Saltar navegación

Rostros del gobierno abierto - Vuk Vujnovic

Open Government Partnership|

En esta sección del boletín informativo de OGP, presentamos a personas del gobierno y la sociedad civil, y les preguntamos sobre sus experiencias. Esto es lo que tienen que decir:

 

¿Cómo el gobierno abierto hace la diferencia en la vida de las personas?

El gobierno abierto devuelve la democracia a sus raíces y le da a la gente una voz real sobre cómo se gobiernan sus comunidades y naciones. Se trata de involucrar a la ciudadanía en la planificación, diseño e implementación de políticas públicas. Pero también se trata de poner en común las habilidades y recursos de sociedades enteras y ayudar gobiernos para crear mejores políticas, que estén más en sintonía con las necesidades, expectativas o preocupaciones reales de las personas.

Creo firmemente que el movimiento global de gobierno abierto no es una moda pasajera, sino un proceso irreversible de establecer gradualmente nuevos estándares de democracia para el mundo de hoy.

 

¿Cómo se ha beneficiado de intercambiar ideas con la sociedad civil?

En mi experiencia, la administración pública puede beneficiarse enormemente al ser fiel a los principios de gobierno abierto. Por un lado, las autoridades públicas por sí solas rara vez tienen todos los recursos y habilidades que necesitan para el diseño y la implementación más efectivos de las políticas públicas. Los recursos y habilidades de la sociedad civil y la participación de ciudadanos individuales pueden ayudar a las autoridades a desempeñarse mejor.

Además, nos guste o no, las autoridades públicas no siempre son la fuente de información más creíble. La asociación con la sociedad civil y la participación ciudadana significativa pueden, por lo tanto, brindar mayor credibilidad y mayor confianza pública en los esfuerzos del gobierno.

La aplicación de los principios de gobierno abierto ha demostrado ser particularmente valiosa cuando se introduce una política que requiere la participación activa de los ciudadanos o un cambio importante en el comportamiento de las personas. Los ciudadanos, en general, tienen muy poca motivación para comprometerse o cambiar su comportamiento cuando se les mantiene en el extremo receptor de las campañas tradicionales de sensibilización del público, donde tienen poco o nada que decir sobre lo que está sucediendo. Sin embargo, hemos aprendido que muchas personas están dispuestas a invertir su tiempo y esfuerzo personales e incluso cambiar drásticamente su comportamiento, si sus esfuerzos pueden tener un impacto real y crear un nuevo valor en sus comunidades.

 

Describa un compromiso de OGP de su país del que esté orgulloso.

Estoy particularmente orgulloso de la forma en que las autoridades y la sociedad civil de Montenegro han trabajado juntas para involucrar a los ciudadanos y abordar uno de los problemas económicos más acuciantes de la nación: la economía informal o gris.

Gran parte del problema era la amplia tolerancia pública de la economía informal y la renuencia tradicional de la gente a informarlo a las autoridades. Durante años, las autoridades habían intentado con campañas de sensibilización pública, videos promocionales, programas educativos, etc., pero los efectos seguían siendo muy limitados.

Finalmente, en 2013, el gobierno se asoció con un grupo de la sociedad civil, un grupo de estudiantes y profesores de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de Podgorica, que habían desarrollado una aplicación móvil y un sitio web llamado Be Responsible (Budi odgovoran) La aplicación permitió a los usuarios de teléfonos inteligentes tomar fotos de diferentes formas de economía informal, como recibos falsos de caja registradora emitidos en bares y restaurantes, mercadotecnia negra o violación de los derechos del consumidor en tiendas y supermercados, y reportarlos a las autoridades.

Para motivar a las personas a participar y ayudar a las autoridades fiscales a descubrir y abordar la economía informal, el gobierno decidió invertir la mitad de los ingresos de las multas resultantes de los informes de los ciudadanos en proyectos comunitarios propuestos y votados por los propios ciudadanos.

En solo un año, más de 5000 ciudadanos (Montenegro tiene una población de solo 620,000) denunciaron casos de economía informal a las autoridades, generando 1.1 millones de euros en multas. El gobierno cumplió su promesa e invirtió la mitad de esta cantidad, 550,000 euros, en 11 proyectos comunitarios, incluida la adquisición de equipo médico para un hospital infantil, la renovación de una residencia de ancianos, la jardinería de un parque local, la renovación de las guarderías para niños discapacitados, equipamiento de jardines de infancia públicos, etc.

Por lo tanto, al trabajar juntos, el gobierno y la sociedad civil lograron abordar un problema económico importante, generar ingresos públicos, aumentar la conciencia pública, cambiar el comportamiento y crear un bien social en las comunidades locales.

 

¿Cómo está trabajando para superar los desafíos en la apertura del gobierno en su país?

Creo que uno de los desafíos a menudo pasados ​​por alto en la apertura del gobierno, especialmente en las llamadas democracias jóvenes, es evitar reemplazar una forma de relación unidireccional entre el gobierno y la sociedad civil por otra.

Tradicionalmente, los gobiernos creaban políticas a puertas cerradas y solo informaban al público al final del proceso de formulación de políticas, sin ofrecer muchas oportunidades de participación. Hoy en día, existe una tendencia a reemplazar esta práctica obsoleta con una nueva forma de relación unidireccional, donde las organizaciones de la sociedad civil centran la mayor parte de sus esfuerzos en solicitar información y monitorear y evaluar lo que las autoridades públicas están haciendo, aún sin ningún compromiso real o colaboración. En cualquiera de estos casos, el sector público y civil no están realmente trabajando juntos y no están involucrando a los ciudadanos.  

Aunque sin lugar a dudas la sociedad civil desempeña un papel inmensamente importante para impulsar una mayor transparencia y responsabilidad del gobierno, creo firmemente que el movimiento de gobierno abierto global solo puede realizar su verdadero potencial si va más allá de esta relación combativa, pero complaciente, entre el gobierno y la sociedad civil, hacia una asociación y colaboración reales y, quizás lo más importante, el empoderamiento y la participación activa de los ciudadanos.   

En mi opinión, la mejor manera de superar los desafíos en la apertura del gobierno es trabajar duro para construir una masa crítica de estudios de casos de colaboración que demuestren claramente los beneficios del gobierno y la sociedad civil trabajando juntos para crear un valor agregado en términos de construir mejor políticas y dar a las personas más voz sobre cómo se gobiernan sus comunidades.

 

 

Open Government Partnership