Saltar navegación
Kenia

Implementar legislación para aumentar el acceso a la justicia (KE0030)

Visión General

De un vistazo

Plan de ACCION: Plan de acción de Kenia 2020-2022

Ciclo del plan de acción: 2020

Estado: Activo

Instituciones

Institución líder: Poder Judicial

Institución (es) de apoyo: Otros actores involucrados Katiba Institute, Namati-Kenya, Mzalendo, National Council for Administration of Justice, County Government of Mombasa, Coast Interfaith Council of Clerics, Haki Yetu, County Government of Mombasa, University of Nairobi School of Law y Facultad de Derecho de Strathmore.

Áreas de política

Acceso a la justicia, Gobierno Electrónico, Judicial, Justicia, Compromisos locales, Comunidades marginadas, Participación pública

Revisión de IRM

Informe de IRM: revisión de IRM pendiente

Destacado: Pendiente revisión de IRM

Resultados iniciales: revisión de IRM pendiente

Diseñan i

Verificable: Revisión de IRM pendiente

Relevante para los valores de OGP: revisión de IRM pendiente

Impacto potencial: revisión de IRM pendiente

Implementación i

Finalización: Revisión de IRM pendiente

Descripción

Antecedentes El acceso a la justicia para la mayoría de los kenianos sigue siendo un desafío debido a la financiación inadecuada de las instituciones gubernamentales clave, como el Servicio Nacional de Asistencia Legal y el Poder Judicial, que tienen la responsabilidad principal de implementar la Ley de Asistencia Legal de 2016 y la Política de Sistemas de Justicia Alternativa. . Como resultado, ha sido un desafío poner en funcionamiento el Fondo de Asistencia Legal, que sería fundamental para apoyar a los proveedores de asistencia jurídica acreditados para llevar a cabo programas de acceso a la justicia. Al mismo tiempo, el Servicio Nacional de Asistencia Jurídica ha sufrido una grave escasez de personal y, por tanto, ha quedado incapacitado para cumplir plenamente su mandato. Tanto la Ley de Asistencia Legal como los Sistemas de Justicia Alternativa son imperativos, ya que establecen marcos legales y políticos para la promoción del acceso a la justicia en Kenia. Por otro lado, el Poder Judicial ha identificado el afianzamiento de los sistemas de justicia alternativa y el acceso a la justicia como un área prioritaria de financiación para el ejercicio económico 2021/2022. Si se puede pasar por el ejercicio anterior, la asignación presupuestaria se redujo sustancialmente, lo que limita el alcance del trabajo de acceso a la justicia por parte del Poder Judicial. El compromiso de otras instituciones gubernamentales pertinentes que participan en el proceso presupuestario es fundamental para garantizar que se asignen fondos suficientes a las áreas prioritarias de los sistemas de justicia alternativos y el acceso a la justicia. La adopción de la Política del Sistema de Justicia Alternativa (AJS) por parte de los kenianos y las partes interesadas requiere una comprensión clara de los sistemas de justicia informal y tradicional, su mandato y cómo se pueden utilizar para mejorar el acceso a la justicia. Los sistemas de justicia tradicionales se han utilizado de manera ad hoc para resolver disputas dentro de la comunidad. En la mayoría de los casos, los sistemas de justicia tradicionales e informales se han desvinculado de los sistemas de justicia formales. Antes del desarrollo de la política de AJS, no existía un mecanismo estandarizado claro para la correferencia de casos del sistema de justicia formal al informal y viceversa. Como tal, se cometieron injusticias ya que los sistemas de justicia informal eran de naturaleza patriarcal. Además, las decisiones de los sistemas judiciales informales no tenían fuerza de ley y, por lo tanto, eran inaplicables. Los diálogos entre el gobierno y los ciudadanos sobre AJS son clave para crear conciencia sobre la política y cómo los ciudadanos pueden utilizar los mecanismos de AJS para acceder a la justicia en los casos apropiados. La Unidad de Asistencia Legal del Condado de Mombasa recibe muchas disputas, algunas de las cuales no tienen que ir a los tribunales y pueden resolverse utilizando mecanismos alternativos de justicia. Como resultado, la Unidad de Asistencia Legal tiene muchos casos que atender, lo que provoca retraso en el acceso a la justicia e insatisfacción de los ciudadanos que buscan soluciones legales. Esta es una oportunidad para establecer un mecanismo de co-referencia muy necesario entre la Unidad de Asistencia Legal y varios mecanismos de AJS en Mombasa que sirve no solo para reducir la dependencia de la Unidad de Asistencia Legal, sino que proporciona un modelo para replicar bajo la política de AJS. Las acciones de emergencia para contener la propagación de COVID 19 requirieron el uso de estrategias innovadoras que incluyeron el uso de tecnología para promover el acceso a la justicia. COVID 19 es tanto una crisis de justicia como una crisis de salud, ya que la pandemia amenaza con ampliar la brecha de justicia, especialmente para las comunidades vulnerables que han soportado la peor parte de la pandemia. Los datos de los proveedores de asistencia jurídica de la sociedad civil revelan un aumento de los conflictos laborales durante la pandemia. Esto se debe a la pérdida repentina de empleo y / o al despido o despido injusto. En respuesta, proponemos poner a prueba un centro de TIC en asociación con el Tribunal de Empleo y Relaciones Laborales y el Servicio Nacional de Asistencia Jurídica. A través de este centro de TIC, los clientes pueden acudir a los tribunales y recibir asistencia para presentar documentos sin costo alguno. Se espera que tanto NLAS como el poder judicial utilicen las lecciones aprendidas de este piloto y escalen la iniciativa dentro de sus respectivas instituciones.

