Skip Navigation

El derecho a la tierra en Liberia

Rachel Ostrow|

Tenemos casos de estudio. Tenemos seis años escribiendo blogs, investigaciones y páginas web dedicadas al gobierno abierto. Tenemos miles de funcionarios públicos y reformadores de la sociedad civil trabajando en todo el mundo para crear gobiernos más transparentes, confiables y responsables. Somos la Alianza para el Gobierno Abierto, así que tenemos mucha información, gente y estructura.

¿Pero qué significa esto?

Como miembro del equipo de comunicaciones de OGP, me es difícil saber, pues no voy a los países como el equipo de vinculación con los países ni me reúno con ministros o líderes de la sociedad civil como nuestro equipo de liderazgo. Para mí, las reformas de OGP siempre han sido abstractas. Leo sobre ellas todos los días como editora de este blog. En muchos casos, estos blogs los escriben reformadores en el campo. Es como escuchar el radio: te das una idea de lo que está pasando, pero no estás completamente inmerso.

Hay otro problema: el lenguaje de las reformas de gobierno abierto. Debido a su complejidad, hablamos de gobernanza de forma abstracta. No hay respuestas simples. Frecuentemente no hay una forma clara de describir las cosas de forma accesible. Tratamos de corregir este problema en el blog y en algunos de nuestros reportes, pero al final es difícil evitar el lenguaje complicado de la gobernanza.

Este año, como parte de un esfuerzo conjunto entre el Mecanismo de Revisión Independiente y nuestro equipo de comunicaciones para escribir historias accesibles sobre reformas de OGP, escribí sobre el compromiso de Liberia de asegurar la disponibilidad de información sobre los usos comerciales del suelo. Esta historia me marcó y en agosto, con el equipo de comunicaciones, viajamos a Liberia a grabar un video sobre ella.

Los conflictos sobre la tierra fueron una causa importante de la guerra civil de Liberia en los 90 y a principios de los años 2000. Según la ONU, hoy en día sigue siendo el mayor factor para conflictos futuros. En ausencia de derechos constitucionales o legales seguirán surgiendo conflictos entre las comunidades, entre las comunidades y empresas y entre las comunidades y el gobierno. Cada año desde 2013, el gobierno ha presentado la Ley de Derechos Agrarios ante la Asamblea Legislativa con la intención de establecer derechos para el pueblo de Liberia, los concesionarios, el gobierno y las comunidades. La ley no se ha aprobado pues no se han logrado satisfacer las demandas de todos los actores.

En Liberia, hablamos con líderes de la sociedad civil dentro y fuera de esta discusión, abogados, ministros de gobierno, representantes de concesionarias, ciudadanos de la comunidad Joghban en Grand Bassa impactados por las concesiones y todos los que pudieran tener una opinión sobre el asunto. La historia era compleja entre la guerra civil, la crisis del ébola y la elección presidencial.

El día antes de irnos de Liberia, después de haber filmado excelentes imágenes de la comunidad Jogbahn, asistimos a una reunión con el grupo de trabajo de la sociedad civil sobre reformas agrarias organizado por el capítulo de Liberia de Transparencia Internacional, CENTAL. Subimos una escalera de concreto con la cámara a un salón sin electricidad ni aire acondicionado que estaba enfrente de un hospital importante de Monrovia. Era la hora pico durante la época de lluvias y la discusión era interrumpida por la lluvia en el techo de lámina, los cláxones de los coches y el ruido de los tuk-tuks que pasaban.

Asistieron veinticinco personas de diversas organizaciones con diferentes posiciones a discutir los estatutos y reglas que deberían incluirse en la Ley de Derechos Agrarios, que nuevamente estaba discutiendo la Asamblea Legislativa. Se publicaron artículos en los periódicos. Al final, el grupo decidió que se reuniría con un representante del gobierno para expresar sus inquietudes sobre la Ley.  Un camarógrafo y yo éramos los únicos extranjeros, que estábamos tomando fotos y escribiendo citas. No había grupos de asistencia internacional ni donantes multilaterales. No había actores externos, simplemente la sociedad civil abogando por los ciudadanos.

¿Por qué les comparto esta escena? Para ilustrar nuestro aprendizaje más importante: las historias que buscamos no se pueden empaquetar fácilmente y, en el gobierno abierto, hay mucho que aprender, tanto del proceso como de la solución. El gobierno abierto es un concepto nuevo y, en muchos casos, solamente tenemos resultados muy preliminares que demuestran lo que ha funcionado (y lo que no). Nos propusimos contar una historia de éxito, pero lo que terminamos contando es la historia de un proceso. La sociedad civil que tiene un espacio para expresarse y de comunicarse con el gobierno y otros actores, logrando avances sobre la Ley sobre Derechos Agrarios. Todo esto representa pasos importantes. La sociedad civil está utilizando los datos que se han publicado gracias al compromiso de OGP sobre el que escribí en febrero para tener más información sobre las concesiones y el uso del suelo. Están utilizando esta información en sus reuniones y cuando se comunican con otros actores.

Mis colegas y yo regresamos de Liberia con los discos duros llenos de videos y con una historia sin final que puedes ver aquí. Esperamos que esta historia ayude a ilustrar qué significa OGP, tanto el proceso como los resultados, una vez que eliminas el lenguaje complicado y muestras la perspectiva de los ciudadanos.

OGP quiere reconocer y agradecer al Sustainable Development Institute, Accountability Lab Liberia, el Ministerio de Información, Asuntos Culturales y Turismo, Winston Tubman y el grupo de trabajo de la sociedad civil sobre reformas agrarias y a la comunidad Jogbahn por su cooperación y asistencia para hacer este video.  

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!