10 conclusiones de Tiflis

Más de 2,000 participantes de cerca de 100 países se reunieron en la bella Tiflis, Georgia en julio durante una semana muy agitada para discutir cómo podemos fortalecer el movimiento global de gobierno abierto.

¿Qué aprendimos en el proceso?

Ésta es una pregunta que el equipo del Open Gov Hub nos preguntamos siempre que organizamos eventos.

El Open Gov Hub es un sitio de reunión que se encuentra en Washington, D.C. y que agrupa a una red de más de 40 organizaciones que trabajan en temas de transparencia, rendición de cuentas y participación en todo el mundo (también aquí se encuentra OGP). Nuestra misión es ampliar el impacto de los esfuerzos colectivos de gobierno abierto, facilitando el intercambio de recursos y la colaboración al interior de la red.   

Entre otras actividades, desde hace seis años hemos organizado aproximadamente 150 reuniones cada año (3 por semana en promedio). Constantemente, tratamos de intercambiar ideas, recursos, retroalimentación, herramientas y contactos para amplificar el impacto social de las organizaciones y de la red.

Reconociendo que a pesar de los muchos esfuerzos y buenas intenciones, los eventos que organizamos en nuestro campo no siempre alcanzan el impacto potencial que podrían, a principios del verano, elaboramos la Crowdsourced Guide to Great Events (Guía Colaborativa para Eventos).

Antes de viajar a Tiflis y durante una sesión de clausura, compartimos algunos consejos de nuestra guía con los organizadores de la Cumbre de OGP. Así, identificamos algunas sesiones que sobresalieron por seguir algunos de los principios clave de la guía, por ejemplo ser realmente interactivas, bien moderadas y con una diversidad de voces.

Una recomendación clave de la guía fue siempre sintetizar y compartir ideas clave y siguientes pasos al terminar las sesiones.

Quisimos predicar con el ejemplo y reunir la inteligencia colectiva de nuestra red. Así, decidimos recopilar una lista de ideas y lecciones clave de la Cumbre de Tiflis (con la participación de muchos miembros de Open Gov Hub).

Queremos agradecer a los miembros de nuestra comunidad que contribuyeron a este resumen. Esperamos poder compartir nuestras lecciones aprendidas más seguido y así crear un movimiento basado en el conocimiento, abierto y honesto. Y esperamos que esto se traduzca en sociedades responsables y que rinden cuentas.

Sin más preámbulos, a continuación presentamos 10 conclusiones de la Cumbre de Tiflis.

