Skip Navigation

Aprovechando OGP para Impulsar el ODS # 6

Los principios de transparencia, participación pública y rendición de cuentas han sido reconocidos en políticas sectoriales sobre agua y sanitación como lo ilustran los Principios de Gobernanza del Agua de la OCDE. Un número de instituciones financieras internacionales han apoyado trabajo al respecto como, por ejemplo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través de su Fondo de Transparencia o el Banco Mundial a través de la implementación de su estrategia de involucramiento ciudadano (citizen engagement).

Si bien se evidencian avances en torno a estos principios en el sector de agua, en ocasiones se han limitado a declaraciones enunciativas o han sido definidos de manera unilateral. Por ello, la plataforma de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés) constituye un mecanismo único para la cocreación de compromisos que contribuyan a operativizar dichos principios en la práctica como lo ilustra el compromiso de OGP en torno a la formulación del plan nacional de aguas de Uruguay. En otras palabras, OGP constituye un espacio para la cooperación entre las autoridades públicas y las organizaciones de sociedad civil y ciudadanos en la definición de las acciones a llevar adelante en temas como acceso a la información, datos abiertos y transparencia; participación y retroalimentación ciudadana; y/o rendición de cuentas en el sector de agua. Otro elemento distintivo de OGP es su Mecanismo de Revisión Independiente (IRM por sus siglas en inglés) que requiere que el gobierno reporte el cumplimiento de dichos compromisos, acompañado por un proceso de evaluación independiente sobre su grado ambición y de implementación.

En tanto OGP ha contribuido a la adopción de un número creciente de compromisos sobre agua en los planes de acción nacionales y de las entidades locales, estos aún no han logrado su mayor potencial brindado por OGP. En primer lugar, se debería potenciar el diálogo entre autoridades públicas y grupos de sociedad civil que trabajan en el sector de agua y aquellas en materia de gobernanza, dada la participación – para mencionar solo algunas – de las comunidades de práctica sobre datos abiertos, contrataciones abiertas y/o presupuesto abierto en OGP.

Las autoridades públicas y actores de sociedad civil nacionales podrían aprovechar la participación de sus países en organizaciones aliadas de OGP como ADB, BID, Banco Mundial, OCDE y PNUD e involucrarlas en los procesos nacionales de consulta para la formulación de sus respectivos planes de acción y explorar posibilidades de asistencia técnica y recursos para su implementación. Estas instituciones apoyan proyectos en el sector de agua que podrían incluir componentes de algunos de los pilares de gobierno abierto. Al mismo tiempo, ello contribuiría a que dichas instituciones internacionales cumplan con la implementación de sus propias estrategias de transparencia y/o involucramiento ciudadano, y de esta manera realizar su aporte a reformas de gobierno abierto en apoyo a OGP. Más aún, la transparencia es fundamental (al igual que los otros principios de gobierno abierto) para el uso efectivo de los recursos que permitan el logro del ODS#6 – como se resaltó en la sesión “Making Best use of WASH Finance. A Conversation with IFIs” en la Semana Mundial del Agua en Estocolmo.

Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *