evento. Los separamos en grupos para que todos tuvieran la oportunidad de contribuir a aclarar el lenguaje y redactar un nuevo documento que resultó de un debate significativo.  

Después de casi dos horas de trabajo en línea, los grupos compartieron sus resultados. Aquí viene la tercera innovación: casi 100 personas, la mayoría de las cuales no se conocían, lograron simplificar el lenguaje utilizado en dos textos judiciales. Los textos ahora son más breves y fáciles de entender, libres de términos técnicos. 

 

Más allá de los resultados de este proceso, nos gustaría destacar dos elementos clave. En primer lugar, la importancia de la participación de representantes de la sociedad civil y de personas que no participan en los ámbitos de la justicia y el derecho. La apertura a nuevas voces y puntos de vista mejoró la calidad del debate y ofreció nuevas perspectivas a los miembros del poder judicial. En segundo lugar, la importancia del proceso de simplificación para que todos puedan tener acceso al uso de un lenguaje claro como herramienta para acercarse a la ciudadanía.

Por último y, quizás lo más importante, los dos jueces que participaron en el taller online introduciendo sus modelos de resolución para adaptarlos a un lenguaje más claro, declararon que empezarían a utilizar los textos que dieron como resultado este ejercicio de innovación colectiva y abierta.

El camino hacia Open Justice es difícil. Transformar, abrir y renovar una institución tradicionalmente conservadora es difícil. Significa romper barreras, derribar mitos y promover un cambio profundo en la cultura organizacional. Pero experiencias como estas ciertamente brindan esperanza y ayudan a imaginar poderes judiciales confiables y centrados en las personas que no dejan a nadie atrás.

Comentarios (1)

Elisa Bianchi Responder

Me parecen muy interesantes ambos ejemplos. En varios textos teóricos sobre Lenguaje Claro, se reflexiona sobre el presunto “nivel de escolarización” que debería el lector de estos textos, y consecuentemente, su capacidad de comprensión de los documentos como los ejemplificados. Pero en realidad, por lo menos en el “castellano judicial”, aún los lectores con formación terciaria no judicial, por ejemplo, arquitectos, ingenieros, farmacéuticos, etc. tendrían dificultades de comprensión. Y esto no sólo por el vocabulario, sino por la sintaxis, y las formas argumentativas.
En uno de los videos, un juez aconseja redactar con “sujeto - verbo y predicado”, lo que parece muy disruptivo en el “castellano judicial”.
¡Felicitaciones por estos esfuerzos de apertura!

Dejá tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Más información

Miniatura de JusLab: Hacer que la justicia abierta sea accesible para todos en Buenos Aires, Argentina Desafíos y soluciones

JusLab: Hacer que la justicia abierta sea accesible para todos en Buenos Aires, Argentina

En Buenos Aires, Argentina, una iniciativa de justicia abierta llamada JusLab tiene como objetivo abordar la falta global de transparencia judicial con un enfoque local a nivel de ciudad.

Miniatura de la serie de políticas de justicia, Parte II: Justicia abierta

Serie de políticas de justicia, Parte II: Justicia abierta

Explore cómo la aplicación de los principios del gobierno abierto puede crear sistemas de justicia más justos y efectivos.

Miniatura de cinco innovaciones gubernamentales reconocidas por su trabajo para abrir el gobierno

Cinco innovaciones gubernamentales reconocidas por su trabajo para abrir el gobierno

Se han reconocido cinco reformas de gobierno abierto de Letonia, México, Nueva Zelanda, la ciudad de Buenos Aires, Argentina y el estado de Kaduna, Nigeria ...

Open Government Partnership