  1. Hablamos mucho sobre el reto que representa el cierre del espacio cívico. Ahora debemos priorizar los compromisos que realmente aborden este problema. Varias sesiones de la Cumbre tocaron el tema del fenómeno global del cierre del espacio cívico (documentado por CIVICUS, Freedom House y otros). Sin embargo, solamente 100 de los 3,000 compromisos de los planes de acción desarrollados hasta la fecha se enfocan en proteger las libertades de expresión, asociación y reunión.
  2. Al parecer hemos logrado avances en explorar el valor instrumental (y no solo el intrínseco) del gobierno abierto, respondiendo a las críticas de los escépticos y no colaborando con actores más allá de nuestra red. Ejemplo de ello son la Guía de OGP para escépticos e iniciativas desarrolladas para evaluar el impacto de OGP, por ejemplo el nuevo programa de gobierno abierto de DFID y algunos esfuerzos de evaluación de impacto apoyados por el Fideicomiso de OGP.
  3. El movimiento de gobierno abierto está empezando a acoger la idea de inclusión, aunque aún hay mucho trabajo por hacer. Muchas conversaciones enfatizaron la necesidad de contar con una mayor participación de las mujeres, los jóvenes y otros grupos marginados (de hecho, en Twitter, la gente votó por la sesión de jóvenes como la sesión favorita) y estas ideas serán impulsándose con el liderazgo de Canadá. Pero aún hay mucho por hacer, por ejemplo asegurar que esas voces marginadas tengan un papel más significativo durante la próxima Cumbre.
  4. Muchas reformas de gobierno abierto requieren de la participación activa del sector privado, pero muy pocos actores de este sector participan en el movimiento. Desde promover integridad en el manejo de los recursos naturales y la transparencia en los beneficiarios reales hasta mitigar los impactos negativos de la información falsa, el sector privado juega un papel clave en colaborar con la sociedad civil y el gobierno, quienes deberán identificar incentivos y alianzas trisectoriales (por ejemplo, la participación de empresas de tecnología en la iniciativa Design4Democracy).
  5. Existen muchos compromisos, pero aún hay una brecha en la implementación. En muchos temas desde anticorrupción hasta la provisión de servicios públicos, actores del gobierno y de la sociedad civil están muy comprometidos con la visión del trabajo que creen que tendrá impacto. Sin embargo, surgen retos cuando no se sabe cómo lograr impactos o cuáles son los mecanismos de rendición de cuentas necesarios para lograrlos. Así, surge la importancia de contar con enfoques adaptativos que cierren los ciclos de retroalimentación y promueven el aprendizaje.
  6. El gobierno abierto se relaciona directamente con el ODS 16, pero también representa el fundamento necesario para alcanzar los otros ODS. Como comentó Helen Clark, nuestra comunidad de reformadores tiene que demostrar que no puede haber desarrollo sostenible sin paz, justicia y rendición de cuentas.
  7. Involucrar a la comunidad de la tecnología cuidadosamente. Casi todos los planes de acción de OGP tienen al menos un compromiso relacionado con la tecnología. Estos compromisos se encuentran entre los más celebrados, pero también entre los menos implementados. Es importante identificar problemas claros y después definir si es necesaria una solución tecnológica y evaluar la capacidad tecnológica antes de desarrollar planes demasiado ambiciosos y que no serán efectivos.
  8. Hemos alcanzado niveles sin precedentes de coordinación y aceptación global sobre ciertos temas, aunque en otros no se ha logrado el mismo avance. Las colaboraciones internacionales sobre contratación abierta, datos abiertos y transparencia en los beneficiarios reales han alcanzado niveles muy altos, estableciendo una norma. Por otro lado, el International Standard for Lobbying Regulation, por ejemplo, representa el primer paso hacia el establecimiento de estándares internacionales sobre cabildeo y manejo de las influencias en la política.
  9. Las transiciones políticas son un reto inevitable, pero no invencible, para mantener el proceso de OGP en la agenda. Los cambios en el gobierno son una oportunidad clave para renovar el compromiso con la apertura. Es normal que los gobiernos se quieran distanciar de sus predecesores, por lo que los impulsores del gobierno abierto deben ayudar a demostrar que las reformas de gobierno abierto les puede ayudar a cumplir con sus promesas de campaña. Es importante asegurar que los funcionarios y burócratas estén preparados para seguir impulsando el trabajo y mantener prácticas de gobierno abierto, aunque los políticos cambien.
  10. 10. El gobierno abierto tiene la capacidad de luchar en contra de las tendencias autoritarias y defender las democracias. La mayoría (55%) de los países de OGP son democracias nuevas (post 1990). Por otro lado, las tendencias autoritarias en democracias más establecidas demuestran que el trabajo por defender las democracias nunca termina. Los regímenes autoritarios han utilizado el mismo método en diferentes países del mundo: cuando la gente tiene miedo o ansiedad, se acercan a los dictadores. La participación cívica sin pluralismo puede generar un populismo polarizado. La demanda ciudadana por apertura, junto con la información abierta y responsabilidad del gobierno puede ayudar a frenar el desencanto con la democracia que lleva al apoyo por las prácticas autoritarias.

¿Cuáles son tus conclusiones de Tiflis? Sigamos la conversación en las redes sociales: @opengovpartnership, @opengovhub y #OpenGov.

Authors: Nada Zohdy
Filed Under: OGP News
Tags: Espanol