Skip Navigation

Reconstruir la confianza

Mukelani Dimba |

Para mí es un placer escribir mi primer blog como copresidente de la sociedad civil de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP por sus siglas en inglés). Junto con el Gobierno de Georgia, mi copresidente para el próximo año, espero apoyar a la comunidad de OGP y seguir contribuyendo a lograr más logros para la Alianza.  

En septiembre, el Comité Directivo de OGP organizó un evento paralelo a la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York. En este blog quiero explicar algunos puntos clave para la comunidad de la sociedad civil.

Fortalecer el proceso y la plataforma de OGP

En los diálogos estratégicos de OGP de 2016, la comunidad de la sociedad civil expresó inconformidad por algunos de los criterios de elegibilidad de OGP. Frente al cierre del espacio público en todo el mundo, existe la preocupación que estos criterios no capturan adecuadamente la realidad de las libertades cívicas y el espacio cívico, por lo que permiten que algunos países que no han respetado los valores de OGP participen en la Alianza. Las dos decisiones que describo más adelante se desarrollaron en respuesta a estas preocupaciones y para contribuir a fortalecer y mejorar la confiabilidad en la Alianza.  

El Resguardo de los Principios de OGP

Tras un amplio proceso de consulta, el Comité Directivo respaldó un requisito adicional para todos los países que se incorporen a la alianza: la “El Resguardo de los Principios de OGP”. En el futuro, los países que quieran ser aceptados en OGP deberán tener una calificación de 3 o más en los indicadores Variedades de Democracia (V-Dem – consulta los detalles sobre estos indicadores aquí). Este es un paso importante para abordar las preocupaciones acerca del espacio civil que plantearon nuestros socios y confiamos en que esto elevará las exigencias.  

Criterios de elegibilidad del Comité Directivo

Los países de OGP deberán ser un ejemplo y respetar los principios a los que se comprometieron como parte de la Declaración de Gobierno Abierto. Deben ser embajadores del gobierno abierto en foros internacionales y, sobre todo, en sus propios países.

Esto será de especial importancia para aquellos que estén interesados en formar parte del Comité Directivo. Para asegurar que este grupo sea congruente con lo que predica, el Comité Directivo definió una lista de criterios más estrictos.  Aunque no representan un nuevo modelo, éstos buscan asegurar que sus participantes sean un modelo con respecto a los valores y principios de OGP y operen conforme a los estándares más altos de participación ciudadana, no solamente en cuanto al proceso de OGP, sino en todo el gobierno.

Además, se aprobó por consenso una versión actualizada de la política de respuesta en la reunión del Comité Directivo de junio. Pronto publicaremos esta política.

Nuestra visión

Después de estos logros, ahora queremos mirar hacia adelante y compartir algunas de las prioridades que el Gobierno de Georgia y yo queremos impulsar como copresidentes, además de las prioridades colectivas que se establecieron en la actualización estratégica de OGP.

Como lo mencioné en mi discurso en la AGNU, la gobernanza abierta no es solamente buena por sí misma. Su verdadero significado está en lograr cambios en la naturaleza y los procesos de provisión de servicios públicos para aquellos que más necesitan del apoyo del gobierno para su supervivencia y dignidad. Así, puede recuperar la confianza perdida gracias a la corrupción, el uso indebido de recursos públicos y el cierre del espacio cívico.

Primero, esperamos fortalecer el proceso de cocreación y la participación ciudadana. Para OGP lo más importante es que los ciudadanos sean el centro del gobierno. Nuestro objetivo explícito es diseñar y ajustar nuestra participación en la alianza para asegurar que esto sea el centro.

Segundo, nos enfocaremos en la transparencia y anticorrupción. Cuando los recursos públicos son canalizados hacia cuentas privadas, los ciudadanos no reciben los caminos, escuelas y médicos que se merecen y que pagaron. La corrupción representa el 10% del costo de hacer negocios a nivel global, con más de un billón de dólares en sobornos cada año. Se dice que la luz del sol es el mejor desinfectante y a través de la transparencia, los ciudadanos estarán empoderados para frenar la corrupción.  

Tercero, queremos generar innovación en la provisión de servicios públicos. Cuando los ciudadanos tienen la oportunidad de retroalimentar a sus gobiernos, los estados estarán en mayor posibilidad de ofrecer a sus ciudadanos servicios de salud, educación e infraestructura, por nombrar algunos. Ésta es un área muy interesante con cada vez más compromisos e historias de éxito en OGP. Espero seguir compartiendo más logros con ustedes en este tema en los próximos meses.

En ese sentido, esperamos trabajar con los socios y países y ayudar a fortalecer las plataformas que están apoyando la implementación de la Agenda 2030 y otras normas globales.

Ideas para reflexionar

Las anteriores son sólo algunos de los puntos más importantes que surgieron en la AGNU de este año. El Comité Directivo apoyó la expansión del programa piloto subnacional y el mandato de un nuevo subcomité temático. Las discusiones sobre países se enfocaron en México, Tanzania, Azerbaiyán y Turquía, quienes ofrecen muchas ideas para reflexionar frente al crecimiento de la alianza. Para conocer más detalles de estas discusiones, los invito a leer las minutas de la reunión.

El evento paralelo se enfocó en la reconstrucción de la confianza e incluyó el lanzamiento de la publicación en la que varios líderes de diferentes sectores nos explican cómo lo podríamos lograr.

Para reconstruir la confianza en nuestros gobiernos, organizaciones y en nuestro trabajo en general, todos debemos ser congruentes con lo que predicamos. Los invito a trabajar con nosotros.