Skip Navigation

Cómo Paraguay abrió 27 oficinas de acceso a la información pública, en tan solo 10 días

Federico Sosa Otero |

 

 

 

Presentación

 

 

 

Desde el 2014, el Paraguay dio un gran paso sobre acceso ciudadano a la información pública con la promulgación de la Ley 5282/14 “De libre acceso ciudadano a la información pública y transparencia gubernamental”. Entró en vigencia en el 2015 y el decreto reglamentario 4064/15 se aprobó el mismo año.

 

 

A partir de ese momento, el marco legal se convirtió en una importante herramienta para el ciudadano, la sociedad civil y la prensa paraguayos. La Ley 5282 contempla que todas las instituciones públicas y municipios  deben contar con una oficina de Acceso a la Información Pública (AIP) y estar adheridos al portal unificado de acceso a la información pública, creado en el marco de esta normativa.

 

 

En su Tercer Plan de Acción de Gobierno Abierto (2016-2018), Paraguay tiene como metas la habilitación de oficinas de AIP y el fortalecimiento consejos de desarrollo en al menos 175 municipios. Estos desafíos, y otros relacionados con gobiernos locales, fueron asumido por varias instituciones gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil que conforman la Mesa Conjunta de Gobierno Abierto, como la Secretaría Técnica de Planificación para el Desarrollo Económico y Social (STP), el Ministerio de Justicia (MJ), la Secretaría Nacional de Tecnologías de la Información y Comunicación y la Secretaría Nacional Anticorrupción (SENAC).

 

 

Paraguay cuenta con 254 municipios, de los cuales, a la fecha, 93 ya cuentan con una oficina de AIP. De este total de oficinas, 27 fueron habilitadas en solo 10 días. La maratónica habilitación de oficinas de AIP se logró gracias a la desafiante decisión tomada por la STP y MJ, de visitar una por una las municipalidades que aún no cumplían con la ley. Hasta entonces, solo 66 municipios habían hecho el deber.  

 

 

Caminos de tierra en mal estado, tormentas eléctricas, puentes de madera, rutas asfaltadas por partes, intendentes y autoridades municipales reacios o con desconocimiento de la ley 5282, diferencias o rivalidades políticas, desconocimiento de las sanciones por su incumplimiento son algunas de las situaciones con las que se encontró el equipo inter-institucional que comenzó a visitar las municipalidades.

 

 

A la par de la apertura de las oficinas de AIP, se coordinaron capacitaciones tanto a los funcionarios de las municipalidades y/o a la ciudadanía, en temas de acceso a la información pública. Para esto, se creó una fuerza de tarea especial, conformado por recursos y técnicos de la STP, el Ministerio de Justicia y otras instituciones, con el apoyo puntual de un proyecto de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en Paraguay.

 

 

 

 

 

Estrategias

 

 

 

 

En un país donde, irónicamente, lo público fue secreto mucho tiempo, ¿cómo lograr que se habiliten oficinas de AIP?

 

Inmediatamente y como primera medida, se elaboró una estrategia de abordaje, basada en los datos abiertos de los municipios adheridos y no adheridos al portal de AIP del Ministerio de Justicia. Esta estrategia consistió en crear una lista objetiva y realista de los municipios a visitar y crear una metodología innovadora de trabajo.

 

 

Visitar municipios significa reunirse con los intendentes y miembros de los Consejos de Desarrollo Municipal para convencerlos de cumplir con la Ley 5282 y que se adhieran al portal de AIP. Convencerlos, significa que emitan resoluciones para que jurídicamente sus oficinas de AIP, estén habilitadas. Esto, por supuesto, es el primer paso de varios para el efectivo cumplimiento de la ley, pero sin embargo es un paso crucial que muchos municipios no lo habían hecho aún.

 

 

 

Resultados obtenidos

 

 

10 días y 27 oficinas de AIP. La historia se desarrolla en dos departamentos del Paraguay: Canindeyú y Guairá.

 

Fuente: www.gifex.com

 

Canindeyú, distante a 250 km de la Asunción (capital de Paraguay) y limítrofe con Brasil. Cuenta con 14 municipios, de los cuales solo uno cumplía con la Ley 5282, al inicio de esta travesía. Se concretan las reuniones con los intendentes y se les informa sobre la normativa legal vigente. Alegan desconocimiento. Entonces, se procede a informar su importancia e implicancia para sus propias gestiones y el impacto de la ciudadanía. Acto seguido, emiten resolución municipal para la creación de las oficinas de AIP. Algunos lo hacen en el acto y otros envían las resoluciones horas después.

 

 

La inseguridad, la falta de recursos financieros y humanos también fueron puestos de excusas para evadir el cumplimiento de la ley. Pese a esto, Canindeyú hoy cuenta con 10 oficinas más de AIP. Se visitaron 13 municipios.

 

 

 

 

 

Fuente: Portal Educativo Paraguay.

 

Guairá, con 18 municipios, es un departamento, como muchos, que tiene marcadas rivalidades políticas que habían derivado a un impasse político actual. Por ese contexto, visitar este departamento fue mucho más desafiante aún pero así también con más incertidumbre. Sin embargo, el objetivo estaba claro: habilitar oficinas de AIP en cada uno de sus municipios.

 

 

El equipo visitador pudo conversar con la mayoría de los intendentes, tras algunas derivaciones hasta sus domicilios particulares. Ante la insistencia, los intendentes accedieron a dialogar fuera de la oficina y del horario laboral. Este fue la innovación metodológica: dejar de lado ciertas formalidades, no darse por vencidos y aprovechar el hecho que, en varios municipios, era conocimiento público donde reside el intendente.

 

 

Como en Canindeyú, los intendentes guaireños fueron informados sobre la Ley 5282 y su alcance. Aludiendo a rivalidades políticas, algunos se opusieron a la creación de las oficinas. Las excusas fueron falta de infraestructura y desconocimiento de la tecnología. Incluso, acudieron a la “autonomía de los gobiernos municipales”.

 

 

Algunos asesores municipales fueron de gran ayuda a la hora de convencer a las autoridades. Éstos vieron a las oficinas de AIP como un mecanismo de rendición de cuentas, de transparencia ciudadana y de datos abiertos.

 

 

Es así que en Guairá se visitaron 17  municipios y los 17 habilitaron sus oficinas de Acceso a la Información Pública.

 

 

Conclusión

 

Los viajes a ambos de departamentos se realizaron en 10 días. Se recorrió un total de 1750 km. Las 27 oficinas de AIP habilitadas en este periodo son fruto de la filosofía del equipo: No aceptar un no como respuesta. Este valor de tenacidad permite contar con un equipo interinstitucional coordinado y estructurado. A su vez, esto es lo que permite que las políticas públicas tengan un mayor impacto y alcance en las comunidades paraguayas.

 

La Dirección General de Gobierno Abierto de la STP  encabeza la coordinación y el monitoreo para el cumplimiento de los compromisos, metas y el seguimiento correspondiente del Plan de Gobierno Abierto 2016-2018. Gobierno Abierto Paraguay busca avanzar en reformas duraderas con gran alcance e impacto que le permita transitar por la senda hacia un Estado más abierto, transparente, resiliente para las siguientes generaciones.

 

 

El día que lean este artículo, tengan la seguridad que Elida, Liliana, Verónica, Milciades, Francisco, Rosa, Pedro, Eliana, Álvaro, Raquel y varios técnicos seguirán recorriendo el Paraguay en la construcción de un Estado Abierto y Transparente para todos.