Skip Navigation

Buenas ideas para los planes de acción de OGP: ‘Sigue el dinero’

Jorge Florez |

Want to read this blog in English?

Si los ciudadanos no pueden seguir el dinero, la gobernanza no es abierta. A pesar de importantes avances abriendo presupuestos gubernamentales y promoviendo la agenda de datos abiertos, en muchos países los ciudadanos no pueden obtener una imagen completa sobre el flujo de los recursos públicos, ni utilizar esta información para monitorear y dar forma a la inversión de los mismos.

Experiencias de un número cada vez mayor de organizaciones ciudadanas (incluyendo el International Budget Partnership, la Follow the Money Network y el trabajo de Global Integrity en México) muestran que la información sobre los presupuestos facilita que los ciudadanos exijan rendición de cuentas y pidan a sus gobiernos que utilicen los recursos públicos para brindar soluciones específicas a problemas que afectan sus vidas (como la construcción de una escuela o mejoras en la distribución de materiales médicos).  Sin embargo, para los ciudadanos no es fácil utilizar la información sobre los presupuestos. Los datos usualmente están incompletos, son difíciles de entender y cubren sólo algunas partes del flujo de los recursos públicos; por esto, los datos tienen un valor limitado para ser utilizados en la producción de propuestas para atender problemas.

Para explorar estos temas desarrollamos, y piloteamos exitosamente, una evaluación participativa sobre la utilidad y el valor de la información fiscal llamada “Búsquedas del Tesoro en la Gobernanza Fiscal”. Este método toma una perspectiva ciudadana a la gobernanza fiscal abierta al retar a ciudadanos/participantes a acceder y utilizar la información fiscal en temas particulares y a reportar sobre los desafíos que enfrentan al hacerlo. Estos retos no sólo abordan la disponibilidad de información sino también la calidad de la información, la manera en la que está presentada y las capacidades necesarias para entenderla y utilizarla. La metodología permite generar ideas que orienten el involucramiento de líderes, en la sociedad civil y el gobierno, en esfuerzos para superar los desafíos identificados. Este trabajo también va más allá de los presupuestos, busca unir los puntos entre diferentes piezas que los ciudadanos necesitan para entender el rompecabezas del flujo de los recursos públicos (un rompecabezas con piezas como los ingresos, los contratos, los gastos, y los datos sobre resultados de la inversión) y dar forma a la inversión de estos recursos.

Diversas investigaciones sobre los compromisos OGP apuntan a la necesidad de mejorar la calidad de la información publicada y conectarla claramente con temas importantes para los ciudadanos. La revisión del Mecanismo de Revisión Independiente (IRM) de OGP sobre datos abiertos recomienda una mayor relación entre la oferta y la demanda de datos y un mayor énfasis en el uso de los datos, mientras que el Grupo de Trabajo en Apertura Fiscal de OGP recomienda que los gobiernos publiquen más datos, fortalezcan el control y brinden oportunidades significativas para la participación ciudadana. En 2016 51 países desarrollarán nuevos Planes de Acción de OGP, esta es una oportunidad que debe ser aprovechada por líderes en los gobiernos y la sociedad civil para presionar por compromisos para publicar y mejorar la calidad y utilidad de información fiscal desde una perspectiva ciudadana.

Muchos países han hecho progresos relevantes en compromisos para publicar información sobre sus presupuestos. Las evaluaciones participativas de la gobernanza fiscal, o “búsquedas del tesoro”, son una herramienta para construir sobre estos logros al informar esfuerzos para mejorar el acceso y la utilidad de los datos sobre el presupuesto y diseñar compromisos para publicar datos en temas particulares. Las búsquedas del tesoro abordan problemas particulares considerados importantes por las personas y sus resultados ofrecen ideas útiles para desarrollar compromisos orientados a atender problemas puntuales que bloquean el camino de los ciudadanos interesados en utilizar información presupuestal.

Las búsquedas del tesoro también pueden permitir avanzar hacia legislaturas y poder judicial abierto al hacer evidente para los ciudadanos como estas instituciones utilizan los recursos públicos para cumplir sus mandatos legales. Estas evaluaciones participativas también son útiles para promover el gobierno abierto a nivel subnacional. Nosotros, en cercana colaboración con socios locales, hemos apoyado a la sociedad civil y los gobiernos en estados y municipios mexicanos en el diseño e implementación de esfuerzos para mejorar el acceso y la utilidad de información fiscal en temas como seguridad, educación y salud.          

Algunas ideas sobre compromisos para utilizar evaluaciones participativas para avanzar hacia una gobernanza fiscal abierta son:

  • Utilizar evaluaciones participativas sobre el nivel en el que los ciudadanos pueden acceder y utilizar información sobre recursos públicos destinados a la prestación de servicios de salud, para mejorar la publicación de datos sobre la inversión en construcción y mantenimiento de hospitales (u otro programa o tema priorizado).
  • Implementar evaluaciones participativas para identificar y publicar la información que los ciudadanos necesitan para entender la forma en la que la legislatura (u otra rama de gobierno) usa los recursos públicos.
  • Promover el uso de evaluaciones ciudadanas sobre el acceso y uso de la información sobre presupuestos por los gobiernos locales para mejorar la publicación de datos sobre la inversión para proveer servicios de policía (u otro tema priorizado).

Algunos recursos útiles para informar los esfuerzos para diseñar e implementar este tipo de compromisos son:

Los compromisos OGP para mejorar el acceso y utilidad de la información presupuestal en temas particulares pueden permitir a los países cerrar la brecha entre la oferta y demanda de datos fiscales y hacer progresos significativos hacia una gobernanza fiscal más abierta.