Skip Navigation

Rostros del Gobierno Abierto: Fabiano Angelico

OGP Support Unit|

English version here.

¿Por qué estás interesado en el gobierno abierto? ¿Cómo es que tu experiencia te trajo hasta aquí?

Yo vengo de una familia bastante pobre, así que he visto la pobreza muy de cerca, con mis propios ojos. Mis padres eran políticos y pude, desde muy pequeño, comprender el papel de la política en nuestras vidas y el impacto de las decisiones políticas en temas como la desigualdad. Por ello, desde mi niñez quise trabajar en algo que contribuyera a mejorar la política y, cuando empecé a investigar la transparencia en el gobierno hace una década, encontré lo que estaba buscando. Creo que el gobierno abierto es una buena oportunidad para mejorar a la política y al gobierno porque promueve un diálogo inescapable entre el gobierno y el pueblo sobre los reformadores y las buenas prácticas.

 

Transparencia Internacional tiene poco tiempo en Brasil. ¿Qué agenda tiene y cuáles son sus prioridades?

La estrategia a 2020 de Transparencia Internacional (TI) contempla sobre todo a economías grandes como la de Brasil. Así que la organización está trabajando por tener una mayor presencia en mi país. Los tres criterios principales que serán utilizados para determinar la participación de TI en cualquier actividad son: impacto, valor agregado (del involucramiento de TI) y sustentabilidad. En ese sentido, TI Brasil priorizará tres áreas temáticas: gobernanza local, ambiente y sector privado, aunque esto no significa que la organización no trabajará otros temas. Por ejemplo, debido al contexto actual, yo estoy coordinando algunos esfuerzos en la agenda de Parlamento Abierto.

 

Brasil es uno de los ocho miembros fundadores de OGP. ¿De qué forma crees que ha cumplido su promesa? ¿Qué temas necesitan mejorarse?

Brasil es un país muy grande y diverso y, desafortunadamente, algunos políticos y grupos selectos (dueños de medios y élites judiciales y universitarias) no ponen mucha atención en las plataformas innovadoras como OGP. Sin embargo, vemos algunos impactos tangibles: por ejemplo, la aprobación de la Ley de Acceso a la Información en el Congreso en octubre del 2011, tan solo un mes después de la creación de OGP. Realicé una investigación sobre la Ley de Acceso a la Información brasileña y encontré que, debido a que Brasil formaba parte de los fundadores de OGP, los reformadores tuvieron más argumentos para convencer al Senado para la aprobación del proyecto de ley que había existido desde hace muchos meses pero carecía de motivación para impulsarla. Claro que hay mucho trabajo por hacer, por ejemplo identificar mecanismos para involucrar a más ministros y lograr mayor apoyo político o la incorporación de otras ramas de gobierno en la agenda de OGP.

 

Dinos un ejemplo de un logro concreto de OGP en Brasil. ¿De qué estás orgulloso?

Como mencioné antes, la aprobación de la Ley de Acceso a la Información es un buen ejemplo. Otro logro del que estoy orgulloso es el uso de OGP en la Ciudad de Sao Paulo. Yo trabajé en el gobierno de la ciudad y propuse que OGP debería ser una inspiración para una plataforma local. En enero de 2014 (yo todavía trabajaba en el gobierno de la ciudad), a través de un decreto formal se creó Sao Paulo Aberta, explícitamente inspirada en OGP. Ahora, Sao Paulo es uno de los 15 gobiernos locales del Programa Piloto Subnacional de OGP. Muchas veces el impacto no solamente se ve en las actividades definidas en el plan de acción, sino también en una visión política más amplia, impulsando los conceptos de transparencia, innovación y participación. Es poco probable que tengamos retrocesos en estos temas.

 

Las Olimpiadas de Rio han sido atacadas por una percepción de corrupción, tanto alrededor de la asignación del país como anfitrión, como en la construcción de las instalaciones. ¿Crees que OGP ayudó a minimizar la percepción de corrupción?

Yo creo que OGP ha ayudado a incrementar la transparencia. El acceso a la información, aunado al periodismo de investigación y a las instituciones de transparencia, podría maximizar la percepción de corrupción. De hecho, según el más reciente informe de Índice de Percepción de la Corrupción, Brasil fue el país que más cayó al perder 5 puntos y caer 7 posiciones al lugar 76. Ahora es cuando debemos discutir cómo castigar la corrupción y a los corruptos de forma adecuada, pues la impunidad es muy mala para la democracia y el apoyo a la democracia puede disminuir con la impunidad. Por otro lado, es momento de aprender de nuestros errores, estudiar e identificar qué ha salido mal y resolverlo. Es aquí donde OGP puede tener un papel importante, reuniendo a los reformadores de la sociedad civil y del gobierno.

