Skip Navigation

El Gobierno Abierto y la Lucha Contra el Cambio Climático

Elizabeth Moses|

Este blog se publicó originalmente en el sitio web de World Resources Institute; lo compartimos aquí con permiso de esta organización.

Como parte del Acuerdo de París sobre cambio climático, los países establecieron diversos compromisos a nivel nacional. Sin embargo, el reto más grande es la implementación de dichos compromisos. En ese sentido, la sociedad puede supervisar a los gobiernos y asegurar el cumplimiento de las metas y que las acciones contra el cambio climático se den de forma justa e incluyente. Para ello, será necesario que las comunidades de gobierno abierto y de cambio climático unan fuerzas.

Históricamente, los grupos de gobierno abierto y cambio climático han trabajado de forma aislada, presentando sus ideas en foros separados, utilizando terminología diferente y con grupos de actores diferentes. Sin embargo, las organizaciones de la sociedad civil, la academia y otros actores no gubernamentales que trabajan en los temas de transparencia y rendición de cuentas son esenciales para la lucha contra el cambio climático, pues os países enfrentarán diversos retos de gobernanza, incluyendo la coordinación institucional a nivel nacional, el desarrollo de capacidades y el aseguramiento del compromiso político. La coordinación entre las comunidades de gobierno abierto y de cambio climático representa una oportunidad para desarrollar nuevas estrategias que contribuyan a una toma de decisiones confiable e incluyente.

A continuación describo cuatro áreas en las que ambas comunidades pueden colaborar para asegurar que los gobiernos implementen acciones efectivas contra el cambio climático:

1) Incrementar el acceso a datos e información de clima.

Las organizaciones de la sociedad civil que trabajan en temas de gobierno abierto y de cambio climático, así como las comunidades locales, pueden aprovechar las herramientas de transparencia y otros procesos como la ley de libertad de información, presupuestos transparentes, políticas de datos abiertos y procuración pública para dar mayor acceso a información sobre mitigación, adaptación y financiamiento. Por ejemplo, Transparencia Mexicana utilizó la ley de libertad de información para reunir datos y mapear los actores financieros y el flujo de capital en el país. Lo anterior permitirá establecer recomendaciones específicas sobre cómo proteger los fondos de la corrupción y asegurar que los recursos se traduzcan en impactos reales. Además, las organizaciones de la sociedad civil pueden ofrecer alternativas a los portales en línea que permitan que la información sea accesible para las comunidades locales. En Indonesia, Yayasan Lembaga Konsumen (YLKI), a través de su programa semanal de radio, ofrece un foro para discutir temas de electricidad en Yakarta. Esto les permite compartir información directamente sobre los derechos del público a los servicios de electricidad, ofrecer un foro para responder preguntas y fortalecer la capacidad de los habitantes locales de abordar sus inquietudes en cuanto a cortes al suministro y la confiabilidad del servicio.

2) Promover el desarrollo de políticas de cambio climático participativas e incluyentes.

La sociedad civil y grupos comunitarios juegan un papel fundamental en el impulso a acciones contra el cambio climático y el fortalecimiento de la gobernanza a nivel nacional y local, en particular en cuanto a la protección de los grupos más vulnerables, quienes con frecuencia carecen de representación política. Un estudio identificó que el público tiene interés en la participación de las organizaciones de la sociedad civil en la toma de decisiones y diseño de políticas públicas, pues creen que su participación podría contribuir a su legitimidad del proceso. Los grupos de la sociedad civil que se enfocan en el gobierno abierto y en el cambio climático pueden aprovechar sus vínculos con la sociedad civil para fortalecer la cantidad de iniciativas que incorporan la retroalimentación del público en la política y asegurar la participación del público en la toma de decisiones. Ejemplo de ello son iniciativas de sensibilización de los jóvenes, capacitación de líderes indígenas sobre propuestas de ley de cambio climático y sobre el principio de consentimiento, libre, previo e informado y el fortalecimiento de las organizaciones de la sociedad civil en los organismos que coordinan la agenda de cambio climático a nivel nacional.  

3) Emprender acciones legales para una mayor rendición de cuentas.

La rendición de cuentas a nivel nacional sólo se logrará si se implementan mecanismos de reclamo que permitan abordar la falta de transparencia o de participación pública, así como el impacto de los proyectos y las políticas en las personas y en las comunidades. Los grupos de la sociedad civil y los individuos pueden tomar acciones legales, tales como demandas, peticiones, retos de política y casos judiciales a nivel nacional, regional o internacional con el objetivo de asegurar la rendición de cuentas por parte de los gobiernos y empresas que no tomen acciones contra el cambio climático. Por ejemplo, en los Países Bajos, el Tribunal del Distrito de La Haya determinó que el país deberá reducir las emisiones de CO2 con el objetivo de abordar los impactos del cambio climático y cumplir con su obligación de proteger al ambiente y a las poblaciones humanas. El caso fue liderado por la Fundación Urgenda, organización de la sociedad civil de los Países Bajos en coordinación con 886 individuos preocupados por la contribución de su país al cambio climático.

4) Crear nuevos espacios de incidencia política.

Integrar a los movimientos de gobierno abierto y de cambio climático permitirá a la sociedad civil aprovechar nuevos foros para fortalecer su movimiento y asegurar la implementación de las políticas de cambio climático. Por ejemplo, muchas organizaciones de la sociedad civil están demostrando la importancia de la relación entre el Objetivo 16 de Gobernanza de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y las políticas de calidad del agua y de cambio climático. World Resources Institute organizará la sexta reunión global de The Access Initiative, “Open Government for Climate Action”, en coordinación con la Cumbre Global de la Alianza para el Gobierno Abierto. El evento reunirá a líderes de opinión de gobierno abierto, datos abiertos y cambio climático para intercambiar ideas y discutir mecanismos para la participación de la sociedad civil en la implementación de las políticas nacionales de cambio climático. Además, la reunión será un insumo para el establecimiento de compromisos futuros de gobierno abierto por parte de los países miembros de OGP, incluyendo varios de los países que más contribuyen con emisiones de gases de efecto invernadero, como la Unión Europea, Estados Unidos, México, Indonesia y Brasil.

La reunión y la Cumbre son una excelente oportunidad para integrar a los mundos del gobierno abierto y del cambio climático. Juntos, podrán impulsar acción contra el cambio climático de manera incluyente y contribuyendo a mejorar la vida de las comunidades locales.

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!