Saltar navegación

Abrir datos climáticos

protesta climática
Natalia Carfi|

Este blog se publicó originalmente en la página Medium de Open Data Charter aquí. Si desea obtener más información sobre cómo abrir datos para la acción climática, comuníquese con info@opendatacharter.org.

Los datos abiertos agregan valor a la agenda del cambio climático. Después de poco más de un año de trabajo, finalmente estamos terminando el proyecto piloto para la implementación de la versión Beta del Abrir guía para la acción climática.

El proyecto surge de una colaboración entre el Carta de datos abiertos (ODC) y el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) quien, con el apoyo de la Banco Interamericano de Desarrollo (BID), desarrolló una primera versión de una Guía abierta para la acción climática. Barre una serie de datos relevantes para la acción climática que responden a un proceso de consulta y trabajo con las comunidades de cambio climático y datos abiertos y presenta una lista no prescriptiva de datos prioritarios para ser abiertos en el sector.

Con esta primera versión de la Guía, nos acercamos a los equipos de la División Digital del Ministerio de la Secretaría General de la Presidencia y del Ministerio de Medio Ambiente de Chile con la propuesta de poner a prueba la Guía y la metodología de implementación. La coordinación entre departamentos es crucial para avanzar con proyectos de datos abiertos y esta no fue la excepción. Como parte del proceso piloto, se realizó un mapeo de los datos climáticos existentes, el cual no buscó ser exhaustivo, pero que permitió comprender el ecosistema de datos de cambio climático chileno y tener un panorama de la situación sobre el cual iniciar el diálogo entre las areas. FIMA, el socio local de este proyecto, también realizó entrevistas semiestructuradas con organizaciones de la sociedad civil y funcionarios de gobierno para conocer su percepción sobre los desafíos y necesidades en cuanto a la apertura de datos y luego poder reforzar las recomendaciones para avanzar en esta. agenda en Chile.

Como parte de las actividades de esta acción, en enero de este año se realizó un taller presencial donde participaron diferentes actores de las comunidades de cambio climático y datos abiertos. Participantes de diferentes Ministerios, Universidades, organizaciones de la sociedad civil y organizaciones de cooperación dedicaron un día a reflexionar sobre la apertura de datos, evaluar la Guía y conocer las prioridades de la agenda de cambio climático desde diferentes perspectivas.

Un año después y aprovechando aprendizajes y aspectos a mejorar, presentamos un plan de trabajo para su publicación y propuestas para seguir trabajando juntos en el futuro. ODC y WRI tomaron muchos puntos para seguir trabajando en este proyecto, datos para incorporar a la Guía como los que reportan temas oceanográficos y los de vulnerabilidad al cambio climático, pensar en cómo abordar las NDCs y otros instrumentos de gestión del cambio desde el inicio clima con la información recopilada en el mapeo.

La Oficina de Cambio Climático del Ministerio del Ambiente de Chile ve este proyecto como un aporte muy importante a la gestión del cambio climático, ya que el acceso público a la información y datos climáticos de calidad que permitan una fácil visualización, comprensión y reutilización, permitirá una mayor participación. de la sociedad a todos los niveles, la conciencia pública, y en general, contribuir a mejorar la confiabilidad y disponibilidad de la información para la toma de decisiones. Desde la perspectiva del gobierno, el aprendizaje y los espacios de mejora pasan por las instancias de colaboración y puentean lo construido con otras áreas de la administración pública, así como con la comunidad de datos abiertos. Era importante poder tener un espacio inicial de conversación sobre la apertura de datos de cambio climático dentro del sistema que los genera y avanzar en la comprensión del potencial de apertura gracias al valor que dicha apertura puede generar para los diferentes tipos de actores.

Asimismo, el informe final expresa tanto la necesidad de que la sociedad civil sea parte activa de la reutilización de conjuntos de datos para llegar a sus propias conclusiones, como la voluntad de algunos organismos estatales de generar una mayor y mejor sinergia con esa población que demanda y accede al clima conjuntos de datos. En este sentido, la búsqueda de datos abiertos es a la vez causa y efecto del empoderamiento de organizaciones y movimientos de la sociedad civil, que en un contexto de crisis climática y ecológica han decidido convertirse en un eje fundamental de la defensa del medio ambiente y la derechos humanos que surgen de nuestra interacción con él. Asimismo, existe un reconocimiento por parte de las instituciones públicas de que una relación más fluida y dinámica entre generadores, usuarios y reutilizadores de datos conduce a la creación de políticas ambientales y climáticas más legítimas, representativas y eficientes, así como a una mayor y mejor participación y conciencia pública. Por ello, este proceso va mucho más allá de la generación de una Guía de Apertura, ha contribuido al fortalecimiento y profundización de los derechos de acceso a la información, participación y justicia ambiental. La hoja de ruta generada, correctamente implementada, puede ser una herramienta importante para facilitar el enfrentamiento al cambio climático desde una perspectiva multisectorial y, en definitiva, como sociedad en su conjunto.

Sabemos que queda un largo camino por recorrer y esperamos seguir avanzando y probando cómo los datos abiertos pueden ayudar a avanzar en la agenda del cambio climático, una agenda que, incluso en medio de una crisis internacional como la que representa Covid-19 , sigue siendo de crucial relevancia e importancia en nuestras vidas. Pero de cualquier crisis de este tipo, puede surgir la posibilidad de repensar y reorganizar; la propuesta de una economía sostenible, que tiene una relación próspera con el medio ambiente, es ahora más factible que nunca. La gestión y salida de esta pandemia solo es posible mediante la colaboración y los datos abiertos serán una herramienta importante para comprender esa nueva realidad y sincronizar acciones futuras.

Crédito de la foto destacada: Markus Spiske on Unsplash

No hay comentarios todavía

Deje su comentario.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

NO siga este enlace o será prohibido en el sitio!