Skip Navigation

Resultados de las Primeras Iniciativas de OGP

Shreya Basu |

Desde la creación de la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP) en 2011, 70 países han establecido casi 2500 compromisos de reformas de gobierno abierto.

Los países que se incorporaron a OGP en el 2011 y 2012 fueron los primeros en crear planes de acción. Muchos de los compromisos de estos primeros planes y los subsecuentes ya han sido completados o han logrado avances substanciales. El Mecanismo de Reporte Independiente de OGP ha producido informes en los que analiza el avance de estos primeros planes, evaluando si los compromisos son relevantes frente a los principios de gobierno abierto, si tienen impacto transformador, así como el nivel de cumplimiento al momento de la publicación de los informes.

En 2016, en el quinto año de OGP, hay un mayor interés por parte de la comunidad de gobierno abierto por saber si OGP está contribuyendo a mejorar la efectividad del gobierno y el diseño de políticas y, en última instancia, a mejorar la vida de las personas. El transformar la cultura de los gobiernos y hacerlos abiertos, participativos, receptivos y responsables es un proyecto ambicioso y debemos reconocer que los compromisos de OGP son pasos para la implementación de una agenda de reformas más amplia. Dicho esto, ya deberíamos de poder ver los resultados que han surgido de algunas de las primeras reformas y evaluar si los ciudadanos han empezado a beneficiarse de ellos.

A principios de 2016, la Unidad de Apoyo lanzó una convocatoria para realizar una investigación acerca de los resultados que han traído los compromisos de OGP y evaluar su avance, evolución y los beneficios que han traído diversos grupos de actores. Propusimos una lista inicial de reformas incluidas en los planes de acción de 2011 y 2012 que ya habían sido implementadas y que tenían potencial transformador para los investigadores, aunque también tuvieron la posibilidad de elegir compromisos de los planes de acción subsecuentes que ya mostraran avances significativos en su implementación y evaluar la implementación de los resultados esperados para determinados beneficiarios.

A través de la búsqueda de historias, encontramos siete historias muy diferentes, en varias regiones y sobre temas muy diversos.

  • En Costa Rica el gobierno está aprovechando su participación en OGP para reiniciar un proceso, detenido durante 23 años, de creación de mecanismos de consulta que permitirán a los grupos indígenas participar en el diseño de todas las políticas públicas que los afectan. Los resultados de este diálogo han logrado la mejora en los servicios públicos.
  • En Chile observamos que una campaña que duró diez años para regular el tráfico de influencias fue impulsada gracias al compromiso explícito que se incorporó en el primer plan de acción de Chile para regular el cabildeo. Este compromiso ya fue cumplido. La nueva Ley de Cabildeo arroja luz sobre la relación que existe entre los funcionarios de gobierno y grupos de cabildeo y ha iniciado a democratizar el acceso a las autoridades.  
  • En Italia, OpenCoesione demostró que las iniciativas de datos abiertos de arriba hacia abajo sobre gastos públicos pueden combinarse con iniciativas de monitoreo de abajo hacia arriba para promover la rendición de cuentas y la participación del público en el diseño de políticas públicas, por ejemplo a través de promover la participación de estudiantes.
  • El caso de Tanzania cuenta la historia del sitio web “¿Cómo puedo…? O “Nifanyeje, el cual hace pública información sobre los servicios a todos los ciudadanos, reduciendo el tiempo y los costos de transacciones. Además, ha resaltado la necesidad de llegar más allá, en un país en donde la penetración del internet aún es baja.  
  • Cuando se implemente por completo, el proyecto de Indonesia de crear un portal con una base de mapas oficiales del país como parte de una iniciativa más amplia de sincronizar diversos mapas del país podría ayudar a resolver conflictos sobre el uso del suelo y abordar la deforestación. La iniciativa ya ha logrado algunos avances técnicos y mejoras en la cooperación interinstitucional.
  • En Macedonia, la apertura de los datos sobre calidad del aire ha servido como un motor para el activismo social y ha logrado que las autoridades evalúen la posibilidad e implementen políticas de corto y mediano plazo.
  • Finalmente, el caso de Israel demuestra que la colaboración entre la sociedad civil y los líderes en el Parlamento está ayudando a hacer los datos sobre el presupuesto estatal accesibles a los ciudadanos, periodistas y a los mismos miembros del parlamento.

Cada historia demuestra avances tangibles y el valor agregado de la colaboración entre el gobierno y la sociedad civil que es tan importante para OGP. Además, los casos resaltan la importancia de la voluntad y aceptación política, recursos adecuados y una demanda de rendición de cuentas para asegurar que las reformas se arraiguen y permanezcan en el largo plazo de manera que pueda tener impacto en un mayor número de ciudadanos. En ese sentido, la última palabra de cada historia aún está por escribirse. En la mayoría de los casos, la incorporación de los compromisos en el plan de acción impulsó reformas que ya se habían planteado. Esperamos poder seguir dando seguimiento a estas reformas en los próximos años.

Agradecimientos

La Unidad de Apoyo de OGP agradece a todas las personas que participaron en la organización de estas historias.

Felicidades y muchas gracias a los autores de los siete casos de estudios que trabajaron durante varios meses en dar vida a estos casos con todos los detalles que son importantes para la evaluación de los avances en las reformas.

Gracias a Suneeta Kaimal del Natural Resource Governance Institute y miembro del Comité Directivo de la sociedad civil de OGP, a José Hernández Bonivento de GIGAP por ayudarnos a seleccionar los siete casos de estudio de este informe de entre más de 40 propuestas recibidas y por dar retroalimentación a los borradores. Finalmente, esta publicación no hubiera sido posible sin las contribuciones de los actores de gobierno, la sociedad civil y el público quienes fueron entrevistados para este proyecto. Dentro de la Unidad de Apoyo, en este proyecto participó los equipos de Vinculación con la Sociedad Civil, Aprendizaje e Impacto, Mecanismo de Reporte Independiente y Comunicaciones.

 

Filed Under: Impact