Saltar navegación

Priorizar la transparencia algorítmica en un mundo basado en datos en Nueva Zelanda

Este blog es parte menos  serie de estudiantes del Institut de Sciences Politiques de Paris que entrevistados reformadores que trabajan en iniciativas reconocidas por la Red de Líderes de OGP. Leer la serie aquí

Como miembro de la Open Government Partnership Desde 2013, Nueva Zelanda es una nación con fuertes compromisos con la lucha contra la corrupción y la transparencia gubernamental. Esto ha dado lugar a una serie de proyectos de colaboración entre el gobierno, la sociedad civil, el sector privado y socios internacionales. Ahora, el gobierno de Nueva Zelanda está trabajando para mejorar su transparencia y responsabilidad en el uso de algoritmos; un proyecto que se beneficia de altos niveles de participación de la sociedad civil. 

Discutimos esta asociación gobierno-sociedad civil con Penny Ehrhardt, Asesor principal de políticas en el departamento gubernamental de datos, Stats Nueva Zelanday Laurence Millar, Miembro con Autoridad Delegada de la organización de la sociedad civil Transparencia Internacional Nueva Zelanda (TINZ).  

Transparencia algorítmica en Nueva Zelanda: ¿dónde empezó todo?

Cuando los usan los gobiernos, los algoritmos permiten una mejor comprensión de los ciudadanos, lo que ayuda al gobierno a tomar decisiones más informadas y brindar servicios más efectivos. Esto llevó al gobierno de Nueva Zelanda a abordar el complejo tema de la transparencia algorítmica, con el fin de aumentar la confianza del público en la toma de decisiones gubernamentales. Luego de una revisión en 2018 de cómo las agencias gubernamentales usan algoritmos para mejorar la vida de los ciudadanos, el gobierno de Nueva Zelanda colaboró ​​con una serie de partes interesadas de la sociedad civil para implementar el Carta de algoritmos para Aotearoa Nueva Zelanda en julio de 2020. Esta Carta representa un compromiso gubernamental de gestionar cuidadosamente cómo se utilizan los algoritmos en Nueva Zelanda. Describe el objetivo del gobierno de minimizar el sesgo algorítmico no intencionado y, en consecuencia, utilizar el poder de los algoritmos para garantizar una mejor prestación de servicios a los neozelandeses y, al mismo tiempo, mantener la confianza pública en su uso por parte del gobierno.

TINZ fue un contribuyente clave de la sociedad civil a la Carta y ahora continúa ejerciendo presión positiva sobre el gobierno para fomentar una mayor transparencia. En representación de esta organización, Laurence Millar describió el trabajo con el gobierno como una asociación "crítica pero amistosa". Para ambas partes, el objetivo es claro: informar sobre lo que ha hecho el gobierno, lo que piensa la sociedad civil al respecto, lo que se puede aprender del proyecto y cómo el ejemplo de Nueva Zelanda puede ser útil para otros países. Por lo tanto, la Carta es bienvenida como un buen primer paso en el camino de Nueva Zelanda hacia la transparencia algorítmica. 

¿Cuál ha sido el papel de Open Government Partnership (OGP)?

En términos generales, OGP puede verse como la organización matriz de este proyecto, ya que ttercer plan de acción de OGP para Nueva Zelanda (2018-2020) reunió a las organizaciones. Como destacó Penny Ehrhardt de Stats New Zealand, "el impulso proporcionado por una plataforma internacional de gobierno abierto puede crear un círculo virtuoso".

Principales retos del proyecto

Abordar el sesgo algorítmico es un tema clave, particularmente debido a la población indígena mauri del país que lucha por ser reconocida por los algoritmos. En este sentido, el gobierno trabaja en estrecha colaboración con Data Iwi Leaders Group: líderes indígenas en el sector de datos. Una prioridad clave es reconocer que los algoritmos siempre contendrán sesgos y tratar de enfrentarlos de manera proactiva. Otro desafío para este proyecto fue desarrollar una Carta con una amplia aceptación en todo el servicio público, ya que los signatarios se agregan de forma voluntaria. Por lo tanto, el gobierno está comprometido a hacer que la implementación de la Carta sea lo más simple posible. 

¿Qué es lo siguiente?

La asociación entre el gobierno y la sociedad civil sobre transparencia algorítmica continúa evolucionando. De cara al futuro, el gobierno se ha comprometido a realizar una revisión independiente de la Carta a mediados de 2021, un año después de su adopción. Otra prioridad es dar a conocer el ejemplo de Nueva Zelanda a una audiencia internacional más amplia. A mediano y largo plazo, TINZ considera que la educación cívica en las escuelas primarias y secundarias es una forma viable de aumentar la conciencia pública sobre los algoritmos. Tanto para el gobierno como para la sociedad civil, cuanto más claramente se pueda comunicar el papel y el contenido de los algoritmos, más confianza tendrán los ciudadanos. Por lo tanto, la participación de múltiples partes interesadas seguirá siendo la clave para lograr la transparencia algorítmica en Nueva Zelanda. 

No hay comentarios todavía

Dejá tu comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Más información

Miniatura de una guía para el gobierno abierto y el coronavirus: protecciones de privacidad

Una guía para el gobierno abierto y el coronavirus: protecciones de privacidad

Los gobiernos están recopilando cantidades sin precedentes de datos personales para respaldar esfuerzos vitales de salud pública, como el seguimiento de la transmisión de COVID-19 y la aplicación de la cuarentena. En particular, los gobiernos y las corporaciones están recolectando y ...

Miniatura de cinco innovaciones gubernamentales reconocidas por su trabajo para abrir el gobierno

Cinco innovaciones gubernamentales reconocidas por su trabajo para abrir el gobierno

Se han reconocido cinco reformas de gobierno abierto de Letonia, México, Nueva Zelanda, la ciudad de Buenos Aires, Argentina y el estado de Kaduna, Nigeria ...

Miniatura de responsabilidad algorítmica para el sector público: aprendizaje de la primera ola de implementación de políticas

Rendición de cuentas algorítmica para el sector público: aprendizaje de la primera ola de implementación de políticas

El Instituto AI Now, el Instituto Ada Lovelace y OGP se han asociado para lanzar el primer estudio global que evalúa la ola inicial de la política de responsabilidad algorítmica.

Open Government Partnership