Objetivos Buscamos expandir el Acceso a la Justicia a través de la implementación de la Ley de Asistencia Legal y la Política de Sistemas de Justicia Alternativa a través de: 1. Incrementar la participación ciudadana en la entrega de justicia mientras se promueve la transparencia y la rendición de cuentas en las estructuras locales de justicia alternativa. 2. Ampliar la capacidad de asistencia jurídica mediante el apoyo a los clientes indigentes para procesar los procedimientos judiciales en línea y abogar por un mayor financiamiento para los servicios de asistencia jurídica.

Ley de asistencia jurídica sobre el statu quo. La mayoría de los kenianos, debido a una serie de razones, incluidos factores socioeconómicos, legales y políticos, no pueden acceder a la justicia. Los indigentes desconocen sus derechos legales, no conocen el sistema judicial o simplemente experimentan frustraciones interminables mientras buscan acceder a la justicia. Generalmente, muchos kenianos no pueden pagar el alto costo de los servicios legales. En 2019, el Índice de Justicia del Instituto de La Haya para la Innovación del Derecho estimó que para acceder a los tribunales, un keniano necesita al menos 80 dólares estadounidenses. Este es un costo modesto considerando que las tasas judiciales se evalúan caso por caso y dependen de la naturaleza y el valor de la reclamación. Debido a que casi el 50 por ciento de los kenianos viven con menos de 1 dólar al día, el costo de acceder a la justicia puede ser inalcanzable. La Ley de asistencia jurídica se promulgó en 2016. Proporciona un marco para la colaboración entre actores estatales y no estatales en la prestación de servicios de asistencia jurídica. Además, establece un plan nacional de asistencia jurídica que es asequible, accesible, sostenible, creíble y responsable, entre otros. Sin embargo, Kenia aún no ha logrado los beneficios de las disposiciones de la ley, específicamente el acceso a la justicia para los kenianos indigentes. Debido a la asignación presupuestaria limitada, algunas disposiciones de la Ley de asistencia jurídica que siguen sin cumplirse incluyen: la puesta en funcionamiento del Fondo de asistencia jurídica para el financiamiento, la acreditación de asistentes legales comunitarios y proveedores de asistencia jurídica y la expansión del plan de asistencia jurídica en todo el país. El Fondo de Asistencia Legal apoya la expansión del esquema de asistencia legal remunerando a los proveedores de asistencia legal, pagando los gastos incurridos por las personas representadas y financiando las operaciones generales y las actividades de desarrollo de NLAS. Sin un Fondo de Ayuda Legal, la ayuda legal financiada por el estado es limitada, lo que hace poco para salvar la creciente brecha de la justicia. La acreditación de los asistentes legales comunitarios y los proveedores de asistencia legal es esencial para su supervisión y supervisión por parte de NLAS, así como una condición previa para el apoyo financiero. Actualmente, la financiación estatal de USD 540,000 anuales apoya principalmente los costos administrativos de funcionamiento de las 5 oficinas de NLAS establecidas en todo el país, lo que deja muy poca financiación para la prestación real de servicios de asistencia jurídica. NLAS requeriría un presupuesto anual estimado de USD 3.5 millones para emplear personal, tanto abogados como asistentes legales, para administrar la asistencia legal en los 47 condados de todo el país. La mayoría de las actividades de NLAS cuentan con el apoyo de socios para el desarrollo que están sujetos a plazos y objetivos específicos. Principalmente, el plan de asistencia jurídica debería ser financiado íntegramente por el estado; la financiación del gobierno sería más sostenible. Para adaptarse a los desafíos judiciales provocados por la pandemia, el gobierno apoyó el establecimiento de una línea gratuita utilizada por NLAS para administrar los servicios de asistencia jurídica. Además, NLAS instaló computadoras de escritorio con acceso a Internet para ayudar a los clientes que necesitaban asistir a audiencias en línea. Sin embargo, este fue solo el caso de Nairobi. En áreas fuera de Nairobi, el estado de la prestación de asistencia letrada, más allá de la línea gratuita, sigue siendo incierto. Con fondos adicionales, NLAS podrá establecer clínicas móviles de asistencia legal en todo el país, con acceso a Internet operado por asistentes legales para ayudar a los clientes que atienden sus asuntos. Esto es más necesario ahora que nunca, ya que las audiencias cara a cara en los tribunales siguen siendo muy limitadas. Además, bajo el espíritu colaborativo de la Ley de Ayuda Legal, NLAS puede trabajar junto con organizaciones de la sociedad civil que tienen sistemas de apoyo para que los clientes accedan a la justicia mediante el uso de tecnología. Sistemas de justicia alternativos. Kenia es uno de los 3 países del mundo que ha formalizado sus mecanismos tradicionales y otros mecanismos informales utilizados para acceder a la justicia. Una consecuencia de los problemas de acceso a la justicia en el sistema legal formal es que muchos kenianos recurren a sistemas alternativos de justicia, como los procesos de mediación facilitados por asistentes legales y sistemas de justicia tradicionales basados ​​en la comunidad. Una encuesta realizada por el Poder Judicial, junto con el Instituto de La Haya para la Innovación del Derecho, encontró que solo el 10% de los kenianos utilizan el sistema de justicia formal para resolver sus disputas. Los procesos de justicia alternativa ayudan a reducir la carga de los tribunales y están destinados a fortalecer los vínculos entre los sistemas de justicia formal e informal en lugar de reemplazar la dependencia de los tribunales. En algunas áreas, como el norte de Kenia, los sistemas de justicia informal casi han reemplazado al sistema de justicia formal, también en el tratamiento de delitos penales. Sin embargo, existe una cierta interacción entre los sistemas de justicia formal e informal, que se evidencia, por ejemplo, en el hecho de que los líderes comunitarios que prestan servicios en los sistemas de justicia informales pueden remitir los casos de delitos graves a los tribunales ordinarios. Los tribunales también han adoptado la interacción con el sistema de justicia informal a través de una mediación dirigida por el tribunal, como la que existe en el tribunal de Isiolo, donde el tribunal mantiene una lista de consejos de ancianos. El tribunal remite los casos a los ancianos para su determinación y posterior registro de las sentencias y esto está dando frutos, mejorando y ampliando el acceso a la justicia a nivel comunitario. La Política del Sistema de Justicia Alternativa (AJS) de Kenia propone un marco legal que sistematiza el uso de varios modelos de AJS al tiempo que vincula los sistemas de justicia formal e informal. Durante la pandemia, la inaccesibilidad de la justicia para los litigantes indigentes se ha visto agravada por el uso de la tecnología en los procesos judiciales. AJS presenta una plataforma accesible para que los clientes indigentes accedan a remedios para sus disputas dentro de un espacio informal reconocido por la ley. El área prioritaria del poder judicial para la financiación en el año fiscal 2021/22 -2023/24 identifica el afianzamiento de varios modelos de sistemas de justicia alternativos y la mejora del acceso a la justicia como áreas prioritarias clave. En el último año fiscal 2018/2019, se asignaron al Poder Judicial USD 17.3 millones, pero el Parlamento lo redujo aún más a USD 14.5 millones mediante la Ley de Asignaciones. Existe un temor real de que esta situación se repita dado que 2022 es un año electoral con intereses en competencia de varias agencias gubernamentales.

