Plan Nacional de Agua: Un Plan Nacional construido con la gente

En 2017, Uruguay aprobó su primer Plan Nacional de Aguas. A partir de ahora, y durante los próximos 15 años, el país cuenta con un instrumento político y técnico para la gestión integrada y sustentable de las aguas. El plan reúne compromisos asumidos por diferentes instituciones públicas y privadas; y proyecta las expectativas de la sociedad en esta temática a través de objetivos y líneas de acción concretas. Además establece los lineamientos generales para el desarrollo de los planes regionales y locales.

El Plan Nacional de Aguas se ordena en torno a tres grandes objetivos: el agua para un desarrollo sostenible, el acceso al agua y el saneamiento como derecho humano, y la gestión del riesgo de inundaciones y sequías. Contiene un diagnóstico completo de la situación de los recursos hídricos, posibles escenarios a futuro, identificación de los aspectos críticos y líneas de acción que orientan 10 programas y 30 proyectos.

Para construir el plan de forma participativa se realizó un proceso que tuvo varias etapas. En una primera instancia el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) a través de la Dirección Nacional de Aguas (DINAGUA) elaboró una primera propuesta borrador. Esta propuesta contó con aportes de los Consejos Regionales y de Recursos Hídricos y las Comisiones de Cuencas y Acuíferos, de otras instituciones y de la academia.

En julio de 2016 se presentó la propuesta y se abrió el ciclo Diálogos para el Plan Nacional de Aguas durante seis meses. Este ciclo incluyó más de 30 actividades de discusión  (Sesiones de la Comisión Asesora de Agua y Saneamiento, de los Consejos Regionales de Recursos Hídricos y de las Comisiones de Cuenca, asambleas abiertas en distintos puntos del país, recepción de aportes y comentarios a través de correo electrónico) en las que participaron unas 2000 personas (representantes de instituciones, academia y organizaciones de la sociedad así como personas a título individual).

En forma complementaria, a partir de un convenio con la Universidad de la República, se realizó el proceso de deliberación ciudadana Deci Agua. Se incorporaron así miradas y perspectivas de parte de la ciudadanía que no está directamente vinculada con la gestión del agua.

Al finalizar este proceso, la DINAGUA, procesó e integró los aportes en un documento final. El MVOTMA elevó el documento final al Gabinete Ambiental y el Poder Ejecutivo lo aprobó por el decreto N° 205/017 el 31 de julio de 2017.

La participación de la ciudadanía, las organizaciones de la sociedad civil, la academia, los usuarios y las instituciones involucradas en la gestión, dota al plan de sustentabilidad ambiental, social y política necesaria para poder avanzar en un camino de largo plazo. De esta forma, Uruguay avanza en la gestión integrada y participativa de las aguas, tal como fue establecido en la reforma constitucional del año 2004, respaldada por la ciudadanía a través de un plebiscito; y luego reglamentada mediante la Ley de Política Nacional de Aguas. Este es un compromiso del 3er Plan de Acción Nacional de Gobierno Abierto en Uruguay 2016-2018.

Ver video del Plan Nacional de agua

Authors: Daniel Greif
Filed Under: Research
Tags: Espanol