 

¿Crees que el mecanismo permanente de diálogo de Brasil ha ayudado a la lucha contra la corrupción y a incrementar la rendición de cuentas en el país?

Sí. Como mencioné, puede que OGP no ha tenido impactos directos, pero sí ha ayudado a posicionar a la transparencia y rendición de cuentas en la agenda de forma definitiva.

 

La Presidenta Dilma Rousseff está pasando por un juicio político. ¿Qué implicaciones crees que esto tenga para el futuro del gobierno abierto en Brasil?

Esto parece bastante contradictorio, pero la Presidenta Dilma Rousseff mostró algunas señales de gobierno abierto e integridad. Por ejemplo, durante su administración, Brasil se incorporó a OGP como miembro fundador y primer copresidente. También en este periodo se aprobó la Ley de Acceso a la Información, además de otros procesos positivos como la aprobación de la ley de lucha contra la corrupción, la garantía de independencia de fiscales y la nominación de varios candidatos de buena reputación para la Suprema Corte. Por otro lado, la oficina de rendición de cuentas interna, la oficina de la Contraloría General (CGU) sufrió cortes presupuestales en esta administración. Además, hemos notado una falta de transparencia en los bancos del Estado, en Petrobras y en otras empresas públicas. Las instituciones de rendición de cuentas no pudieron supervisar a Petrobras por la falta de transparencia (la Presidenta Rousseff era presidenta del consejo de Petrobras). Así, a pesar de haber algunos elementos positivos para la gobernanza abierta durante la presidencia de Rousseff, su gobierno no fue capaz de detectar la corrupción de gran escala. Por otro lado, desafortunadamente, Michael Temer el Vicepresidente elegido con Rousseff y su partido (PMDB) no representan una clara esperanza de incrementar la transparencia y de la lucha contra la corrupción. Representan una política vieja, una generación de políticos con mala reputación y que no parecen interesarse en la agenda de la innovación y la transparencia. Deben legitimarse a sí mismos de alguna manera, así que existe la posibilidad de impulsar reformas. La comunidad internacional y los reformadores de Brasil deben estar atentos al gobierno actual si quieren mantener la llama del gobierno abierto viva.  

 

Sao Paulo, una de las ciudades más grandes del mundo, es parte del Programa Piloto Subnacional de OGP. En tu experiencia en las oficinas municipales de Sao Paulo, ¿Qué crees que el gobierno abierto pueda lograr a nivel municipal?

A nivel municipal, el gobierno y la población son muy cercanos. Yo creo que la agenda de gobierno abierto tiene un enorme potencial en Sao Paulo y en otras ciudades. A nivel local es más fácil tener reuniones en persona, es más fácil estar cerca del alcalde y sus ayudantes para participar en la vida pública, así como en la asamblea legislativa, en donde se pueden presentar y defender ideas innovadoras. En Brasil, nuestra Constitución le da autonomía a los municipios, así que las buenas prácticas se pueden probar a nivel municipal. Estoy muy emocionado por el Programa Piloto Subnacional del OGP.

 

¿Qué temas esperas que el Programa Piloto subnacional aborde? ¿Hay algún reto en particular que la ciudad enfrente y que la gobernanza abierta podría resolver?

Hay muchos retos en términos de políticas: movilidad, vivienda, educación básica y servicios de salud. El reto clave en términos de implementación es la modernización del departamento y políticas de tecnología de la información. Por otra parte, Sao Paulo es una ciudad muy animada e innovadora y hay muchos buenos reformadores trabajando a nivel local, así que pienso que OGP facilitará el diálogo y que la ciudad está en posibilidad de encontrar soluciones apropiadas para los retos que enfrenta.

 

H20-6329.jpg

Fabiano Angelico tiene 10 años de experiencia en los temas de acceso a la información, datos abiertos, rendición de cuentas, gobierno abierto, tecnología cívica y lucha contra la corrupción, sobre todo en Brasil pero también a nivel internacional. Fabiano trabaja como consultor en el Programa de Brasil de Transparencia Internacional desde marzo de 2015. Fue responsable de crear y estructurar el Departamento de Integridad de la entonces nueva Oficina de la Contraloría General del Gobierno de Sao Paulo (2013 y 2014). Como investigador, escribió un libro sobre la Ley de Acceso a la Información de Brasil. Trabajó, entre otros, con el Banco Mundial, PNUD, UNESCO, Global Integrity, World Wide Web Foundation, el gobierno federal de Brasil y la Asociación Brasileña de Organizaciones no Gubernamentales (ABONG). Es ciudadano brasileño y tiene una Maestría en Administración Pública, estudios de posgrado en transparencia y la lucha contra la corrupción desde la perspectiva de los derechos humanos y una licenciatura en Comunicación Social.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!