Ambición Buscamos poner a prueba la implementación de la Política del Sistema de Justicia Alternativa en el Condado de Mombasa y compartir las lecciones aprendidas con el Poder Judicial en general. La política de AJS presenta un modelo accesible para la resolución oportuna y eficiente de disputas para la mayoría de los kenianos que aún no pueden acceder a los tribunales formales. Además, a través de la plataforma OGP, buscamos aprovechar el uso de la tecnología para facilitar el acceso a la justicia a los clientes que no tienen acceso a los servicios de Internet. Buscamos poner a prueba el centro de TIC en colaboración con NLAS y el Tribunal de Empleo y Relaciones Laborales con el objetivo de compartir las lecciones aprendidas para su replicabilidad en otros tribunales. Para realizar plenamente los beneficios del acceso a la justicia, ya sea a través de la política de AJS o la Ley de Ayuda Legal, pretendemos abogar por la puesta en funcionamiento del Fondo de Ayuda Legal y el aumento de la asignación presupuestaria para las áreas prioritarias del Poder Judicial de afianzar el uso de modelos de AJS. y mejorar el acceso a la justicia.

No. Hitos verificables y medibles para cumplir con el compromiso Estado del hito Fecha de inicio Fecha de finalización 1. Llevar a cabo diálogos ciudadanos-gobierno sobre AJS Nuevo marzo de 2021 Diciembre de 2022 2. Mejorar la co-referenciación de casos entre la Unidad de Asistencia Legal de Mombasa y los Mecanismos de AJS Nuevo marzo 2021 Diciembre 2022 3. Trabajar con las instituciones relevantes para proporcionar financiamiento adecuado para la implementación de la Política AJS y ​​la puesta en funcionamiento del Fondo de Asistencia Legal. Nuevo marzo de 2021 Diciembre de 2022 4. Establecer un Centro de Corte Virtual en colaboración con el Centro de TIC de Kituo y construir el capacidad de los clientes indigentes que se representan a sí mismos para utilizar la tecnología para acceder al Tribunal de Empleo y Relaciones Laborales en Milimani, Nairobi Nuevo marzo de 2021 Diciembre de 2022 5. Referencia con otros actores de la justicia global de OGP que utilizan la tecnología para promover el acceso a la justicia Nuevo marzo de 2021 Diciembre de 2022


Compromisos

Open Government Partnership