Una nueva etapa para el Gobierno Abierto en Argentina

La República Argentina ingresó a la Alianza para el Gobierno Abierto en noviembre de 2012. Sin embargo, luego de más de 3 años de pertenencia en la OGP, dos planes de acción y tres cambios de gestión dentro de la Jefatura de Gabinete de Ministros en el medio, no se han identificado avances sustantivos en materia de apertura gubernamental en nuestro país.

Durante 3 años, como organizaciones de la sociedad civil, demandamos la realización de compromisos sustantivos en materia de apertura y participación ciudadana, los cuales nunca pudieron plasmarse en documentos co-creados, dada la falta de voluntad política de los altos funcionarios en avanzar en el tema. A pesar de la creación de la Coordinación de Gobierno Abierto en el ámbito de la Jefatura de Gabinete de Ministros a fines de 2014, en el plan de acción elaborado durante 2015 tuvo incluso menos anclaje y compromiso político que el de 2013.

En ese entonces, como organizaciones participantes del proceso expresamos nuestro rechazo al plan de acción presentado, por no respetar el principio de co-creación, y por no tomar en cuenta las propuestas y comentarios de la sociedad civil.

En diciembre asumió un nuevo gobierno, y el actual presidente ha nombrado frases como “gobierno abierto”, “transparencia” y “acceso a la información pública” en reiteradas oportunidades. Esto brinda un manto de esperanza para avanzar con la agenda de apertura muy rápidamente.

Además, en enero de este año se publicó el Decreto 117/2016, que establece la obligatoriedad de todos los organismos del Poder Ejecutivo Nacional de publicar ciertas bases de datos en el nuevo Portal de Datos Públicos (www.datos.gob.ar), a modo de mostrar apertura desde los primeros días de gobierno. Si bien perfectible, el mencionado decreto es una buena oportunidad para avanzar hacia la publicidad de los actos de gobierno y que permita un verdadero control de la gestión pública.

La semana pasada, el nuevo Ministerio de Modernización (en el cual ahora recaen las políticas de apertura y gobierno abierto), lanzó su Estrategia Nacional de Gobierno Abierto, bajo los pilares de innovación, colaboración y transparencia, e indicó que se llevarán a cabo nuevas mesas temáticas para elaborar nuevos compromisos a volcar en el plan de acción presentado en 2015 a modo de anexo (esto se pensó el año pasado dada la complicación por presentar un plan ambicioso por ser año electoral).

De este modo, la Coordinación de Gobierno Abierto organizó 8 mesas temáticas a llevarse a cabo durante las próximas 6 semanas, en las cuales funcionarios con capacidad de poder decisorio y organizaciones de la sociedad civil nos juntaremos para acordar un compromiso por mesa para presentar (para ver la metodología y fechas propuestas, consultar argentina.gob.ar/mesasogp). Cabe recalcar que una metodología similar, con mesas temáticas y facilitadores para lograr acuerdos, había sido conversada y consensuada en enero de 2014 con previas autoridades; la cual fue modificada unilateralmente en mayo del mismo año a raíz del cambio de autoridades (para mayor información, consultar el blog de las OSC argentinas).

En este sentido, el ejercicio de mesas temáticas, sumando a organizaciones que trabajen temas puntuales (como educación, salud, vivienda, derechos humanos, etc) resulta interesante para pensar en la construcción del plan de acción completo en 2017, en el cual incorporar a actores que no están en contacto diario con la Alianza para el Gobierno Abierto, o interesados en políticas de transparencia y apertura per se.

Por ende, este nuevo período abre nuevas posibilidades de colaboración, con nuevos interlocutores (de hecho, muchos de quienes hoy están en gobierno, fueron hasta hace muy poco miembro de diversas organizaciones de la sociedad civil) y con nuevos desafíos por delante. Sin embargo, hay que ser muy cuidadosos en que los compromisos a asumir no recaigan sólo en materia de datos abiertos e innovación, ejes que el gobierno considera clave para sus políticas de apertura; sino también avanzar hacia nuevas y mejores formas de participación ciudadana, rendición de cuentas y un verdadero acceso a la información pública.

Teniendo todo esto en cuenta, el presente período de construcción de compromisos y espacios de diálogo entre el nuevo gobierno y la sociedad civil se perfila de forma positiva y con grandes desafíos por delante. Quienes participamos desde el primer día en los procesos, tenemos el compromiso y la responsabilidad de involucrar a nuevos actores en las mesas de trabajo, y avanzar en la materia de forma coordinada y articulada entre todos para construir un verdadero gobierno abierto en Argentina.

Para conocer el proceso completo de Gobierno Abierto en Argentina desde 2012 hasta hoy, puede consultarse la línea de tiempo que elaboramos desde Directorio Legislativo con los principales hitos y documentoshttp://www.directoriolegislativo.org/destacados/gobierno-abierto-argentina-linea-de-tiempo-2012-2016

Authors: Agustina De Luca
Filed Under: Pledge